viernes, 15 de abril de 2011

Paco Rentería: Breve glosario renteriano

Talismán / 15 de abril, 2011 / Función única / 
2:00 hrs. de duración /  Promotor: Showlatin S.A. de C.V.
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Julio Alejandro Quijano
Éxtasis: Sinónimo de los dos últimos minutos de “Piel de mujer”, que el propio Paco Rentería presenta en el concierto como una composición inspirada por “lo más hermoso del universo”. 
Lo más hermoso del universo: Según Enrique Reyes: Mujer blanca, de cabello largo y lágrimas a punto de rodar. Se llama Jessica y está sentada en primera fila. Reyes es su novio. Y también presume ser amigo de Rentería, a quien interrumpe justo cuando termina “Piel de mujer”. Espontáneo, se sube al escenario y habla de la muerte de su madre hace dos meses y de que “el arte de Paco” le ha cambiado la vida. Luego se dirige a “lo más hermoso del mundo” para pedirle: “Jessica ¿quieres ser mi esposa?”

Amigo: Además de Enrique Reyes, Carlos Slim Domit (hijo de Carlos Slim Helú y presidente ejecutivo de Grupo Carso) quien, según cuenta Rentería, “confió en mi música, y ha producido y distribuido mis discos”. También Ricardo Rocha, comunicador a quien también considera su amigo: “Nunca terminaré de agradecerte el impulso que diste a mi carrera a través de tu programa Animal nocturno”, le dice el guitarrista al dedicarle “Mariachi”. 
Mariachi: Es la segunda canción del concierto y la más esperada. “¿A ver si se la saben?”, reta el guitarrista mexicano antes de abordar las cuerdas. “¡Es la de Antonio Banderas!”, grita una mujer desde el anonimato. La canción es, en efecto, la que aparece en la película Desperado con Antonio Banderas actuando como un mariachi vengador. Esta imagen, sin embargo, nada tiene que ver con Rentería: descalzo, camisola y pantalones blancos, cabello largo y enchinado. Parece un hombre pacifista, dispuesto a erradicar la guerra.
Guerra: Los quince minutos más divertidos de la noche. Lucha instrumental entre la guitarra (Rentería) y el violín (Juan Carlos Lorenzana). La guitarra comienza las hostilidades: hace sonar el tema de la Pantera Rosa (Henry Mancini) como si fuera un rock progresivo de los setenta. El violín le responde con una de Chico Che y la crisis: “¡Uy, que miedo / mira como estoy temblando!”. Y sin darle tiempo a que reaccione, el violín (cuya trinchera evidentemente está hecha de nostalgia y discos de vinilo) toca “El Sirenito” de Rigo Tovar, aunque convertida en un salsa romántica. Los embates continúan hasta que aparece un mediador.
Mediador: La flauta. Se interpone entre la guitarra y el violín para tocar “Mi ciudad es chinampa / en un lago escondido”. El pueblo se une a los versos con aplausos y coros. La guitarra y el violín dejan de pelear y acompañan los versos mexicanistas de Guadalupe Trigo. La paz ha llegado.
Humor: Breves intervenciones de Rentería entre las canciones. v.gr. “Con el siguiente tema (‘Entre sábanas’) quiero que besen a la mujer que está a su lado... no importa que no la conozcan”.
Entre sábanas: Tema melancólico de su más reciente producción, Talismán. Su presentación es, de hecho, el pretexto para este concierto. 
Ovación: Rentería tiene un gran aprecio por “La Malagueña”, de Ernesto Lecuona. “Es una interpretación obligada en mis conciertos”. El resto del grupo (violín, batería, bajo y flauta) ceden el escenario. Sólo con su guitarra, la interpretación de Paco únicamente admite una definición (virtuosa) y un grito contundente que se escucha entre el público (“¡Eres el mejor guitarrista de México!”).
Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
El mejor guitarrista de México: Paco Rentería. Así lo leyó Esperanza Ruiz en el cartel publicitario del concierto. Ella es madre de un joven de 18 años que le ha resultado “muy poco sociable”. Hace un año que su hijo descubrió el gusto por la guitarra. Esperanza confía en que eso le ayude a superar la timidez. Y cuando leyó el cartel que anunciaba al “mejor guitarrista de México”, movió suegra, Hacienda y taxi para que su hijo acudiera. La suegra fue quien consiguió el boleto gratuito: es jubilada de la Secretaría de Hacienda, cuyos trabajadores suelen tener esa prestación. Como sólo hubo un boleto, Esperanza espera a su hijo afuera de Lunario, donde por cierto cae una tormenta atípica (esa noche se inundaría Viaducto, Periférico y Tlalpan). Cuando finalmente lo ve salir, adivina en su rostro que el cartel era cierto. Por lo menos eso refleja la sonrisa en el joven que sale del concierto incluso con una nueva amiga. Juntos, se van en un taxi cuya tarifa importa poco a Esperanza.

2 comentarios:

PRIVADO dijo...

Lei con gusto, esta reseña gracias, grandes saludos...PACO RENTERÍA

Anónimo dijo...

Paco Rentería es sin duda el mejor guitarrista en la historia de México, su sensibilidad, su pasión y su fuerza interior se ven reflejados en cada uno de los escenarios donde se presenta.

Tuve la oportunidad de estar presente en el concierto del Lunario, una noche que se volvió mágica al experimentar el cúmulo de sensaciones que Paco Rentería me hizo sentir. Su música se volvió un puente entre su ser interior y el de todos los que estabamos ahí presentes.

Ojalá que pronto volvamos a tener la oportunidad de verlo nuevamente en el Lunario, un lugar rico y acogedor muy acorde con la intimidad de la música del gran Maestro Paco Rentería.
PC/YB

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.