viernes, 21 de enero de 2011

Chayanne: Meneíto boricua para tres generaciones


Foto: Nicolás Turchetto / Colección Auditorio Nacional
Tour No hay imposibles / 21, 22, 25, 26 ,28 y 29 de enero,
26 y 29 de mayo ,9 y 10 de junio, 2011 / 1:50 hrs. de duración /
Diez funciones / OCESA Promotora S.A. de C.V.



David Cortés
Esta noche el camino al Auditorio Nacional está pavimentado de feromonas, sustancia liberada por un individuo de origen boricua que desde hace más de tres décadas y media arrumbó en un acta del registro civil su nombre de pila (Elmer Figueroa) para trocarlo por la denominación artística de Chayanne. La atmósfera es un presagio de lo que vendrá: erotismo, romance, sensualidad. Todo en un solo empaque.
Primera suposición errónea: ésta no es la noche de una estrella sino de sus fanáticas –“Hoy ustedes mandan, que yo obedezco”. Los varones, pocos, en su mayoría son acompañantes, aunque no faltan quienes han llegado arrastrados por el peso de las canciones. Segunda suposición falsa: Chayanne no es privativo de las adolescentes, pues en este concierto se han dado cita tres generaciones para vitorearlo.
Él está aquí para cumplir lo prometido. Inicia con “Provócame”, una declaración de principios en donde, además del texto, hay que apegarse a la gestualidad, a los movimientos corporales del portorriqueño y su séquito de bailarines. El meneíto de cadera es sutil, nada que pueda calificarse de mal gusto, y mucho menos obsceno, pero lo suficientemente atrevido como para despertar la imaginación y anunciar lo venidero.
En realidad, la temperatura subirá, pero sin llegar jamás a un calor infernal. En vez de ello aparece el mantra de la noche, una pregunta que repetida en diferentes momentos – “¿Seguimos?”– le sirve de reloj invisible para recordar a la masa que incluso los placeres más ansiados tienen principio y final. Sin embargo, todo es jugueteo, una alternancia de ritmos latinos con baladas lentas. A veces, la banda de ocho músicos despliega fuerza, toma algo de la energía del rock para incorporarla a una música que las más de las veces se regodea en la suavidad.
¿Pero quién se percata de tales detalles? Por momentos, parece una competencia de piropos y éstos van de lo cándido (“Papito”) a lo guarro; otros instantes se destinan a repetir la coreografía en entre butacas y pasillos, con todos los problemas que implica hacerlo en un espacio reducido. Las más de las veces el lugar es una nave que acoge un gigantesco coro que, no obstante sus esfuerzos, jamás opaca al sujeto de sus deseos.
Foto: Nicolás Turchetto / Colección Auditorio Nacional
Llega el momento de sacar las tablas del actor fogueado ante las cámaras de televisión. Él comienza la interpretación de “Tiempo de vals” y pasea por el escenario, señala a alguien del público, pero es un amague. El paseo, lleno de intentonas, parece no tener fin hasta que elige a una chica de gafas y pequeña estatura a quien la emoción paraliza.
El encore es utilizado para dar vuelo a la catarsis. Chayanne ha guardado para el final sus temas más rítmicos, aquellos con los cuales puede ofrendar un mejor retrato de su sexualidad sin llegar a empañar esa imagen de artista cabal e íntegro, alejado de los escándalos, respetado padre de familia y por la cual sus bonos se encuentran siempre al alza.


Discografía
1984 Debuta con el álbum Chayanne es mi nombre.
1986 Se edita Sangre latina, disco que, como el anterior, tiene escasas repercusiones.
1987 Chayanne es su tercera producción y de él se desprenden los éxitos “Fiesta en América” y “Para tenerte otra vez”.
1988 Su cuarta producción, también titulada Chayanne, es nominada a los Emmy latinos. El éxito lo llevó a grabar un comercial para conocida marca de refrescos.
1990 Tiempo de vals toma su título de una composición del mismo nombre de la autoría de José María Cano.
1992 Con el álbum Provócame cambia de estilo para desarrollar una imagen más sensual.
1994 Influencias es un álbum de covers que rinde tributo a cantantes como Julio Iglesias, Juan Gabriel, José Luis Rodríguez El Puma y Sandro, entre otros.
1996 Edita Volver a nacer y alcanza los primeros sitios en las listas de popularidad gracias a temas como “Guajira” y “Baila baila”.
1998 Atado a tu amor incluye un dueto con Vanessa Williams y es nominado al Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum Pop Latino.
2001 Simplemente. Este disco también es nominado al Grammy Latino como Mejor Álbum Pop Latino e incluye duetos con Jennifer López y Rubén Blades.
2002 Lanza una primera colección de hits con la placa Grandes éxitos. Como novedad incluye uno de sus temas más exitosos: “Torero”. Aparece también en formato DVD.
2003 Sincero. En esta producción escribe su primera composición y se adentra en el hip-hop y el rock. Es nominado al Grammy Latino como Mejor Álbum Pop Latino.
2005 Desde siempre recoge algunos de sus principales éxitos románticos. Lanza Cautivo, nominado a Mejor Álbum del Año en el Grammy Latino.
2007 Edita Mi tiempo.
2008 Vivo, grabado en directo en el estadio RiverPlate, en Buenos Aires, es acompañado en su edición de lujo por un DVD.
2010 No hay imposibles incluye “Me enamoré de ti”, tema central de la telenovela Corazón salvaje. (D.C.)


Programa
Provócame / Lola / Un siglo sin ti / Si no estás / Caprichosa / Y tú te vas / Cuidarte el alma / Tu boca / Guajira / Palo bonito / Fiesta en América / Atado a tu amor / Candela / Tu pirata soy yo / Completamente enamorado / Baila, baila / Si nos quedara poco tiempo / Dejaría todo / Salomé / Besos en la boca / Tiempo de vals / Me enamoré de ti / Torero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.