domingo, 17 de julio de 2011

Children of Paradise: Amor en el Boulevard del Crimen

Foto: Ballet de la Ópera de París

Grandes Ballets del Mundo / 17 de julio, 2011 / Función única /
2:45 horas de duración / Promotor: FUAAN Financiera S.N.C.

Fernando Figueroa
Para celebrar dos décadas de la llegada de José Martínez al Ballet de la Ópera de París, la directora de esa institución, Brigitte Lefevre, le pidió al bailarín español que creara una coreografía de gran aliento; hablaron de varias opciones y finalmente decidieron embarcarse en un proyecto muy ambicioso: trasladar a la danza una película mítica, Les Enfants du Paradis (1945), de Marcel Carné, con guión y escenografía del poeta Jacques Prévert (autor, nada menos que de “Las hojas muertas”).

Martínez ha declarado que aceptó el reto motivado por “el potencial y la magia que había en la trama del filme, en el que se mezclan de forma desconcertante al público, los actores, el teatro, las bambalinas, el universo escénico, la realidad y la ficción. Todo ello unido a la posibilidad de presentar mi espectáculo en el Palacio Garnier, con todo su esplendor”.
La cinta narra la historia del atormentado amor del mimo Bautista y Garance, una esplendorosa cortesana que también es pretendida por un actor, un mafioso que pretende explotarla y un conde que logra casarse con ella. Los hechos se desarrollan a principios del siglo diecinueve en el Boulevard du Temple, también conocido como Boulevard del Crimen por los múltiples asesinatos que se producían dentro de las obras representadas en los teatros de esa céntrica avenida.
Luego de verla decenas de veces en DVD, Martínez se dio cuenta de que “la película estaba casi coreografiada; que las escenas corales y la muchedumbre moviéndose en las calles, podían dar lugar a increíbles dúos, tríos, grandes grupos, casi como en un ballet clásico”. Entonces llamó a Ezio Toffolutti para recrear algunos de los escenarios de Prévert y plasmar otros de nuevo cuño; la música se la encargó a Marc-Olivier Dupin y el resultado fue una obra maestra imperecedera, en este caso bajo la batuta de Jean-François Verdier dirigiendo en vivo a la Orquesta de la Ópera de París.

Foto: Ballet de la Ópera de París

Agnès Letestu, encargada del vestuario, rinde homenaje a la cinta de Carné y Prévert, adaptando la moda que imperaba en 1840 a un ballet contemporáneo. Trescientos trajes para sesenta bailarines son el resultado final de una obra titánica, a la altura de las expectativas. Letestu ha explicado así su estrategia en este terreno: “Para poner de manifiesto la diferencia entre el ‘ayer’ y el ‘hoy’, José Martínez y yo quisimos dar al ballet un toque de color, utilizando una escenografía en blanco y negro (sugerida por Toffolutti) y color en algunas vestimentas. De esta manera, todo lo que recuerda a la película, los personajes principales y las escenas de ‘teatro dentro del teatro’ está coloreado para recalcar ese efecto de evocación, y en cambio, el gentío y los personajes secundarios visten diseños monocromáticos”.
Quien interpreta a Bautista es Mathieu Ganio, un bailarín que no alcanza el virtuosismo técnico pero a quien le sobra personalidad y galanura; Isabelle Ciaravola es una artista poco creíble como Garance siendo joven, aunque convincente luego de que la vida la ha golpeado. Quien más seduce como bailarín y actor es Benjamin Pech en el papel del maloso Lacenaire.
En el intermedio, algunos alumnos de escuelas de baile comentan en el Auditorio Nacional que “esto es más teatro que danza”. A manera de respuesta, Martínez les tiene preparada una escena de ballet clásico como arranque del segundo y último acto, aunque luego vuelve a la combinación de pantomima, teatro y danza que fascina a la mayoría de los espectadores del Palacio Garnier, quienes se convierten en parte de la trama porque se supone que algunos pasajes suceden realmente en un escenario e incluso en las butacas, creándose así un interesante e interminable juego de espejos.
Quizás ya sea hora de decir que el título de Los niños del paraíso no se refiere a infantes en un bucólico edén. En este caso, los niños son en realidad los pobres que sólo tenían dinero para pagar un sitio en gayola, el único paraíso al que podían tener acceso en medio de sus tribulaciones. En el Teatro de los Funambulistas ellos veían representadas sus miserias y esperanzas, mientras a las clases altas les interesaba ser vistas en los balcones y en las butacas más cercanas al escenario.
Gracias a la tecnología, ahora el paraíso puede ser uno de los cientos de cines, teatros y auditorios que, alrededor del mundo, reciben la señal de los Grandes Ballets del Mundo. Y los niños son parte de la aldea global que utiliza el arte para olvidar una realidad amarga.

De Murcia para el mundo
José Martínez nace en 1969, en Murcia, España. Antes de cumplir 20 años, audiciona ante un jurado de doce personas, encabezado por Rudolf Nureyev, para ingresar al cuerpo de baile del Ballet de la Ópera de París. Y sale airoso. En 1990 lo nombran bailarín solista, dos años después primer bailarín y en 1997 bailarín estrella, la más alta jerarquía en esa célebre institución.
En 1999 recibe en España el Premio Nacional de Danza, y diez años después el gobierno francés lo nombra Oficial de la Orden de las Artes y las Letras.
Como bailarín ha trabajado con Maurice Béjart, John Neumeier, William Forsythe y Pina Bausch, entre otros grandes coreógrafos. En su repertorio solista hay obras clásicas (Giselle, La Bella Durmiente, El cascanueces, Raymonda) y modernas: Iván el Terrible, de Yuri Grigorovich, Temptations of the Moon, de Martha Graham, entre otras.
Ha sido invitado a trabajar con el Ballet Nacional de China, el Bolshoi, el Ballet de la Scala de Milán y la mayoría de las grandes agrupaciones a nivel mundial. Además de Les Enfants du Paradis, es creador de las coreografías Mi favorita, Delibes-Suite, Paréntesis 1, El olor de la ausencia y Marco Polo, the Last Mission.
El 15 de julio de 2011 se despidió del Ballet de la Ópera de París interpretando el papel de Bautista en Les Enfants du Paradis, para luego tomar las riendas de la Compañía Nacional de Danza de España. (F.F.)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.