jueves, 3 de febrero de 2011

Armando Palomas: Retrato del artista con una sinfonola en la cabeza

3 de febrero, 2011 / Función única / 2:32 horas de duración / 
Promotor: Mario Francisco Torres Ruiz

David Cortés
Armando Palomas ha dejado la guitarra a un lado durante la mitad de la noche, pero ahora, finalmente, decide colgársela. Y en medio de bromas delinea el contenido de la siguiente canción. “Es —dice— una mezcla de Bee Gees, John Travolta, Kiss y Banda Cuisillos”. Y sin mediar otro gesto, parafrasea y une fragmentos de música que otros considerarían incompatibles, pero que en sus manos lo mismo suenan a ironía, sarcasmo y humor involuntario.

Así de plural es la trayectoria de este cantautor que tiene un pie en el rock de la corriente rupestre, y lo mezcla con el country, el blues, la rumba, el son o el bolero para entregar retratos de la vida cotidiana en un lenguaje directo en el que abundan las palabras agudas, el albur y el doble sentido.
Esta noche hace un repaso por lo más sonado de una discografía que rebasa la decena de títulos y que le ha valido una larga cauda de fanáticos. Lo acompaña un quinteto que le da a su sonido un nuevo rostro. La desnudez instrumental que lo ha caracterizado en la mayoría de sus presentaciones, hoy ha quedado olvidada en los camerinos. En vez de eso los arreglos brindan a la música un nuevo cuerpo, otra envoltura, una apariencia diferente que, además de cierta dignidad, lleva a las canciones a arañar dimensiones distintas.
Palomas tiene el verbo de un poeta callejero. Su lengua es, a partes iguales, viperina y seductora; ese empleo directo de las palabras le permite establecer una alquimia especial con sus seguidores. Es innegable que el hidrocálido sabe cómo comunicar y encontrar los momentos justos para tocar fibras sensibles. De hecho, pensar en él como un cantautor pulcro, cristalino y lleno de recursos en su hablar resulta imposible, sería como despojar a una rosa de sus espinas.
Pero no obstante lo florido de su estilo, el cantante y compositor ha construido una sólida trayectoria en el subterráneo que ahora le ha posibilitado su arribo al Lunario para sonar, finalmente, con majestuosidad. El encore es semiacústico y si bien rato tiene a los asistentes en la bolsa, no duda en recurrir al repertorio popular y engarzar un fragmento de “¿Qué te ha dado esa mujer”? con una rumba para continuar con un blues y redondear la que, según sus admiradores, ha sido una de sus mejores noches en su ya amplia carrera.

Programa 
Canción en el espejo / Cuando yo hice esta canción / Puros besos / Cuándo será sábado otra vez / Hasta el fondo del zaguán / Cholo story / Viejo indecente / Un alacrán teñido de azul / Historia de una noche / Muñeco / Flaca don’t go home / Que se muera el rock y el pop / Fine fine fine / Juan Simmons / Las muchachas de hace tiempo / Una cuarta más abajo del ombligo / Santa del Infonavit /Besar tus ojos / 10 varos más / Bolero dude kills / El amor descansa en un jacuzzi / Marlon Brando / Manual para conquistar a Claudia / Perdón por la extraña manera / Último blues / Amanece diario y la extraño / Rumba de la comisaría / Mutilado / Gatos perros y este asqueroso blues.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.