domingo, 11 de diciembre de 2011

Orquesta Sinfónica de Minería: Tradicional viaje en trineo


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Concierto de Navidad / 11 de diciembre, 2011 / Función única /  1:40 hrs. de duración / 
Promotor: FUAAN Financiera SNC y Orquesta Sinfónica de Minería 

Gina Velázquez
Pocas tradiciones permanecen tan férreas como las de la época navideña. Tal vez, porque representa una tregua dentro de la caótica vida cotidiana o porque es tiempo de reencuentros familiares y amistosos. Quizá, porque en el fondo sigue siendo algo más que compras y regalos, y es el tiempo para regresar al hogar y estar con los seres queridos. Un poco de magia tiene el frío decembrino que logra sembrar emoción en el interior de muchos. 
Por eso, como cada año, la Orquesta Sinfónica de Minería deleita al público con el último y colorido concierto de su vigésima sexta temporada. Esta orquesta, con más de veinticinco años de vida, se ha presentado sin cesar, aun en momentos difíciles para la UNAM, de ahí que conserven un público tan devoto. 
Hoy, el gran escenario del Auditorio Nacional parece pequeño pues está repleto de sillas e instrumentos; eso sí, con un espacio para una fila de nochebuenas en el frente. Entre murmullos, los músicos van apareciendo, los primeros en acomodarse son los metales. Bastan tres parpadeos para que todos estén en su lugar, incluidos los coros que acompañarán a la orquesta. 
Éstos son varios e irán ensamblando sus voces en diversas piezas, o bien, cantan en solitario. Hay cabida para que el Grupo Coral Cáritas, el Coro Convivium Musicum, el Coro de la Facultad de Ciencias, el Coro de la Facultad de Filosofía y Letras, el Coral Ars Iovalis de la Facultad de Ingeniería y las Damas del Coro ProMúsica brillen en distintos momentos. 
El repertorio recoge distintas tradiciones de todo el mundo, incluye villancicos bien conocidos en México y no faltan las composiciones de música tradicional mexicana. Algunas de las piezas son interpretadas en alemán, inglés, latín, francés; entonces, la pantalla superior que presenta los subtítulos en español es pertinente y seguida con atención. 
El público es afectuoso y entusiasta, el ambiente es en extremo fraternal y cordial. En muchas filas se pueden percibir hasta tres generaciones familiares, disfrutando vivamente, sin importar la edad, los juguetones cascabeles que endulzan el espacio. 
Los chelos llevan tan bien el compás que les da tiempo de bailar y girar sobre su propio eje. Los integrantes del coro lucen resplandecientes y con grandes sonrisas transmiten el goce que provocan las letras de los villancicos. Los asistentes no pueden contener las palmas y rítmicamente acompañan a la orquesta. El “Viaje en trineo” viene acompañado con pintorescos gorritos de Santa Claus, elfos barbudos y máscaras de caballos. 
Mención especial merece el tenor Víctor Luna, quien interpreta algunas canciones a solas y acompañado de los coros; “Pueri Concinite” y “Aleluya” son las más emotivas. 
Sin duda, el instante más alegre corresponde a “Posada mexicana”, en la que desde el inicio el director, José Areán, invita a todos a que canten con los coros. Así, el público asume el papel del posadero renuente a recibir a los peregrinos. El momento podría ser perfecto, sólo falta una taza humeante de ponche. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Areán anuncia el fin de un concierto en el que tanto la orquesta como los coros han lucido imponentes. Ante el aviso, los asistentes protestan con un sincero “noooo”, para tratar de extender un poco más el recital. El director accede y repiten “Adeste Fideles”. El consentido público agradece con un atronador aplauso que se extiende hasta la última butaca. 

La ruta de Areán 
* Nacido en la ciudad de México, José Areán es uno de los directores mexicanos más reconocidos. Su reconocimiento en actividades musicales y culturales es vasto: ópera, música sinfónica, de cámara, cinematográfica, promoción cultural y producción musical. 
* Después de cursar estudios de piano y contrabajo en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, estudió dirección orquestal en el Conservatorio de Viena, graduándose con mención honorífica. 
* Fue director musical asistente de la Ópera de Bellas Artes de 1997 a 2001, y director general de 2007 a 2009. 
* Ha dirigido a Ramón Vargas, Rolando Villazón, Fernando de la Mora, Irasema Terrazas, Janice Baird, entre muchos otros cantantes de renombre. 
* Ha realizado diversos estrenos operísticos, destacando: The Visitors (Carlos Chávez, 1999), Séneca (Marcela Rodríguez, 2004), En susurros los muertos (Gualtiero Dazzi, 2005). 
* Fue director general del Festival de México en el Centro Histórico (2002-2007). Desde 2005 es director asociado de la Orquesta Sinfónica de Minería, y director huésped de las más importantes orquestas del país, como la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México. 
* Gracias a su gusto por la música contemporánea, ha dirigido a Onix Ensamble. También es co-conductor del programa de televisión Escenarios, en Canal 22. (G.V.

Programa 
Festival de Navidad / El niño del tambor / Alegres pastorcillos / Pueri Concinite / Popurrí de villancicos tradicionales / Navidad Guadalupana / Suite de El Cascanueces: Obertura miniatura, Danza del Hada de Azúcar, Danza rusa, Vals de las flores / Cantique de Nöel / Adeste Fideles / O Tannenbaum / Viaje en trineo / Noche de paz / Posada mexicana / Aleluya de El Mesías / Adeste Fideles (bis).

Créditos 
Orquesta Sinfónica de Minería 
Director José Areán 
Víctor Luna, tenor 
Óscar Herrera, coordinador de coros 
Grupo Coral Cáritas 
Director Carlos Alberto Vázquez 
Coro Convivium Musicum 
Director Víctor Luna 
Coro de la Facultad de Ciencias 
Director Eduardo Hernández 
Coro de la Facultad de Filosofía y Letras 
Director Enrique Galindo 
Coral Ars Iovalis de la Facultad de Ingeniería 
Director Óscar Herrera 
Damas del Coro ProMúsica 
Director Samuel Pascoe




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.