viernes, 2 de septiembre de 2011

Miami Horror / Dirty Vegas: Las etiquetas se caen cuando bailas

Miami Horror. Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

2 de septiembre, 2011 / Función única /
2:21 horas de duración / Promotor:
Noiselab Productions S.A. de C.V.

Gina Velázquez
Algo tienen los viernes que el potencial festivo siempre es promisorio; éste es uno en el que la promesa se cumplirá y superará cualquier expectativa. El combo electrónico de hoy comparte la peculiar característica de presentar a dos grupos cuyos nombre de ciudades no son las suyas y ni siquiera están en el mismo continente: Dirty Vegas proviene de Reino Unido, y Miami Horror de Australia. Además, ambas agrupaciones representan un muestrario contemporáneo de la siempre viva y mutante música electrónica.
Dirty Vegas, trío formado en 2001, funge como aperitivo cuando el Lunario va llenándose de manera gradual. Los británicos muestran entusiasmo desde el inicio y, por primera vez en el país, presentan temas de Electric Love (2010). El vocalista y líder, Steve Smith, es el más exaltado, anuncia cada canción y pronuncia algunas frases en español. De inicio proclama “Quiero ver a todo mundo bailar”, sus hipnóticos y enfáticos ritmos facilitan el cumplimiento del imperativo.
Su estilo es una híbrida fusión que ellos denominan como electro-soft-rock. Los toques acústicos llegan cuando interpretan “Days Go By”, tema por el que en 2003 recibieron el Grammy a la Mejor Grabación Dance. El cover de “Sweet Dreams (Are Made of This)”, de Eurythmics, incita una aprobación unánime y termina por consolidar la sólida y calurosa primera parte.

Dirty Vegas. Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
El apetito por el plato principal comenzó hace casi seis meses, cuando los australianos se presentaron por primera vez en México y dejaron a un público con ganas de más. Miami Horror nació hace cuatro años con Ben Plant, quien realizó una serie de remixes y en 2008 debutó comercialmente con sus composiciones en el EP Bravado. Sin embargo, con el deseo de fortalecer su músculo creativo y evitar la limitación de ser estereotipado como autor sólo de música electrónica, reunió a Josh Moriarty (voz y guitarra), Aaron Ashanahan (percusiones) y Daniel Hitechruch (sintetizadores, bajo, guitarra) para formar una banda y tocar en vivo.
El resultado no pudo ser mejor. Su sonido original se enriqueció y se volvió uno de los más enérgicos y prometedores de la escena electropop. Esto se refleja en el muy esperado álbum Illumination (2010), que combina las bases del house francés con sintetizadores vintage, mezclando todo con placas de psicodelia y bases de rock. Ellos dicen que aunque no sea un género, les funciona decir que sus composiciones entran en la categoría de “influencia disco-pop progresivo”.
Al final, el nombre del género da igual, pues los sintetizadores crean una atmósfera vertiginosa, acompañada con limpios y poderosos instrumentos. La fuerza de su música domina los sentidos y los asistentes entran en un trance colectivo que los impulsa a no cesar de bailar.
La comunicación verbal con el público es escasa; no obstante, las sonrisas de los músicos revelan la emoción por el recibimiento. Mientras una bandera de Australia ondea en medio del público, “I Look to You”, “Sometimes” y “Holidays” son los temas más coreados. El delicioso postre es el encore, coronado por un cover de Talking Heads, “Once in a Lifetime”. Los comensales, golosos de nueva cuenta, se quedan con ganas de repetir. Habrá que esperar a otro viernes.

Programa
Dirty Vegas: Round and Round / Electric Love / Changes / Never Enough / Emma / Today / Ghosts / Days Go By / Sweet dreams (Are Made of This) / Pressure / Walking Into the Sun / Little White Doves.
Miami Horror: Soft Light / Don’t Be on with Her / Utraviolet / Echoplex / Moon Theory / Make You Mine / Summersun / I Look to You / Moves Like Jagger / Sometimes / Holidays / Imagination / Once in a Lifetime.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.