viernes, 25 de mayo de 2012

Irving Lara: El sabor del trópico


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional




Noches de Salón Lunario. Irving Lara y su orquesta / 25 de mayo, 2012 / 
Función única / 1:40 hrs. de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.



Rosalinda Palomeque
La invitación es directa y la respuesta positiva. “¿Listos para guarachear?”, pregunta Irving Lara. Con las manos bien puestas en el teclado, el músico veracruzano marca el ritmo, regala sonrisas e incita al baile al pronunciar una sola palabra: “¡Sabroso!”.
Su orquesta, compuesta por nueve músicos y dos cantantes le sigue el paso; él, en cada canción, se da tiempo para todo: baila los dedos sobre el piano, dirige y culmina sonriendo.
Entre saludos y presentaciones, el pianista tiene un solo objetivo: llenar la pista de baile; el repertorio musical le ayuda, y entre homenajes a Celia Cruz o Tito Puente, los asistentes, que en un principio se hacen del rogar, terminan por ceder.
A Irving Lara su propia orquesta lo llama El Rey del Sabor y hace honor a su sobrenombre, así que los asistentes reaccionan cuando les dice, en son de broma y para poner ambiente: “se puede bailar, hay que desquitar el cover”.
En la pista convive un numeroso y heterogéneo grupo; están los bailarines avezados, las amigas bailando en bolita, los hijos veinteañeros con sus mamás, los jovencitos que parecen estar en su primer baile, los que agotan su entusiasmo en una canción y los que jamás regresan a sus asientos.
Las referencias a Cuba no se limitan a Celia Cruz, de quien Irving Lara fue director de orquesta, también se escucha el nombre de Barbarito Torres y el célebre título “Guantanamera”, canción que aprovecha Salomé, la vocalista, para improvisar versos en honor a los cumpleañeros que festejan bailando; mientras Irving, curioso, vuelve con sus preguntas: “¿Cómo la están pasando? ¿Sabroso?”
Es hora de recargar energía, así que la mayoría decide dar tregua al baile y disfrutar desde su mesa la interpretación de “Tu voz”. 
El descanso dura poco y el ritmo se vuelve a imponer; las mujeres se adueñan de la pista, no necesitan pareja para ejecutar sus mejores pasos, arman bulla y se mezclan entre la gente.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

El anfitrión anuncia: “esta la van a gozar”, y no se equivoca, pues desde la primera nota se reconoce “El yerberito moderno”, pretexto más que suficiente para que prácticamente todos llenen la zona de baile. Destaca una entusiasta mujer que celebra su cumpleaños, va de un lado a otro, pone e impone rutinas, baila con todos y con ella misma; los zapatos le estorban y decide quitárselos, es entonces cuando muestra sus mejores pasos, los que dan la chispa al fin de una velada realmente sabrosa.


Programa
Llegaré / Soñando blues / Bamboleo / Guantanamera / El cuarto de Tula / Tu voz / Allá voy / La Habana / El yerberito moderno / Homenaje a Tito Puente / Caramelo / Mambo / Kimbara.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.