viernes, 23 de marzo de 2012

Grandiosas: El arte de la provocación

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional

23 de marzo, 2012 / Función única / 3:00 hrs. de duración
Promotor: Mejuto Producciones S.A. de C.V. 

Rosalinda Palomeque
Mientras Manoella Torres interpreta “Acaríciame” (Alejandro Jaén), María Conchita Alonso realiza un performance a partir de la letra, provoca, sugiere; Manoella extiende los brazos, trata de alejarla, de aplacarla, se ve inquieta pero con temple, firme; la candela de la cubano-venezolana no tiene fin, continúa con sus movimientos sensuales. 

Cuando María Conchita interpreta “Acaríciame” (Juan Carlos Calderón), pide con ademanes que Manoella siga su ejemplo; lo que consigue es que la mexicana tome el micrófono para acompañarla, pero Alonso tiene un objetivo y lo logra: un beso en los labios al terminar la canción o una simulación muy bien actuada. 
En el público, la acción provoca un grito ahogado, generalizado, al que le sigue una expresión de asombro y algunas risas nerviosas. La escena es la imagen más significativa de una noche en la que cinco mujeres deciden, como antaño, marcar la diferencia. Son grandiosas cantando y en el arte del histrionismo. 
Manoella Torres, Dulce y María Conchita Alonso, en su segunda presentación como Grandiosas, tienen como acompañantes a Karina y Ednita Nazario. 
Karina abre el concierto, segura, graciosa, honesta; se da tiempo entre canciones para interactuar, agradecer y evocar los tiempos de cuando era veinteañera. “Ésta la cantaba cuando estaba chiquita, y quien diga lo contrario se perjudica a sí mismo”, dice con su singular acento al anunciar “Cómo duele”. 
De las letras juveniles se pasa a la dramatización que Manoella Torres impone a cada una de sus canciones. Si Karina prefiere brincar y bailar por todo el escenario, Manoella simplemente se planta frente al micrófono; con ademanes teatrales parece sufrir en cada canción, habla con los ojos, sonríe y remata cantando temas como “Ahora que soy libre”, “A la que vive contigo” y “Libre como gaviota”. 
Con Dulce llega el turno de la sofisticación, de un vestuario que impacta por lo atrevido de las transparencias; camina segura, escucha los chiflidos de admiración, juega, coquetea y canta, pero especialmente mantiene la atención de un público que la acompaña con una sencilla coreografía en el tema “Déjame volver contigo”, especialmente en el fragmento que dice reina, esclava o mujer
El escenario queda listo para Ednita Nazario, la puertorriqueña que con actitud roquera interpreta sus temas clásicos, que cuestionan y desafían, que gritan y reclaman, como “Soy tu amante”, “A que no le cuentas” y “Tú sin mí”. 

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional

La experta en el rubro de la actuación es María Conchita Alonso; sabe que fue símbolo sexual de una época y que donde hubo fuego, cenizas (encendidas) quedan; aprovecha ese factor, baila juguetonamente y habla con sensualidad. No faltan en su repertorio “La loca”, “Lluvia de amor” y “Noche de copas”; también pide prestadas “Tómame o déjame” de Mocedades y “No”, de Armando Manzanero. 
Estas mujeres se hacen bromas, se apoyan y olvidan los celos profesionales. Ednita, Karina y Dulce ofrecen un tributo a José José; Manoella Torres se les une para rendir homenaje a Whitney Houston con “I Will Always Love You”, y finalmente María Conchita interpreta “Tú eres mi hombre y yo tu mujer”, contando con el coro de sus compañeras. 
¿Mujeres juntas, ni difuntas? Este concierto podría ser la excepción de esa frase popular. 


Intérpretes de lo prohibido 
Grandiosas es un concepto que reúne a mujeres que, en los ochenta, contribuyeron a la formación de una corriente de intérpretes de fuerte personalidad, que cantó a las relaciones prohibidas, que reflejaron en sus canciones a una mujer que se atrevía a desafiar, que encaraba, que aceptaba la imposición de roles, siempre en busca del amor. 
El primer concierto se realizó en 2011 y contó con las actuaciones de Rocío Banquells, María del Sol, Dulce, Manoella Torres y María Conchita Alonso. En 2012, Banquells y María del Sol se retiraron del proyecto y se unieron Karina y Ednita Nazario. 
Manoella, quien fue bautizada por Armando Manzanero como La mujer que nació para cantar y se convirtió en una de las primeras intérpretes de Juan Gabriel, desató polémica en los ochenta con el tema “Acaríciame”, que después interpretó Lupita D’Alessio. 
Ednita Nazario, reina de belleza en su adolescencia, debutó en 1973 como cantante, pero su internacionalización se dio hasta la década siguiente, misma época en que la venezolana Karina empezó a hacer sus pinitos y encontró el éxito con temas de corte juvenil. 
Dulce dejó la carrera de Psicología para iniciarse en la aventura del canto, donde contó con el apoyo de José José; ganó el Festival de Mallorca, España y fue la mejor intérprete del Festival Yamaha, en Japón. 
María Conchita Alonso participó en 1975 en el concurso Miss Venezuela, debutó primero como actriz y en 1980 como cantante. En años recientes se ha dedicado más a la actuación; uno de sus papeles más importantes fue en la serie de televisión estadounidense Desperate Housewives, donde hizo el papel de madre del personaje que interpreta Eva Longoria. (R.P.)

Programa 
Karina: Dejaré / Cuando sueño contigo / A quién / Cómo duele. Manoella Torres: Libre como gaviota / Ahora que soy libre / A la que vive contigo / Si supieras / Popurrí: Herida de muerte - El último verano - Fíjate que no. Dulce: Popurrí: Tu muñeca – Lobo - Como si fuera loca / Heridas / Te amo / Jamás / Amor de leyenda / Déjame volver contigo. Ednita Nazario: Me quedo aquí abajo / El dolor de tu presencia / Si tú no estás / Popurrí: Aprenderé - Yo también te mentí - Eres libre / La prohibida / A que no le cuentas / Tú sin mí. María Conchita Alonso: O ella o yo / Y es que llegaste tú / Lluvia de amor / Hazme sentir / Tómame o déjame / No / La loca / Noche de copas. Dulce: Porque me gusta a morir. Ednita Nazario: Quiero que me hagas el amor. Ednita Nazario y Karina: No. Karina, Dulce y Manoella Torres: Popurrí de José José: Amar y querer - Lo pasado, pasado - El triste. Manoella Torres: Acaríciame (Alejandro Jaén). María Conchita Alonso: Acaríciame (Juan Carlos Calderón). Karina, Manoella Torres, Dulce y Ednita Nazario: I Will Always Love You. María Conchita Alonso (con el coro de Dulce, Karina, Ednita Nazario y Manoella Torres): Tú eres mi hombre y yo tu mujer.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bellas, bellas, bellas y grandiosas todas, pero nada qué hacer María Conchita Alonso se lleva la flor

Bitácora del Auditorio Nacional dijo...

Qué bueno que tuviste la oportunidad de disfrutar a la bella María Conchita en este concierto tan espectacular.

Gracias por la visita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.