viernes, 2 de septiembre de 2011

Franco de Vita: Éxitos recargados

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Tour Mira más allá / 2 de septiembre, 2011 / Función única /
2:20 hrs. de duración / Promotor: Westwood Entertainment S.A. de C.V.
Fernando Figueroa
¿Qué sucede si un chef coloca pasta italiana en una olla y la sazona con especias sudamericanas y caribeñas? Seguramente surge un platillo extraordinario que puede denominarse “Franco de Vita al dente”. Una fusión similar consigue este compositor y cantante nacido en Venezuela, de padres italianos, que lo mismo crea una nostálgica balada amorosa en la línea de Nicola di Bari o Eros Ramazzotti, que una rumba capaz de poner a bailar a medio mundo.

En esta visita a México promueve el álbum Franco de Vita en primera fila, que ya vendió casi cien mil copias en nuestro territorio, hecho que él agradece “porque es un signo de esperanza para la industria discográfica”. Se trata de un material que recopila sus grandes éxitos con nuevos arreglos y varios duetos, además del tema inédito “Tan sólo tú”, en el que lo acompaña Alejandra Guzmán.
El compositor ha dicho en entrevistas: “Esa canción me pedía a gritos que la cantara la Guzmán y tuvimos suerte de que la pudiéramos grabar; nadie más que ella posee esa fuerza, ese carácter y ese ronquido tan necesarios para alcanzar lo que yo buscaba”. Ahora se congratula de que la hija de Silvia Pinal lo acompañe en el Auditorio Nacional y se compruebe que tantos elogios tienen fundamento. La invitada aparece cantando un fragmento de “Hacer el amor con otro” y luego se funden en “Tan sólo tú”, provocando una descarga de electricidad que se transmite a un púbico que ha llenado las butacas.
Todo parece indicar que la pareja ofrecerá algo más, pero no es así. Antes de retirarse, Alejandra comenta: “¡Qué lástima, nomás me prendo y así me tengo que ir!”, para luego soltar una estruendosa carcajada que pone énfasis en el doble sentido de sus palabras.
Otra canción nueva es “Mira más allá”, que sirve para dar nombre al tour y justificar el hecho de que en las pantallas se muestren fotos de personajes variopintos como el Dalai Lama, Martin Luther King, Muhammad Alí y John F. Kennedy, entre otros.
Las hermanas Ha*Ash acompañan al anfitrión en “Fuera de este mundo” y en “Tú de qué vas”, aparte de ofrecer a solas su propia composición “Te dejo en libertad”, que viene a ponerle azúcar a la miel. Hanna y Ashley son presentadas por De Vita como “dos gigantes de la música, palabras nunca mejor dichas” (en alusión a la enorme estatura de las jóvenes). A Noel Schajris le toca acompañarlo en “Si la ves”, mientras que Debi Nova —atractiva cantautora y pianista costarricense— hace dueto en “Si quieres decir adiós”.
Después de interpretar “Sexo”, el sudamericano finge una torcedura en la espada y pregunta si hay un quiropráctico en la sala; luego añade: “La verdad es que los de nuestra edad ya tenemos una pastillita que no nos deja quedar mal nunca”. Al presentar uno a uno a sus músicos se da tiempo para saludar a quienes están viendo el concierto a través de internet.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Además de cantar, De Vita toca el piano y la guitarra con la sapiencia de quien asistió a un conservatorio y con la experiencia de quien lleva más de un cuarto de siglo en los escenarios; también se sabe rodear de instrumentistas que forman un trabuco impresionante; pareciera que lo acompaña una banda de veinte integrantes y en realidad sólo son tres metales, batería, percusión, guitarra, requinto y bajo.
Aunque De Vita es uno de los más conocidos representantes del pop en español, un concierto suyo es una fiesta en la que conviven balada, bolero, guajira, funk y, sobre todo, rock… mucho rock. Pide disculpas por condensar en popurrís varios de sus temas más conocidos, “porque si dejo algo afuera, la gente sale diciendo que faltó tal o cual”. Los comodines de su baraja son muchos, y se da el lujo de dejar fuera los cañonazos que escribió para Ricky Martin, “Vuelve” y “Tal vez”, que no suele incluir en sus conciertos.
En el encore comenta que con mucho gusto se presentó en Monterrey, donde pudo comprobar que “lo único que todos queremos es trabajar y vivir en paz”. Antes de “No basta”, afirma que “un mejor trato a los niños nos garantiza un futuro mejor”.

Primera fila
El concepto Primera fila nace en la compañía de discos que tiene firmado a Franco de Vita y consiste en producir materiales —CD + DVD— con éxitos de solistas o grupos, grabados en un showcase. Se utilizan varias cámaras de alta definición que ofrecen secuencias en 360 grados. Antes que el venezolano, Thalía, Vicente Fernández y OV7 habían incursionado en este terreno.
En el caso de De Vita, se incluye el documental Francamente, que lo muestra tanto en el proceso creativo como en aspectos simples de su vida cotidiana. Afirma que nunca se ha propuesto crear un personaje para mostrarlo en público: “Simplemente soy un tipo que ha tenido la suerte de crear canciones como ‘No basta’ y ‘Louis’, que le han gustado a la gente, y eso me ha permitido seguir metido en una actividad tan bonita como la mía”.
Franco de Vita en primera fila se grabó en enero de 2011, en un estudio de Miami, Florida. Además de Alejandra Guzmán, Debi Nova y Noel Schajris (con Leonel García), tuvo otros tres invitados en el álbum: el puertorriqueño Gilberto Santa Rosa (“Te veo venir, soledad”), el colombiano Santiago Cruz (“Cálido y frío”) y la argentina Soledad (“No se olvida”).

Programa
Dónde está el amor / Cálido y frío / Louis / Somos tres / Con Ha*Ash: Fuera de este mundo – Tú de qué vas / Ha*Ash: Te dejo en libertad / Con Alejandra Guzmán: Tan sólo tú / Y te pienso / Somos tres / Con Noel Schajris: Si la ves / La misma persona / Sexo / Popurrí / Te amo / Con Debi Nova: Si quieres decir adiós / Debi Nova: Corazón abierto / Te veo venir, soledad / Popurrí / No basta / Un buen perdedor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.