domingo, 20 de mayo de 2012

Marco Antonio Muñiz: Eterno portavoz del romanticismo

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional


20 de mayo, 2012 / Función única / 2 horas de duración / 
Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V. 



Ethel Álvarez

¿Será que esta noche Marco Antonio Muñiz se ha despedido de su público en el Distrito Federal? ¿Será que ha llegado a su punto final una de las carreras más respetadas en la historia de la música popular mexicana?… Sólo el tiempo podrá dar una respuesta.

No obstante, lo cierto es que hoy, por lo menos en el papel, el Auditorio Nacional ha atestiguado la despedida de ese espléndido cantante que inició su carrera en Los Tres Ases, uno de los tríos más afamados en la década de los cincuenta y que -en su momento- gracias a la versatilidad de su producción musical, fungió a nombre de todo México, como un destacado anfitrión musical de los principales líderes políticos de Hispanoamérica.
Al verlo esta noche, impecable como siempre, vestido de smoking y en la mano un anillo singular, como singular ha sido su carrera, es imposible pasar por alto lo que Marco, el llamado Lujo de México, representa para la historia romántica de buena parte de la población mexicana.
A lo largo del concierto y al ver como fondo del escenario una especie de retablo con imágenes del Marco Antonio más espectacular, potente y talentoso, el espectador emprende junto con todo el auditorio, junto con la orquesta y junto con mismo el artista, una especie de recorrido que da cuenta de una carrera bien cuidada, amplia y que incursionó en la mayor parte del folklore latinoamericano.
Transcurre el recital y las reflexiones afloran a cada momento: ¿Quién mejor que Marco para manejar con maestría el uso de esos graves que otorgan un sello inigualable a cada melodía? ¿Quién mejor que él para cantar con decoro lo mismo a Pedro Flores que a José Alfredo Jiménez, Juan Gabriel o Rafael Hernández, el llamado Jibarito?
Al ofrecer una emotiva selección de su historia musical, Marco Antonio Muñiz deja evidencia de cómo es posible permanecer en el gusto de los hispanoparlantes a lo largo de 64 años de carrera: en cada década un éxito, una canción para recordar o una melodía que pedir cuando la cosa se pone buena en alguna serenata, algún bar, o en alguno de los cada vez más populares karaokes…siempre hay una que hizo famosa Marco.
Hoy, al escuchar temas como “El Despertar”, “La Bikina”, las de Alvaro Carrillo o “Amor Pirata”, uno refrenda la certeza de que el talento innato, difícilmente puede ser suplido por la dedicación. Los años han pasado y la cuadratura, dicción y afinación siguen siendo algo de lo mejor que ha dado México.
Cierto, ya no es aquel que en Los Tres Ases, junto con Juanito Neri y Héctor González, enseñaron a los trovadores mexicanos lo que era el manejo de la armonía a la alta escuela. Tampoco es más el que un día de 1959 debutase como solista interpretando “Adelante” y “Luz y Sombra”. Sin embargo, sigue siendo “Marco” y para qué quiere más.
Evidentemente, es una noche para la familia; no sólo para la Muñiz, sino también para quienes a la menor provocación le siguen aplaudiendo su talento, su sentido del humor, su clásico ensalivarse los dedos y arreglarse la hombrera del traje, pero, sobre todo, su andar por el escenario como si todo fuera fácil, como si cantar “De lo que te has perdido”, como él lo sigue haciendo, no fuera nada.
Ese es Marco. Tal vez el único cantante mexicano que nunca se amilanó frente a una guitarra, marimba, arpa, orquesta, piano, mariachi… lo que se le pusiera enfrente, él siempre tuvo la mejor nota, la mejor voz y, no poca cosa, Marco Antonio Muñiz siempre tiene la mejor actitud y el mejor de los respetos por un público que, sin disposición para entender eso de los adioses, hoy le sigue acompañando con la letra dice: “Saaabes que te quería, cooomo a naaadie en el mundoooo...

El romántico que llegó para quedarse
Cuenta que puede despertarse y no saber quién es. Tiene 79 años de edad y desde los 13, aun cuando la “necesidad” económica familiar lo arrojó a la soledad y autosuficiencia para salir adelante sorteando un sinnúmero de obstáculos y dificultades, su corazón nunca albergó rencores. Es feliz y ha logrado ser la alegría de millones de personas en el orbe a través de su música. Le llaman “El embajador del romanticismo” y “El Lujo de México”, pero cualquier definición nunca será suficiente para comprender su grandeza. Decía el escritor estadounidense, James Russell Lowell, que “todo hombre nace con el germen de la obra que ha de cumplir” y Marco Antonio Muñiz la ha culminado de manera cabal.
Su talento genuino, que abarca géneros tan disímbolos como la música tropical, el paso doble, los tríos y la balada romántica, lo han hecho ser uno de los principales exponentes de la música romántica en todo el mundo. Él explica que surgió a la vida artística en el momento en que el éxito del rock and roll avasallaba a las multitudes. Eran tiempos en que la canción romántica parecía agonizar. No obstante, siguieron varias décadas y los cantantes románticos lograron sobrevivir.
“Creo que ésta música nunca podrá morir. Los mexicanos somos románticos de nacimiento, de historia. En cada hogar mexicano hay una guitarra y siempre hay alguien que la toca o que canta como una costumbre familiar más”.

Foto: José Jorge Carreón / Colección  Auditorio Nacional

En efecto, Marco Antonio Muñiz, artista cuyo talento inspiró a los padres del cantante puertorriqueño Marc Anthony a llevar su nombre, ya sea a través de los Los Tres Ases o como solista, ha sabido simplemente quedarse.


Programa

Amo esta tierra / Que murmuren / Escándalo / El despertar / La Bikina / Qué bonita es mi tierra / Se me olvidó otra vez / Si nos dejan / Amor mío / Cancionero / Seguiré mi viaje / Orgullo / El Andariego / Con Antonio Carlos y Jaime: Historia de un amor / Sabor a mí / Estoy perdido / Irresistible / De lo que te has perdido / Por debajo de la mesa / Parece que fue ayer / No se tú / Quiero abrazarte tanto / Con Jorge Coque Muñiz: Coincidir , Celoso, Compréndeme, En mi viejo San Juan , Solito con las estrellas, Yolanda / Con Estela Nuñez: de qué callada manera / Un tipo como yo / Amor pirata / amor de mi bohuio / Canta / Guantanamera / Contigo en la distancia / Sentencia / Nosotros / Perdón / Jibarito / A donde quiera / Con Axel: Voverte a ver / Con Jorge Coque Muñiz: Tiempo / Por amor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.