sábado, 20 de octubre de 2012

Alberto Pedraza: El lenguaje de la seducción

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



Noches de Salón Lunario. Alberto Pedraza presenta La Guaracha Sabrosona / 20 de octubre, 2012 / 
Función única / 3:15 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.



David Cortés
La Arge Roy Orquesta tiene un fuerte cometido; no sólo le toca despabilar a los asistentes en este sábado por la noche, también tiene el handicap en contra de ser el telonero de La Guaracha de Alberto Pedraza. Pero acomete la empresa con solvencia y calienta poco a poco el lugar hasta ponerlo casi en ebullición. Sin embargo, sabedores de la necesidad de dejar lo mejor para el estelar, los músicos de Arge Roy se contienen justo a tiempo para dar entrada al acto principal de la velada.
Alberto Pedraza no es ningún improvisado, pero si alguien olvida sus cartas credenciales, éste se las recuerda cuando hace alusión a los éxitos que ha logrado a lo largo de una trayectoria de casi cuatro décadas en la cumbia colombiana.
El acordeón obra el embrujo y cada una de sus teclas parece difuminarse ante el empuje del fuelle y su rítmico machacar, un sonsonete que marca un vaivén y que impele a los cuerpos a moverse, pegarse, frotarse y entrelazarse. A los pasos de baile que se tejen en la pista, siguen los movimientos de un lenguaje silencioso, casi sibilino, pero rico en significados. Se trata del lenguaje de la seducción, de un erotismo ora explícito y desinhibido, ora escondido y velado.
Y es que en medio del sofoco del baile, Pedraza promete “un bolero para las lindas damitas”, pero la promesa siempre se posterga y en vez de ello lo que desgrana su agrupación es la cumbia colombiana en sus diferentes formas. En ocasiones, aparecen pequeños matices, ligeros cambios entre composición y composición; pero la noche se va desenrollando como si se tratara de un continuo al cual no se le ve el final.
Y en realidad esta no es una preocupación que compartan ni la agrupación ni el público, porque los primeros tallan sus instrumentos y dirigen, con su sincronizada coreografía, a los segundos, quienes se deslizan sobre la tarima y despliegan lo mejor de su repertorio dancístico, un catálogo de movimientos porque aquí, entre el público, lo que menos existe es la uniformidad y sí un abanico de estilos, desde uno muy ortodoxo y apegado a las reglas del “buen bailar”, hasta uno menos académico, más “salvaje”, pero por instantes más expresivo.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Sin embargo, como lo hace notar Alberto Pedraza, lo importante es bailar porque para ello se ha venido aquí. No importa si al final la suela de los zapatos se ha tornado resbalosa o los tacones han perdido las tapas, pues queda la huella de esa última gota de sudor que cae al piso y señala a una concurrencia exhausta, pero satisfecha.

Programa
Ritmo de mi Cuba / Cumbia singular / Cumbia popular / Linda guarachera / Cumbia de la cara sucia / Señora bonita / Rumbo al paraíso / Bailando y gozando / Cumbia de la ingrata / Cumbia salvaje / Cumbia del cuervo / Baila con mi acordeón / Amor sincero / Ritmo del tambor / La hierba se movía.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.