sábado, 20 de agosto de 2011

Michael Bublé: El arte de encantar

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Crazy Love Tour / 20 y 21 de agosto, 2011 / Dos funciones /
2:40 horas de duración / Promotor: Zignia Live

Gina Velázquez
Las comparaciones con Frank Sinatra o Dean Martin lo han perseguido toda su carrera. En su primera visita a la Ciudad de México, Michael Bublé se encarga de desmentir que éstos hayan sido sus modelos a seguir: “Cuando era joven mi modelo era Michael Jackson”. Fundamenta la declaración al cantar y bailar “Billie Jean” a la manera del desaparecido Rey del Pop. Luego, añade un homenaje a otra de sus influencias: The Beatles. Con “Twist and Shout” pone de pie a un público que a estas alturas se le ha entregado plenamente.



La mitad de la noche ha transcurrido con diversos matices musicales, pero la constante ha sido la alegría que sólo una buena fiesta puede brindar. El canadiense cumple la promesa inicial: “Esto no es un concierto, porque los conciertos son aburridos, así que va a ser una fiesta”. Así, no ha dejado de bailar y pasear por todo el escenario, frecuentemente roza el borde que lo separa de las fans que se aglomeran al frente, dando manotazos al cuerpo de seguridad, en busca de que las mire unos segundos y así puedan sentirse más enteras.

El fervor profesado hacia Bublé no radica sólo en su apariencia física o su carisma, en su sentido del humor o su talento natural para entretener; reside también en su educada voz y en el repertorio que interpreta. El reto ante el que se ha enfrentado, desde sus inicios, es enorme, ya que la mayoría de esos temas son parte del “Gran Cancionero americano”.
Las piezas son, de manera indiscutible, clásicos que caracterizaron a grandes leyendas como son, por mencionar algunos, Frank Sinatra, Louis Armstrong, Ella Fitzgerald, o Ray Charles. Sin embargo, Bublé ha descifrado la fórmula para que sus versiones emanen un aire nuevo. Los arreglos musicales tienden a un jazz pop que ha provocado que venda millones de discos y DVDs en todo el mundo.
A pesar de mantenerse en la misma línea, el canadiense ha demostrado crecimiento como artista al experimentar la forma de producir su más reciente álbum, Crazy Love. Éste fue grabado a la manera de la vieja escuela; en el estudio reunió a todos los músicos y juntos ejecutaron su labor al mismo tiempo, realizaron varias tomas y eligieron la que mejor se escuchó. Deseaba que el sonido fuera directo, lo más crudo posible. Él mismo ha dicho: “aunque el álbum esté lleno de errores es el mejor que he hecho, porque perdió perfección pero ganó presencia”.
Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
El simpático crooner se toma el tiempo para presentar a algunas de sus personas favoritas en el mundo y sin las que gran parte de su éxito no sería posible: su Big Band. Los trece son mencionados uno a uno y no los da a conocer sólo por nombre, también cuenta sobre su lugar de origen y añade algún dato curioso sobre ellos. La conexión absoluta no nada más la alcanza con esos cómplices, también la tiene con su público y ésta llega a la cúspide cuando, custodiado, desciende del escenario y sin dejar de cantar logra llegar justo a la mitad del Auditorio Nacional.
Desde allí interpreta un par de temas acompañado en los coros por Naturally 7, neoyorquinos que fungieron como teloneros y que por más de media hora maravillaron a un público ansioso, logrando mitigar la espera. Su encanto radica en que es un ensamble de voces, capaz de producir el sonido de cualquier instrumento; ellos mismos dicen que lo que hacen no es a capella o scat, sino vocal play.
Michael Bublé corona la noche con un encore que inicia reflejando la energía colectiva: “Feeling good”. A sus seguidores les declara que es “suyo” y promete regresar tantas veces como se lo permitan. Las gargantas desgarradas guardan silencio unos instantes, deben escucharlo cantar sin micrófono el desenlace de “Song for You”. Los corazones henchidos de felicidad perciben la magia que hay en los versos finales: “Estamos solos / y estuve cantando mi canción para ti, / cantando mi canción, / estoy cantando mi canción para ti”.

Cronología
1975. Michael Steven Bublé nace el 9 de septiembre en Burnaby, Canadá.
1980. Según una declaración suya, comienza su interés por el jazz cuando su familia, en la época navideña, escucha “White Christmas” de Bing Crosby.
1991. Canta en clubes nocturnos ayudado por su abuelo, quien ofrecía en esos lugares sus servicios como plomero a cambio de tiempo en el escenario. Además, le paga sus primeras lecciones de canto.
1993. Gana un concurso de Búsqueda de Talento Joven Canadiense. Luego de esto, firma contrato por siete años con su primer manager, quien lo promueve en todo tipo de eventos, sin conseguir demasiado éxito.
1996. Graba de manera independiente su primer álbum, First Dance.
2000. Después de varias mudanzas y decepciones está dispuesto a dejar el sueño de ser cantante para perseguir una carrera como periodista. Sin embargo, una copia de su disco cae en manos del Primer Ministro de Canadá, Brian Mulroney, quien lo contrata para que cante en la boda de su hija. Ahí conoce al productor David Foster, que financia y produce su siguiente disco.
2003. Michael Bublé (143 Records / Reprise Records) ingresa al Top Ten de Canadá, Reino Unido, Sudáfrica y Australia. En Estados Unidos alcanza el Top 50 en Billboard. Graba un EP con canciones navideñas, Let it Snow.
2004. Aparece Come Fly With Me, CD/DVD registrado en vivo. Gana el Premio Juno como Nuevo Artista del Año.
2005. Lanza It’s Time, que contiene un tema inédito, “Home”, coescrito por él, su director musical, Alan Chang, y Amy S. Foster. También presenta Caught in the Act, CD/DVD en vivo.
2006. Recibe cuatro Premios Juno por Álbum Pop del Año, Sencillo del Año (“Home”), Álbum del Año y Artista del Año. Es nominado a dos premios Grammy.
2007. Su tercer álbum de estudio, Call Me Irresponsible, debuta en el número dos de la lista Billboard 200 en Estados Unidos y en Australia se convierte en el disco más vendido del año.
2009. Presenta Crazy Love, donde destacan dos canciones originales coescritas por Bublé, Chang y Foster.
2010. Con el CD/DVD en vivo Michael Bublé Meets Madison Square Garden (2009) recibe el Grammy Mejor Álbum Pop Tradicional.
2011. Crazy Love gana un Grammy como Mejor Álbum Internacional Pop. Anuncia la próxima presentación de su nuevo álbum con temas navideños, Christmas, que incluye un dueto con la cantante mexicana Thalía. (G.V.)

Programa
Cry Me a River / All of Me / At This Moment / Mack The Knife / Everything / I’ve Got the World on a String / Crazy Love / Georgia on my Mind / Sway / All I Do is Dream of You / Some Kind of Wonderful / Home / Save the Last Dance / Heartache Tonight / Haven’t Met You Yet / Feeling Good / Me & Mrs. Jones / Song for You.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.