miércoles, 16 de febrero de 2011

Na´rimbo y Marco Tulio Cuarteto: Un húmedo paseo por el sur

Con-cierta independencia / 16 de febrero, 2011 / 3 hrs. de duración / 
Promotor: FUAAN Financiera, S.N.C

Alejandro González Castillo
El chiapaneco Marco Tulio Rodríguez se sienta al piano y explica que el proyecto que encabeza puede constituirse por cuatro, seis u ocho integrantes, una confusión numérica que se dispersa conforme se suman compases. Acompañado de bajo, un set de percusiones y batería, el pianista solicita eventualmente la ayuda de cuatro ejecutantes de marimba, quienes serán los responsables de colocar las baldosas que dirigen al público a la ruta chiapaneca que traza Marco Tulio Cuarteto.
“Caminito a San Cristóbal” es el primer paso ideal, un jazz amable que antecede algo que el propio pianista denomina como “un corte indígena muy popular en los bailables de las primarias”: “El bolonchón”. El andar es gozoso, como una refrescante caminata bajo la llovizna de la selva, aunque no exenta del groove funky y de arreglos donde la marimba convive con el piano y los toms se transforman en timbales. “Por la cruz” es una de las varias piezas con las que se homenajea a los Hermanos Domínguez, auténticos pilares de la música chiapaneca; un motivo sólido para que la audiencia solicite, sin éxito, que la primera parte del concierto se prolongue más de lo planeado.
Zeferino Nandayapa fue quien enseñó a Na´rimbo “El Grijalba”, y con ella es recordado esta noche el virtuoso de la marimba, recientemente fallecido. El segundo acto trae consigo la misma dotación instrumental del previo, aunque añade un ejecutante más para domar esa inmensa marimba que requiere de cinco pasos para ser recorrida de lado a lado. Y así como ocurre con el río del sur del país que le da nombre, la composición abridora posee tensión y fuerza. Le sigue “La tortuga del arenal” —un zapateado que los ejecutantes del bajo y el cajón aprovechan para batirse en duelo— y “Revuelto”, compuesto especialmente para marimba y dedicado a Silvestre Revueltas.
Na´rimbo es el nombre del árbol con el cual se construyen las marimbas, de ahí que la agrupación formada en 1998 decidiera llamarse así para pasear por el mundo la obra de compositores como Danilo Gutiérrez y Miguel Lechuga, entre otros, con el jazz como pretexto y la marimba como protagonista. Con el National Arts Festival, el Festival Internacional Cervantino y el Duke Ellington Jazz Festival como antecedente, el combo de músicos llega al Lunario para mostrar los dotes pirotécnicos de Alexander Cruz en la marimba y el virtuosismo de Luis Fernando Martínez en el piano, con danzones, como “Villa Flores”, y boleros, como “Mi cielo eres tú”. 
Lo que hace un par de horas fue una brizna húmeda de la mano de Rodríguez, se ha transformado en un aguacero donde el sonido que emerge de cada lengüeta del instrumento estelar opera como una gota. Una quijada aparece hacia el final de la vereda selvática, de sus muelas nace el ritmo y “La sandunga” arroja el último relámpago de luz en esta dulce caminata sureña, plena de belleza y frenesí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.