sábado, 7 de julio de 2012

Il Divo: Los caballeros de la ópera pop

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


Il Divo & Orchestra / 7 y 8 de julio, 2012 / Dos funciones / 
2 horas de duración / Promotor: Ocesa Promotora, S.A. de C.V.


Ethel Álvarez
Para todos aquellos que odian los refranes y viejos adagios por la forma tan contundente en que suelen resumir la realidad, esta noche no es la excepción: “lo clásico nunca pasa de moda”.
Bueno… aunque a lo clásico se le tenga que echar una ayudadita: un concepto músico-vocal muy bien logrado, por aquí; cuatro personajes cuidados hasta el último detalle, por allá; una brillante orquesta, por acullá; y, eso que ni qué, espectaculares voces con impecable presencia, así como un encanto único para sus miles de seguidoras.
Carlos Marín, David Muller, Sebastien Izambard y Urs Buhler, Il Divo, son, como ellos mismos se encargan de enfatizarlo, un grupo músico vocal al que no se le puede asignar una caracterización simplona o económica, ya que no son ópera, pero tampoco pop… juntos, son algo más.
Ya sea vistiendo espléndidos smokings, en la primera parte del concierto, o ataviados con trajes elegantes, en la parte complementaria, estos caballeros del bel canto y el pop, consiguen que este verano que recién comienza adquiera un significado diferente…más cálido y propio para fomentar el aprecio por la expresión artística. 
Es evidente que los asistentes, mujeres en su mayoría, hoy cuentan con toda la disposición de pasarla bien y, para conseguirlo, nadie mejor que Il Divo, ya que pocos como este cuarteto tiene a la mano la facultad de encender el imaginario colectivo de miles de mujeres, que encuentran en el escenario aquello que su concepto de gallardía y caballerosidad puede necesitar.
¿Barreras de lenguaje esta noche?... ¡para nada!, la empatía que logran alcanzar con el público, no requiere en forma alguna del conocimiento del inglés, italiano, latín, toscano o alguna otra lengua: todas las seguidoras de ll Divo se han graduado, con honores, de intérpretes traductoras.
Es que hay que estar presente en un concierto de este grupo multinacional, para poder atestiguar cómo suenan “Don´t cry for me Argentina”, “Regresa a mí”, “Everytime I Look At You”, o “A mi manera”, interpretadas por un suizo, un español, un norteamericano y un francés, rematadas con sendos coros de miles de fans.
A ratos es Sebastien, a veces es David, y de manera reiterada Urs y Carlos, pero siempre hay alguien sobre el escenario que recibe un piropo, original y estético éste, o más bien algo semejante a un milenario lamento del altiplano: “Uuurs, ten un hijo conmigo”.
Cada uno le asigna un toque personal y grato a su atuendo y modo de ejecutar las melodías, destacando esa flor que de manera permanente Sebastien trae en la solapa; ese diálogo coqueto que Carlos sostiene con sus fans; la introvertida manera que tiene Urs de cautivar a las más jóvenes, así como la simpatía de David, quien con un bien logrado toque de humor, hace de la noche algo muy afable. 
La escenografía no es sofisticada, siendo más bien sobria, destaca en ella la proyección de imágenes que recrean ambientes acogedores e íntimos que invitan a los presentes a disfrutar momentos de romance.
Tampoco hay coreografías, situación que se agradece, ya que permite apreciar de mejor manera la riqueza de su registro vocal. Lo que sí hay, es una orquesta que, sin llegar en su número a lo que requiere la ópera, alcanza con creces el reto de ambientar la selección de piezas escogidas, a través de la brillante ejecución de metales, cuerdas, percusiones y, especialmente, de un arpa.

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Ellos son Il Divo, que como hace mucho no se veía, consiguen enloquecer a las miles de seguidoras que los han acompañado en una noche de noviazgo, de coqueteo y de permanente reciprocidad en lo que respecta a responder acerca de quiénes son los más guapos, audaces y entonados, y quiénes son las más bellas, las más cándidas y las de, por supuesto, mejor oído musical. Ellos son Il Divo, ellas son sus fans.


Un éxito fuera de serie
Desde 2004, cuando inició su carrera artística, Il Divo no ha parado un instante debido a la gran aceptación a nivel internacional de la que gozan a la fecha. Aun cuando a México regresan tras una pausa de tres años, han sabido estar presentes de una u otra forma entre sus seguidoras. En 2009, por ejemplo, al ser elegidos para cantar el tema “Sortilegio de amor” para la telenovela de Televisa, Sortilegio, escrito por la cantautora brasileña Denisse de Kalafe, sonaron todas las noches de junio a octubre dejando un perenne eco mientras emprendían una extensa gira mundial de conciertos para promover su disco The Promise (2008).
Dicho álbum, producido por Steve Mac, alcanzó el número uno de ventas en el Reino Unido y, desde luego, contribuyó a redondear la cifra de 26 millones de discos vendidos desde el surgimiento de la agrupación.
Los últimos 18 meses, Carlos Marín, David Muller, Sebastien Izambard y Urs Buhler se habían encontrado en el estudio de grabación trabajando en el álbum Wicked game, que será lanzado a nivel mundial el próximo 29 de noviembre.
En 2011, comenzaron la gira mundial llamada Il Divo & Orchestra que han presentado ya en México y que los llevará a más países de América Latina y Europa hasta finales de 2012. (E.A.)


Programa
Come what may / Dov'é l'amore l’amore / Adagio / Nella fantasia / Si tú me amas / No llores por mí Argentina / Everytime I look at you / Passerá / Unchained melody / My way / Senza parole / Melanconia / La vida sin amor / Mama / Hallelujah / Crying / Ven a mi / Regresa a mí / Pour que tu m’aimes encore / Somewhere / Time to say goodbye.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.