miércoles, 19 de septiembre de 2012

Roxette: Una ansiada cita

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional

19 de septiembre, 2012 / Función única / 1:45 hrs. de duración / 
Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

David Cortés
El problema de las etiquetas no sólo es el constreñimiento que producen, sino la dificultad para escapar de ellas. Marie Fredriksson y Per Gessle han trabajado como Roxette desde hace veintiséis años y siempre, invariablemente, se les ha definido como una banda de pop. Incluso algunos la han equiparado con sus compatriotas de ABBA.

Hoy, cuando la noche comienza a despegar, el dueto y su banda, un combo de guitarra, bajo, batería, teclados y coros, deslizan la música hacia otros confines, a nuevos territorios. De pronto, aquello que inicia como una composición de rock de fórmula y bajo estándares muy convencionales, vira a una sesión de blues rock en donde la improvisación tiene cabida y uno no hace más que preguntarse: ¿es esta la misma banda de hace unos instantes?
Sí, Gessle y compañía dejan claro en una furiosa acometida de más de cinco minutos que su capacidad como músicos no debe ponerse en duda. En esa composición, alargada hasta el delirio y salpicada con una guitarra muy ácida, casi metalera, y con unos teclados mitad jazz, mitad funk, se advierte un conocimiento de otros géneros, de la posibilidad de hacer crecer la música de manera diferente.
Sin embargo, los fanáticos, un público que no cesa de cantar cada uno de los temas y agradecen ese atrevimiento y gran demostración de musicalidad, ansían el regreso a la normalidad, a las canciones cargadas de pop y sí, en donde puede aparecer una guitarra fuerte y desbocada o un teclado sincopado, pero que sólo están allí para dar un poco de color, porque si algo ha caracterizado a Roxette a lo largo de su trayectoria es la pulcritud de sus composiciones.
A Jotdog le toca hacer de telonero y el grupo consigue hacerlo con decoro; pero la cita con Roxette es muy ansiada porque hace un año el dueto se vio en la necesidad de cancelar una fecha en esta ciudad y finalmente hoy el encuentro entre ellos y sus feligreses se concreta.
Tal vez por esa prolongada espera, el recibimiento para los suecos es caluroso; probablemente también sea por eso que Marie y Per se entregan sin reticencias. Y esto no se traduce en una sobreactuación (de hecho, Marie es muy parca en su movilidad), ni en el discurso (Gessle hace de interlocutor, pero salvo los usuales agradecimientos, no hay mucho para resaltar en sus palabras). El truco radica en el abordaje a cada uno de los temas que componen su set list. Claro, hay nuevos arreglos, versiones acústicas, largas introducciones, espacios para la improvisación; pero el basamento de la noche está en la entrega que hoy, fin de un prolongado tour, llevan a cabo cada uno de los integrantes.
Los solos de guitarra son escasos, pero cuando se dan arriban llenos de vigor. Y en cada ocasión, el guitarrista parece estar fuera de contexto, es como si tocara en una banda de heavy metal. Y así por el estilo se desempeña el resto de los integrantes del colectivo, sólo el baterista es mesurado en su ataque, porque los demás, encabezados por el mismo Gessle, no escatiman ni un ápice de estamina. Roxette en directo es mucho más que una convencional banda de pop; en vivo son como un polvorín, listo a explotar a la menor provocación.

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional
No faltan los momentos emotivos, especialmente cuando Marie o Per comienzan una canción, pero es el público quien la completa. También, casi al final, cuando llega el momento de las presentaciones, la guitarra líder hace un solo y toca “Cielito lindo” mientras los fanáticos tararean. El detalle, además de complaciente, raya en lo espectacular dada la velocidad que el músico imprime a su instrumento.
También el cierre es muy sentido, pues Marie y Per, además de contentos, muestran ese rostro que sucede a una larga gira: caras satisfechas, pero ansiosas de regresar a casa. Hoy han sido cobijados con un cariño especial, pero la casa llama y una vez concluido el show y con el deber cumplido, las maletas esperan.


Trabajo, suerte y mal fario
Las historias se cruzan en el momento más inesperado y los relatos biográficos de Marie Fredriksson y Per Gessle se unieron en 1986 para dar vida a Roxette. Antes, ella era considerada la mejor cantante y él, el mejor compositor de su natal Suecia; sin embargo, su éxito es resultado de una combinación de trabajo y fortuna. En 1988, el dueto lanzó Look Sharp!, su segunda producción, misma que alcanzó cifras importantes de ventas en su país de origen, pero con nula repercusión mundial.
Un estudiante de Estados Unidos que estaba en Suecia en un intercambio, recibió como obsequio este álbum y de regreso a su país lo prestó a una radiodifusora que comenzó a programar como sencillo la canción “The Look”. El éxito fue inmediato y unos meses después el tema ya era número uno en ese país.
A partir de allí se da un ascenso vertiginoso: setentaicinco millones de copias vendidas a nivel mundial, primera banda de habla no inglesa en grabar un unplugged para MTV, distinciones y premios. Pero en 2003, mientras hacían un concierto, la cantante Marie se desmayó y se le descubrió un tumor en la cabeza, el cual se le retiró sin contratiempos, pero la obligó a abandonar la música. Per siguió como solista y Marie, una vez recuperada, hizo lo mismo; durante ese periodo realizaron algunas presentaciones especiales como dueto y fue en 2009 cuando anunciaron su regreso oficial a los escenarios, luego de un receso de siete años. En cuanto a grabaciones, en 2011 editaron Charm School y al año siguiente Travelling, lo que sirvió para refrendar que no obstante su ausencia, Roxette no ha perdido nada de su encanto inicial. Esa es la razón que llevó a Gessle a declarar: “Pienso que la gran diferencia entre Roxette y ABBA es que nosotros estamos mucho más orientados a la música rock que ellos” (Fred Bronson, The Billboard Book of Number One Hits). (D.C.)

Programa
Charm School / Dressed for success / Sleeping in my car / The Big L / Spending my time / Stars / She’s got nothing on (but the radio) / Perfect day / Thing will never be the same / It must have been love / 7twenty7 / Fading like a flower / Crash! Boom! Bang! / How do you do! / Dangerous / Joyride / Listen to your heart / The look / Church of your heart.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.