viernes, 7 de septiembre de 2012

The Blind Boys of Alabama: Simiente de vida

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


The Blind Boys of Alabama: Take the High Road / 7 de septiembre, 2012 / 
Función única / 1:20 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.



David Cortés
Dicen quienes han trazado las huellas de la diáspora africana, que aquellas tribus de reyes se volvieron esclavos y encontraron en el sur de Estados Unidos el sufrimiento necesario para engendrar y acunar el blues. Y esa historia, bien la podrían contar esta noche The Blind Boys of Alabama; sin embargo, los años que cargan a cuestas —el grupo se formó en 1939— les han enseñado la necesidad de cantar a la vida para entenderla mejor.
Su sonido es básico, pero esencial. Es una simiente forjada en la tradición de las work songs y el góspel, pero que en el camino se nutrió del blues, de su transformación en rhythm & blues, del soul, boogie, country e incluso algo del funk.
Por eso, cada nota cincelada golpetea la columna vertebral, las caderas, e impele a los asistentes a un movimiento que empieza como un tributo a una agrupación longeva, pero cuyas voces conservan mucho de su poder. Digamos que habrá chicos, nietos de estos cantantes, que se intimidarían al ver cómo estos tres son capaces de alcanzar los registros altos.
Además, cada interpretación despide una sensual calidez, una carga erótica que desparrama descargas eléctricas a los presentes, quienes no pueden escapar a los ríos de negritud que inundan el lugar y hacen de los pasillos un chapopote viscoso, una mezcla única que compendia historias de vida. Voces cavernosas, gruesas, que en cada nota parecen invocar los espíritus de los dioses africanos y hurgar en las profundidades de ese río que es el blues y afluente de la música popular más importante del siglo XX.
La hecatombe arriba cuando el líder de la agrupación baja del escenario y comienza a recorrer los pasillos, mientras los músicos se enzarzan en una trepidante jam que se acelera paulatinamente y en la cual los coros (“are you feeling good?”) se convierten en un mantra que hipnotiza y abre una ventana a otras percepciones, más sutiles, finas y sensibles.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

¿Encore? Lo hay, pero el mejor colofón son las palabras que Jimmy Carter, líder de la agrupación, dijera al abrir la velada: “Blind Boys trajeron la música country a México. Espero que entiendan inglés, porque nosotros no sabemos ni una sola palabra de español, pero cuando los Blind Boys of Alabama abandonen la ciudad de México, la ciudad de México ya no será la misma”.


Programa
People Get Ready / Spirits in the Sky / Way Down in the Hole / Take the High Road / I Know a Place / I’ve Got a Home / There Will Be a Light / Free at Last / Amazing Grace / Drive / Crying Time Again / Higher Ground.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.