jueves, 6 de septiembre de 2012

Mayday Parade: Festín de hardcore


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



Eyescream presenta: Mayday Parade / 6 de septiembre, 2012 / 
Función única / 2:05 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta


David Cortés
El set de Mayday Parade está cercano a su final cuando uno de los secres del quinteto coloca una bandera de México sobre un amplificador. El gesto, por supuesto, es un tanto complaciente, pero habla del fuerte encuentro que esta noche se registra entre el grupo y sus fanáticos. Los primeros no ocultan su sorpresa y Derek Sanders, el vocalista, lo hace patente con frecuencia; los segundos gritan más fuerte en cada canción. El resultado, una banda absolutamente entregada y que no escatima adrenalina.
Oriundos de Tallahassee, Florida, los integrantes de Mayday Parade han grabado una tercia de álbumes y un EP, materiales en los cuales han plasmado un sonido que aspira a ser áspero, pero que está imbuido por los vestigios del emo. Cierto, aunque ellos no se definen como tal, lo suyo es el hardcore, música de ritmo rápido, casi cercana al punk, muy directa, estrictamente visceral y en donde los matices se han extraviado. Pero los asistentes saben esto y más, como lo demuestran cuando corean prácticamente todos los temas.
Y aunque los cinco dan lo mejor de sí sobre el escenario, su actuación todavía acusa esa urgencia de quienes apuestan por lo inmediato y lo explotan sin mesura, al grado de que la velada se escurre con una inusitada rapidez. A la menor provocación, Sanders interactúa con la gente —“we love your energy, thanks”, “we really love you”, “we really appreciate you guys”—, pero así como en ocasiones su discurso acusa ausencia de variedad, la propuesta de Mayday Parade ofrece pocos recovecos o secretos. Se trata de canciones cortas, con pocas variaciones entre ellas.
Incluso aquellas composiciones de inicio lento, más temprano que tarde, derivan en himnos incendiarios. No obstante, el quinteto ataca cada tema como si fuera la última oportunidad de su vida en hacerlo y este apresuramiento se torna contagioso, al grado de que mitiga fuertemente la espontaneidad tan calculada que por momentos denotan en cada uno de sus movimientos, y que no es otra cosa más que el producto de su juventud, una debilidad que el tiempo paulatinamente les llevará a subsanar.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Pero, ¿a quién le importan esos detalles nacidos de la mente de un aguafiestas?, parecen decir los asistentes. Y sí, esta noche se trató de un festín que inició con Déjame Soñar, la banda abridora, pero que Mayday Parade se encargó de llevar al éxtasis.


Programa
Mayday Parade: Oh Well, Oh Well / Jersey / Kids in Love / No Heroes Allowed / Three Cheers for Five Years / Priceless / You Be the Anchor That Keeps my Feet on the Ground / Anywhere But Here / When I Get Home, You’re So Dead / When You See My Friends / Black Cat / Jamie All Over / I’d Hate to Be You
Déjame Soñar: A Soul / Nuestro último baile / 10 mil canciones / Te vas otra vez / Antes de partir / No llores más.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.