domingo, 8 de enero de 2012

La voz México: Sueños cumplidos

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional


Los grandes finalistas / 8 de enero, 2012 / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: Showlatin, S.A. de C.V. 



Rosalinda Palomeque
El show parece la emulación puntual de un programa más de televisión. Siguiendo estrictamente el guión, Mark Tacher cumple a cabalidad con su papel como conductor; si acaso, la interacción con el público lo hace improvisar en un par de ocasiones. Sin embargo, paulatinamente se asoman la ilusión, la emoción y la euforia. 

La adrenalina está presente en los dieciocho participantes, quienes traen consigo igual número de historias y sensibilidades que han logrado conectar con la gente, primero a través del programa de concurso que se impuso la tarea de buscar nuevos talentos ―sin importar su apariencia física―, y ahora en una gira en la que reviven éxitos del pasado, apoyados por estrellas de hoy. 

Jass, Ramiro, Daniel Dayz, Daniel Renovato, las gemelas Marian y Mariel, Gabriel Navarro (ganador del cuarto lugar), Fernando Serafín, Taimak, Tadeo Pequeño, Viviane, Damiana, Lluvia, Andrea y Óscar Garrido (tercer lugar) muestran sus dotes y hablan de sueños cumplidos, pero hay otros momentos clave que tal vez permitan que la fama, instantánea por ahora, pueda perdurar. 

Algunos participantes son muy teatrales, otros prefieren no arriesgarse y se limitan a cantar; también hay quienes tocan un instrumento, pero cuando se trata de imprimir emoción destaca Polo, un moreno de melena china que crea el primer gran impacto de la noche. El reclamo de “otra, otra” se escucha cuando termina “A dónde vamos a parar”, una versión del éxito de Marco Antonio Solís que logra cautivar gracias a una voz potente, clara y aterciopelada. 

Otro momento climático llega con Alejandra Orozco, la treintañera de Guadalajara que obtuvo el segundo lugar en el concurso con temas rancheros; aquí ofrece “La gata bajo la lluvia” y luego presenta emocionada a su coach Espinoza Paz. Los gritos de recibimiento son ensordecedores para el carismático hombre de la sonrisa adornada con brackets, quien también arranca suspiros y piropos. Ambos interpretan “Es demasiado tarde”, de Ana Gabriel, y resulta evidente que el maestro hace todo lo posible para que luzca más la alumna. 
A pesar de la sorpresa generada por la aparición de Espinoza Paz, el momento cumbre lo protagoniza Óscar Cruz, el triunfador en el concurso televisivo. Las lágrimas a punto de salir son el símbolo de la ilusión de un hombre que, a los cuarentaicuatro años, inicia una carrera como cantante luego de dejar su trabajo como conserje de una escuela en su natal Zacatlán de las Manzanas, Puebla. 

Foto: Chino Lemus / Colección Auditorio Nacional

Cuando habla, la emoción le impide terminar las frases y lo obliga a comunicarse con señas y ademanes. Le dice al público que lo lleva en el corazón y lo abraza en señal de agradecimiento. Como si fuera un profesional veterano, logra controlarse y comienza su actuación con “Amiga mía”, acompañado de mariachi. Luego invita a Don Beto, su contrincante en una eliminatoria directa, con quien ahora comparte el éxito al ofrecer a dúo “Mujeres divinas”. 
Como estrella de la noche, a Óscar le corresponde interpretar tres temas; para cerrar su actuación elige “El hombre del piano”, la canción que lo definió como la voz ganadora. Alejandro Sanz, su coach en el programa, sólo está presente a través de un video. La emoción de Óscar es sincera y contagiosa y el público le retribuye la entrega con creces. 

Mecánica del éxito 
Encontrar nuevos cantantes ha sido el objetivo de algunos programas de televisión, con formato de concurso, que se han visto en la televisión mexicana durante los últimos años. El más reciente, La voz México ―basado en The Voice, emisión de la NBC―, derivó en una gira que tiene su arranque en el Auditorio Nacional. 
Dividido en tres etapas: las audiciones, las batallas y los shows en vivo, el concurso contó con la participación de cuatro entrenadores, quienes se encargaron de formar igual número de equipos. 
Alejandro Sanz, Lucero, Espinoza Paz y Aleks Syntek, los entrenadores de la primera temporada, hicieron la selección de los concursantes, quienes tuvieron el privilegio de escoger equipo si fueron elegidos por más de un coach
Los participantes de cada escuadra se enfrentaron entre sí, siendo eliminados o salvados por el público o el entrenador, hasta que en la recta final quedó sólo un concursante por cada coach
Óscar Cruz resultó el triunfador de la primera temporada de La voz México. Su carisma lo había perfilado como uno de los favoritos, pero su interpretación de “El hombre del piano” lo definió como el seguro ganador, bajo la guía del cantautor español Alejandro Sanz. (R.P.)

Programa 
Pienso en ti / ¿Y todo para qué? / Y si fuera ella / Veneno / Te dejo en libertad / Si me dejas ahora / Estos celos / No me digas que no / Ya es muy tarde / En cambio no / Si una vez / Afortunadamente no eres tú / Peligro / Amar y querer / Corazón partío / A dónde vamos a parar / Oye / La gata bajo la lluvia / Es demasiado tarde / Un hombre normal / Amiga mía / Mujeres divinas / El hombre del piano / Lo ves-Mientes / Si no te hubieras ido.





1 comentario:

Anónimo dijo...

me urge localizar a oscar cruz ya que es amigo de alguien muy especial para mi por favor si alguien puede ayudarme mi corazón se lo agradecerá escribanme a claudia_elena15@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.