sábado, 14 de mayo de 2011

Negative: El arte de la autoinmolación

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Neon Tour / 14 de mayo, 2011 / 2:35 hrs. de duración /
Función única / Promotor: Alejandro de la Cuesta

David Cortés
Estamos llegando al punto de ebullición, y justo antes de que éste alcance su máximo nivel, el cantante de Negative, Jonne Aaron, grita: “¿Así que quieren rock & roll?” Un rugido se escucha, pero a él no le basta y exclama: “¡Pues eso es lo que tendrán!” Un segundo después, la banda finlandesa se transforma en un bulldozer y acomete un rock básico, muy directo, cuya única finalidad es encender todavía más a una audiencia lo suficientemente escandalosa como para acallar al líder de la agrupación.


Negative visita México por segunda ocasión, pero parece como si estuvieran en casa. Tal vez el quinteto —Larry Love, guitarra; Antti Anatomy, bajo; Snack, teclados; y Jay Slammer, batería, completan la agrupación— sea sólo un apéndice en la escena musical de su país de origen, pero aquí es otra la historia. Todo indica —sus movimientos, su discurso, la gestualidad— que recurren a ese libro no escrito, pero conocido, que es El cliché efectivo del rock and roll, pero la convicción y espontaneidad con la cual lo hacen, echa por tierra cualquier prejuicio.

Finlandia es la cuna de varias agrupaciones famosas de rock (Amorphis, Sonata Arctica, Nightwish, Apocalyptica) y Negative está a un tris de dar el brinco a la división mayor. Su principal fortaleza está en mostrarse sin ambages, en entregar sin pretensiones su rock glam de raíces ochenteras con tintes góticos estilo The Mission UK. Tienen en Aaron a un hombre con poder de convencimiento; cada vez que habla, lo cual es bastante frecuente, se tiene la sensación de haber escuchado con anterioridad esas frases, pero en su boca destilan sinceridad.
Y eso es lo que sienten quienes se han dado cita en el lugar. Cada uno de ellos se sabe interpelado, y cuando él ofrece doscientos pesos a quien adivine la siguiente canción del set list, los gritos no se hacen esperar. Lo mismo ocurre al envolverse en una bandera de México, cuando Love y Snack hacen un dueto con tintes sinfónicos o mientras Slammer se transforma en un salvaje de Borneo para su solo de batería.
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Seis álbumes y miles de kilómetros recorridos le han dado a Negative tablas y reconocimiento. Hoy gira con Neon, su más reciente placa, pero ya se maneja como una agrupación muy experimentada. No ha perdido las ganas de comerse al mundo y eso es advertible en el encore, un racimo de tres canciones entregadas con las vísceras por delante que dejan a los presentes con la sensación de haber sido cómplices de una inmolación que hace de la leyenda True Finnish Love Metal, aparecida en la camiseta de una joven, una frase vacía. Estos cinco músicos podrán creer en el amor, pero sin duda lo suyo es un amor salvaje, sin cortapisas, plagado de pasión. Idéntico a su manera de entregarse sobre un escenario.

Programa
No One Can Save Me Tonight / The Moment of Our Love / Giving Up! / Fading Yourself / My My, Hey Hey / After All / In my Heaven / End of the Line / Still Alive / Jealous Sky / Frozen to Lose it All / Lust N’Needs / Planet of the Sun / Love That I Lost / Days I’m Leaving For / Won’t Let Go.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.