miércoles, 16 de marzo de 2011

Backstreet Boys: Adolescentes y callejeros


Foto: Nicolás Turchetto / Colección Auditorio Nacional



16 de marzo, 2011 / Función única / 1:30 hrs. de duración /
Promotor: Super Publicidad, S.A. de C.V.


Alejandro González Castillo
La primera orden ha sido lanzada desde las pantallas del recinto: enciendan las cámaras de sus teléfonos celulares. Entonces las chicas alzan tan alto como les es posible sus dispositivos móviles y atienden el siguiente punto del instructivo: por favor, levántense y hagan ruido. Una vez de pie, la concurrencia arroja un agudo y prolongado grito que opera como la tercera llamada con la cual los Backstreet Boys aparecen en escena, tan sonrientes y relajados que pareciera que no les sorprende en lo más mínimo el nivel de ruido que esta noche genera su sola presencia.


El cuarteto ha vivido la desmesura y la euforia de sus fans en tantas ocasiones y de tan diversas formas que es comprensible la naturalidad con la cual se desenvuelven. Saludan a sus fieles mexicanas casualmente, con una mueca que mezcla complicidad y desdén; como si, efectivamente, fuesen los chicos de la calle trasera saliendo a comprar cigarrillos a la esquina, como cada tercer día. 
Los Back no fueron los primeros en la historia capacitados para provocar alaridos con sus tonadas y pasos de baile. Sin ir muy lejos en el tiempo, apenas unos cuantos años antes de que el cuarteto de Orlando naciera, New Kids on the Block hizo lo propio. Y seguramente en el futuro seguirán surgiendo boys bands de la misma calaña porque a las adolescentes les resulta imposible ignorar a un chico que se anuncia enamoradizo y además baila cada vez que alguien chasquea los dedos. La diferencia entre cada uno de los muchos combos coreográficos que han surgido se centra en los perfiles de sus integrantes.
Esta noche, AJ se muestra rudo, forrado de tatuajes; Brian, en cambio, luce impecable, listo para ser presentado ante los padres; por su parte, Howie cuenta con una mirada cándida, ideal para contarle unos cuantos secretos; y finalmente está Nick, quien concentra las virtudes del trío antes mencionado y, por lo tanto, resulta ser el ejemplar más codiciado entre las fans. Así que cómo ignorarles cuando cantan “Backstreet’s Back” mientras gritan desfachatadamente “¡Hey chicas, tú eres muy loco!” No hay músicos que opaquen los pasos de baile. Sobre el escenario apenas hay espacio para un DJ, que lo mismo toca percusiones que un sintetizador. Es él quien orquesta el catálogo de hits de un grupo que echa mano de cinco cambios de vestuario y que se codea con reconocidos actores, como Vin Diesel, Edward Norton y Laurence Fishburne, en las parodias fílmicas que tienen lugar cada vez que llega la hora de visitar el guardarropa.
Foto: Nicolás Turchetto / Colección Auditorio Nacional

De ese modo, con las coreografías luciendo tal como hace una década, cuando el grupo dominaba la cima de las listas de popularidad, pocos se resisten a imitar los pasos de “Show Me the Meaning” y “All I Have to Give”, donde un atardecer en la playa ambienta las evoluciones de cuatro hombres que los quisquillosos encuentran con arrugas y avisos de alopecia, pero a las enamoradas seducen, pues los años les han heredado los rasgos que les brindan personalidad, justo el carácter que les hacía falta.
Tras poco más de una hora de espectáculo, donde incluso tiene lugar una versión en español a “I’ll Never Break your Heart”, es evidente que el desenfreno es igual de grave en las quinceañeras como entre quienes rondan los treinta años de edad. Finalmente, más allá de la actitud de los intérpretes, un poco tierna y otro tanto arrogante, son sus canciones las que unifican generaciones. El arribo de “I Want it that Way” ejemplifica con claridad el fenómeno: la adolescencia no perece con la retirada del acné; se trata de un estado mental que viene y va, atraído siempre por los desprotegidos de corazón doliente.



Cronología discográfica
1996. Kevin Richardson, Brian Littrell, Howie Dorough, Nick Carter y AJ McLean ponen a la venta su debut discográfico tras ser convocados por Lou Pearlman en Orlando, EUA.
1997. Con el éxito en Europa como antecedente, el quinteto graba Backstreet’s back, con el cual sobrepasa los 20 millones de copias vendidas.
1999. Estacionados durante casi cien semanas en las listas de Billboard, Millenium y el sencillo “I Want it that Way” se convierten en referentes obligados cuando se habla de lo mejor del año.
2000. Australia, Suiza, Alemania y Reino Unido, entre otros países, celebran el arribo de Black & Blue, un álbum que los llevaría a realizar una gira por los cinco continentes.
2005. Never Gone significa el regreso del grupo tras un periodo de rencillas legales y problemas personales. También es el pretexto para pisar México por vez primera.
2006. Luego de trece años de trabajo, Kevin abandona el barco. Como respuesta, los pasajeros de la borda deciden iniciar la grabación de un nuevo disco.
2007. Unbreakable prueba que el cuarteto está listo para sortear las adversidades. Es “Inconsolable” la encargada de mantener a los chicos de la calle trasera vigentes en los canales de videos.
2009. This Is Us antecede una gira junto a New Kids on the Block y una recopilación de éxitos; Playlist: The Very Best of Backstreet Boys.
2011. Visitan el Auditorio Nacional. (A.G.C.)

Programa
Backstreet’s Back / We´ve Got It Going On / Quit Playing Games / As Long As You Love Me / This Is Us / Show Me The Meaning / All I Have To Give / She’s A Dream / I’ll Never Break Your Heart / The Call / The One / Bigger / Shape Of My Heart / More Than That / Undone / Incomplete / Larger Than Life / All Your Life / Bye Bye Love / If I Knew Then / I Want It That Way / Straight Through My Heart.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.