jueves, 7 de junio de 2012

Juan Perro: Hernán Cortés con sombrero

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional


Casa en el aire. Dúo acústico / 7 de junio, 2012 / Función única / 
2:05 horas de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.


David Cortés
En 1991, Santiago Auserón declaró cancelada la vida de Radio Futura. Sin conflictos, sin aspavientos, sin luchas intestinas, el mejor grupo de rock español de los ochenta anunciaba su retiro. Ese día, aunque sin comunicado oficial de por medio, nació Juan Perro, nombre que ya se había insinuado en 1987 con la aparición del álbum La canción de Juan Perro.
Como Hernán Cortés, Auserón decidió quemar las naves y se embarcó a la isla de Cuba. Allí llevó a cabo una ardua exploración sonora y surgió un primer volumen de canciones populares titulado Semilla del son (1991), que preludió el redescubrimiento de la música cubana, años antes de que Ry Cooder la relanzara al mundo con Buena Vista Social Club.
“Allí comencé a usar el sombrero, no sólo porque Juan Perro debía tener su propia personalidad, sino también porque tenía que llevarlo al lado de todos esos hombres que me enseñaron a usarlo en esos largos ensayos. Tuve el tiempo suficiente para aprenderlo y asimilarlo todo, las melodías, los ritmos, ese canto tan propio de la música cubana”.
Hoy, el compositor español presenta en la modalidad de dueto acústico ―Joan Vinyals, El Demonio del Barrio de Gracia, lo acompaña― las canciones de Río negro, su más reciente álbum. Poco a poco, construye un espacio de comunicación muy íntimo. Canción a canción, cuenta la génesis de su nacimiento; de cómo Joe Strummer, el fallecido líder de The Clash, pretendía pasar desapercibido enfundado en un traje rojo y con una mochila al hombro con un enorme logo de la banda, o la forma en que lo inspiraron su abuela o un mirlo para componer dos su canciones. Cuenta sus andanzas con los soneros cubanos, especialmente con Compay Segundo, y en cada intro se revela como un conversador nato.
Cita a Valle Inclán, parafrasea desde “Don’t Let Me Be Misunderstood”, de Benjamin, Marcus y Caldwell, a “Riders on the Storm”, popularizada por The Doors. A veces, el proceso comunicativo se atora porque pide al público que lo acompañe en un determinado tema, pero es difícil porque su discografía solista ha atravesado con dificultad el Atlántico, y esa carencia se advierte esta noche. La guitarra de Vinyals va del rockabilly al blues y al jazz; en ocasiones, sus solos recuerdan la guitarra de George Benson, en otros momentos, los menos, aflora el flamenco. El dueto estrena un par de nuevas canciones, una de ellas salpicada de motivos africanos.

Foto: Fernando Moguel / Colección Auditorio Nacional

El encore es un tributo a la nostalgia y se ve encabezado con canciones de la época de Radio Futura, un cierre emotivo para rematar una noche de música y verbo esgrimido por un cantautor con vena de poeta y que bien pudo haber formado parte del Siglo de Oro español.

Programa
José Rasca / El carro / Poco talento / Río negro / Girasoles robados / El ala rota / Obstinado en mi error / Pies en el barro / El mirlo del pruno / Ámbar / No más lágrimas / Malasaña / Nave estelar / Luz de mis huesos / Charla del pescado / Reina zulú / A un perro flaco / A cara o cruz / La negra flor / Flamingo / Contigo en la distancia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.