sábado, 16 de abril de 2011

Susana Zabaleta: Kinky retorcido


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


16 de abril, 2011 / 1:48 horas de duración / Función única / 
Promotor: Consecuencias Publicitarias S.A. de C.V. 

Gina Velázquez
En México no han nadie como Zabaleta: actriz de cine, teatro, voz de doblaje y televisión, soprano, sex symbol, intérprete de cualquier género que se le antoje cantar, musa de Manzanero, y, próximamente, conductora… En resumen, una talentosa artista que con veinticinco años de carrera, cuenta con un plus de floreadas características. 

Hoy, con la noche y la lluvia como cómplices, muestra una de sus tantas facetas con un espectáculo de cabaret. Un grupo de músicos la acompañan, Alejandro Cervantes (piano), Marco Morel (guitarra), Iván Barrera (bajo), Jako González (sax), Carlos García (percusiones), ellos pondrán la base a la voz cuyo primer deseo es “pasárnosla bien rico”. 
Para no dar pie a confusiones ni demandas de grupos homónimos, Susana Zabaleta deja muy claro desde el inicio de qué va el nombre de su espectáculo. Puntualmente define: “Kinky: adjetivo que data del año 1844, proviene del inglés y significa “retorcido”. Desde la década de los 50, designa a la persona que prefiere prácticas sexuales y eróticas no convencionales, como fetichismo.” 
La noche tiene un toque voluptuosidad, lascivia, pero también de romanticismo, humor y hasta picardía. Entre canción y canción, platica con el público, los seduce, les coquetea, los hace reír, les despierta la imaginación y los llama a pensar cuando habla de política. Sin recelo dice lo que quiere por más ‘irreverente’ que pueda sonar, se burla de ella misma cuando después de algo subido de tono se reprende: “Ay, ya cállate, Susana”, o “Cállate, Zabaleta, cállate”. 
Ella se convierte en otra persona cuando comienza la música, se pone seria y sentida. Entrega un mosaico de canciones de diferentes estilos y ritmos, pasa de la balada al flamenco, del pop al bolero, del tango a las rancheras. Su voz es limpia e intensa, estremecedora. 
Este año lanzará un álbum doble, que será el décimo en su carrera, que incluirá un disco en vivo con lo mejor de este espectáculo y un disco grabado en estudio. Temas como “Tú me acostumbraste”, con un arreglo especial del desaparecido Eugenio Toussaint, o el cover “Eres” de Café Tacvba son sólo dos de las muchas agradables sorpresas de la noche. 
Una de las particularidades de Kinky Retorcido, es que además de las canciones presenta estadísticas, mitos urbanos, parafilias y frases célebres que develan los secretos más íntimos, y no tanto, del comportamiento humano. La sabiduría es colectiva, sus fuentes provienen de distintas partes: Jorge Ibargüengoitia, Bernard Shaw, Madonna, Aldus Huxley, Tza Tza Gabor, Woody Allen, Liz Taylor, Isabel Allende, entre otros.

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Se muestra multifacética, auténtica, renovada. Al mismo tiempo que juega con su imagen, demuestra que llega a terrenos que van más allá de la etiqueta de “devorahombres” que le han impuesto. Dulce o amarga, oscura o luminosa, no importa qué cara esté mostrando, Susana Zabaleta siempre es brillantemente honesta y directa. A los que han asistido hoy al Lunario, no pueden más que obsequiarle un desmedido aplauso. 

Programa 
La tirana / Lo mismo que a usted / Agua que no has de beber / Tú me acostumbraste / Eres / Amor no fumes en la cama / Envidia / Bésame mucho / Esas lágrimas son pocas / Se nos rompió el amor / Mundo raro / A que no te vas / Merle Ivonne / Yo vengo a ofrecer mi corazón / Las simples cosas / Como una ola / Habanera (L’amour est un oiseau rebelle).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.