sábado, 30 de abril de 2011

Imogen Heap: Artesana con ángel

Fotografía Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional



30 de abril, 2011 / Función única /
3:04 hrs. de duración / Promotor: Eclectic S. de R.L.
David Cortés

Imogen Heap, cantante de 34 años, nativa de Havering, Londres, Inglaterra, recibe una doble sorpresa al subir al escenario del Lunario. Primero, la noche es sold out; segundo, su disco Ellipse, editado hace apenas una semana en nuestro país, también ha agotado su tiraje inicial. Esto le da a la mujer una confianza redoblada y ésta se transmitirá a su set.

Sin embargo, el atractivo del encuentro es recibir en directo esas canciones construidas con muchos planos y abundantes en sutilezas. De pronto, sin razón explícita, el directo comienza a sucederse como si fuera un concierto didáctico. Heap habla de la génesis de una canción y toma uno de sus instrumentos para señalar cómo se inició. A partir de allí, y con el beneplácito general, explicará lo que hay detrás de cada una de sus composiciones.
Y entonces, aquellos “ruidos” que en disco son crípticos, al ser despojados de su secreto y exhibirse desnudos, develan la creatividad de la cantante. El sonido de unas copas frotadas, el crepitar de una fogata, un serrucho tocado con arco, unos limpiaparabrisas, son algunas de las fuentes sonoras que le sirven como detonador; una vez sampleados, paulatinamente se transforman y dejan de ser meros ruidos para contribuir a las atmósferas de canciones que abrevan del pop, el trip-hop y la electrónica para dejarse escuchar.

Fotografía Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional
Llama la atención el despliegue de tecnología empleado inteligentemente por la británica. Heredera de cantantes como Kate Bush y Tori Amos, quien iniciara su vida musical con Acacia, Frou Frou y colaborara, entre otros, con Jeff Beck, sabe lo difícil que es sostener la noche solamente acompañada de su piano, y aunque hoy la flanquean un baterista y una cellista-tecladista, Heap echa mano del recurso del vocoder, multiplica su voz y ésta le genera un colchón de armonías vocales, dispara sus sampleos y entonces tenemos un marco sonoro mucho más amplio que le permite manejar con más soltura su voz.
Y también está el encanto, el ángel de la vocalista. Bromea, cuenta historias, comienza una nueva canción que formará parte de un próximo álbum y la interrumpe al darse cuenta de que ha equivocado la letra. Pide silencio para que uno de sus temas se escuche mucho mejor y la para cuando alguien no respeta su solicitud, interactúa con la gente y le enseña en unos minutos una canción que todos corean. Ya sea al piano, a capella o con sus dos músicos, Imogen Heap saca lustre a su trabajo.
“Todo mundo sabe —comenta— que en el encore se tocan un par de canciones, así que esto es el encore”, dice al final y después sólo queda esa sensación de haber vivido una noche a plenitud.
Programa
The Walk / Goodnight and Go / Speeding Cars / Come Here Boy / Between Sheets / Aha! / Canvas / Wait It Out / Little Bird / Let Go / Lifeline / Just For Now / First Train Home / Breathe In / Swoon / The Moment I Said It / Hide and Seek / Headlock / Tidal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.