miércoles, 15 de junio de 2011

Armando Manzanero y Big Band Jazz de México: Para evocarte mejor, Eugenio

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Homenaje a Eugenio Toussaint / 15 de junio, 2011 /
2:22 hrs. de duración / Función única / Promotor: Jan Toussaint

David Cortés
A cuatro meses de su fallecimiento, se ofrece el primero de tres conciertos en homenaje al pianista, compositor, arreglista y educador Eugenio Toussaint (1954-2011). En las pantallas hay videos de su interpretación al instrumento, fragmentos de entrevistas, discursos. Ernesto Ramos, director de la Big Band Jazz de México, lo llama “una institución musical en México” y el presentador Moisés Palacios no escatima elogios para el músico.


Sin embargo, el testimonio más sencillo, pero no por ello menos emotivo llega de Armando Manzanero. “No me gusta la palabra homenaje, habla de algo que ya no existe —dice el también compositor— y eso no sucede con la música de Eugenio Toussaint. Yo le dedico esta canción”. Y las notas de “Te extraño” sirven de epitafio a quien fuera un incansable impulsor del jazz en este país.
A partir de ese momento, la Big Band Jazz de México abraza la música popular. Con oficio de showman, Manzanero canta, bromea, se sienta al piano, dirige, hace pausas, interrumpe a placer los temas y los recupera espontáneamente. Y mientras él está sobre el escenario, un vaivén de recuerdos se agolpa sobre los presentes. Prácticamente todas sus composiciones forman parte del repertorio básico de la música popular mexicana. Y hoy, respaldados por una orquesta de jazz, suenan a noche, a flirteo, a rocío, al amor.

Armando Manzanero y Big Band Jazz de México
Antes, la Big Band Jazz de México ha hecho un recorrido cronológico que arranca con las influencias del pianista Eugenio Toussaint y encalla en los arreglos que éste hiciera para la orquesta de marras. Es una apretado trayecto por la música de Count Basie, Dizzy Gillespie y Chick Corea; un viaje que va del swing a la fusión y luego, sin mediar aviso, transita por el soul cuando el director Ernesto Ramos invita a la joven cantante Fela Domínguez al escenario, y de la mano de ésta finalmente se adentra en la música popular de nuestro país, en donde lo mismo hay guiños a la época de oro del jazz que influencias flamencas a lo Miles Davis en una versión de “Granada” que sirvió de introducción al arribo de Armando Manzanero.
Éste, cuya experiencia le ha enseñado cómo se puede ser figura sin necesidad de estar siempre al frente, ameniza la noche con sus recuerdos; pone al humor en un lugar preponderante y se ríe de sí mismo; pero nunca se olvida que el verdadero protagonista de la noche está hoy ausente físicamente, pero presente con sus arreglos que imprimen otra dignidad a la música del autor yucateco.
Manzanero no cesa de recordarlo e incluso en el encore lo reafirma al reinterpretar “Te extraño” mientras en las pantallas laterales aparecen imágenes de Eugenio Toussaint como cierre de una noche marcada por la tristeza de la pérdida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.