jueves, 12 de mayo de 2011

Grandiosas: Nacidas para cantar


Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional

Grandiosas / 12 de mayo, 2011 / 3:10 hrs. de duración / 
Función única / Promotor: Mejuto Producciones S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
El concierto se titula Grandiosas, pero bien pudo llamarse Las Voces Más Potentes de la Comarca. El público, mejor dicho los públicos de estas mujeres intuyeron que algo grande iba a ocurrir, y no se equivocaron; las butacas están repletas y en el escenario hay calidad, entrega y, contra algunos pronósticos, compañerismo por parte de María del Sol, Rocío Banquells, Manoella Torres, Dulce y María Conchita Alonso.
Aquello de que todas las comparaciones son odiosas cobra aquí más vigencia que nunca. “Cada una tiene lo suyo”, dice pícaramente un irredento de María Conchita Alonso, cuya acta de nacimiento no se consigue en la oficina local del registro civil; ella se autodefine “cubana-venezolana, pero con un gran amor por México porque aquí despegó mi carrera como cantante”.
Los publicistas dirían que estamos ante cinco artistas muy bien posicionadas. María Conchita, por ejemplo, es sinónimo de “Una noche de copas”, título de su más emblemático tema, que se quedó en el habla popular para justificar deslices amorosos provocados por la Celestina embotellada. Manoella Torres es libre como gaviota; a Dulce se la imagina cada espectador como reina, esclava o mujer, y Rocío Banquells es quien sugiere a la pareja establecida seamos como amantes.
A María del Sol se le recuerda básicamente por “Un nuevo amor” y “No prometas lo que no será”, pero desde hace varios años ha optado por enfocar sus baterías hacia la música de alabanza. A ella le toca abrir el espectáculo con cuatro piezas que apuntan en esa dirección; la gente escucha con respeto y contención. En la segunda parte ofrece dos temas populares cuyas letras también pueden tener una lectura mística: “Por ti volaré” y “Señor amor”. Su voz es la de de más amplio registro, aunque a la hora de alcanzar notas altas también destacan Banquells y Dulce.
Nacida en Nueva York, de padres puertorriqueños, Manoella Torres inicia su participación ataviada con un vestido recatado, acorde al look que la ha acompañado durante casi toda su trayectoria profesional (aunque las letras de algunos de sus éxitos fueron incendiarias para la época, como “Acaríciame”). Recuerda un primer encuentro con Manzanero, quien creó su sobrenombre artístico: “Yo le canté a capela ‘Sueño imposible’ y él me dijo: ‘tú naciste para cantar’”.
A las cinco mujeres se les podría aplicar la misma frase del compositor yucateco; todas tienen el don de poner la carne chinita entre quienes las escuchan, además de que destapan con facilidad el frasco de la nostalgia, esa droga que atrajo a miles de mujeres y hombres maduros, quienes vinieron al Auditorio Nacional en busca de algún recuerdo alegre o triste para aderezarlo con miel o limón, según el caso.
La coquetería de Rocío Banquells se manifiesta con un vestido cuya bastilla finaliza cuatro dedos arriba de las rodillas, y mediante una declaración que acaba por fijar ahí las miradas: “Sus ovaciones hacen que me tiemblen las piernas”. Es capaz de defender a su hombre como una loca, pero también tiene un momento de debilidad, “un accidente, una cita en un hotel, / fue puro sexo, / dile luna que le quiero sólo a él”.
La sensualidad se desata con Dulce y María Conchita Alonso, quienes reciben el mayor número de piropos mediante gritos y silbidos. En una parte del concierto, la tamaulipeca luce hot pants debajo de una tela estampada, casi transparente; Alonso, minifalda y blusa con escote generoso. Los atuendos de ambas no son gratuitos sino extensiones de sus estilos interpretativos.

Foto: José Jorge Carreón / Colección Auditorio Nacional
En la última parte del show, todas coinciden en el escenario vestidas de blanco; cantan a solas, en duetos y tríos. Cierran el espectáculo “robándose los temas”, según palabras de Dulce, a quien le toca interpretar “No llores por mí, Argentina”, un hit de Rocío Banquells.
De salida, en el vestíbulo, una señora le roba una canción a Manoella Torres para externar palabras que le brotan de muy adentro: “Si supieras lo que he hecho por venirte a ver…”

Videohistorias
Mientras cada grandiosa interpreta su respectivo bloque individual, en las pantallas pueden verse imágenes fijas y en movimiento de sus historias personales y artísticas. Continuamente aparece la figura de Raúl Velasco, conductor del programa Siempre en domingo y del Festival OTI nacional, principales trampolines hacia la fama durante los años setenta y ochenta. 
Otra constante es la participación de las intérpretes en comedias musicales; Rocío Banquells trabajó en Evita, Jesucristo Superestrella, La Bella y la Bestia y Mamma Mía!; María del Sol en José el soñador, Cats y Hairspray. Manoella Torres fue Mi bella dama.
Banquells también ha sido una presencia constante en telenovelas como Los ricos también lloran, Bianca Vidal, La fiera y Pasión. Dulce en Muñeca rota, Mujeres engañadas, Las vías del amor y Muchachitas como tú.
En 1975 María Conchita Alonso fue finalista en Miss Venezuela y séptimo lugar en Miss Mundo. Trabajó en varias telenovelas de Radio Caracas Televisión y emigró a Hollywood para actuar en películas como Moscow on the Hudson (Paul Mazursky), Colors (Dennis Hooper) y La casa de los espíritus (Bille August). En la teleserie Esposas desesperadas interpretó a la madre de Eva Longoria. (F.F.)


Programa
María del Sol: Dios me ha hecho bien / Romina / El cordero y el león / Gracias / Rocío Banquells: Abrázame / Va todo al ganador / Popurrí / Luna mágica / Manoella Torres: Te voy a enseñar a querer / Acaríciame / Popurrí / Ahora que soy libre / Libre como gaviota / Dulce: Tu muñeca / Popurrí / Aún lo amo / Déjame volver contigo / María Conchita Alonso: Loca / Acaríciame / Popurrí / Ella o yo / Noche de copas / Rocío Banquells: Con él / Dulce: Heridas / María Conchita Alonso y Manoella Torres: Tómame o déjame / María del Sol: Por ti volaré / Manoella Torres: Vivir contigo / María del Sol: Contigo aprendí / Rocío Banquells: Adoro / Dulce: Esta tarde vi llover / María Conchita Alonso: No / Rocío Banquells y María del Sol: Memories / Manoella Torres, María Conchita Alonso y Dulce: Mientes / María Conchita Alonso: Llegaste tú / Manoella Torres: Si supieras / María del Sol: Señor amor / Dulce: No llores por mí Argentina / Rocío Banquells: Un nuevo amor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.