sábado, 29 de enero de 2011

Enjambre: Balada romántica con alto octanaje

Daltónico / 29 de enero, 2011 / 2 funciones / 2:22 horas de duración / 
Promotor: Operadora de Centros de Espectáculos, S.A. de C.V.

David Cortés
Con tres discos en su breve trayectoria, Enjambre es un quinteto que comienza a descubrir las bondades de la fama y hoy, con la presentación de Daltónico, su más reciente placa, viene a corroborarlo. Antes, a manera de entremés, sube a la tarima Comisario Pantera, un cuarteto con actitud y un sonido retro con destellos de rockabilly y psicodelia, que deja ver sus virtudes, pero aún tiene camino por recorrer.

La historia es diferente cuando aparece Enjambre; todo es histeria, gritos. Hay muchos adolescentes, la mayoría acompañados por sus padres, e incluso niños; todos, sin excepción, corean las canciones. Y es que pronto, en la tercera canción (“Ausencia de cocina”), el grupo pone todas las castañas en la lumbre.
El gesto sólo confirma lo que los comentarios anticipan a la entrada del lugar, el gran arraigo que en poco tiempo ha logrado la banda oriunda de Los Ángeles, pero ahora asentada en la Ciudad de México. Más allá del carisma, el impacto de la agrupación está en sus canciones, donde desfilan los sueños por encontrar pareja, las desventuras del rechazo y hasta una que otra historia retorcida.
A medio concierto el grupo encara “Estás dormida”, original de Caifanes, y esto, de no mediar un tributo discográfico pergeñado por una compañía transnacional, podría leerse como un reconocimiento al pasado del rock mexicano. Pero los asistentes pasan por alto lo evidente y en vez de ello reciben con beneplácito la aparición de Adanowsky, vocalista invitado que aparece en “El beso del payaso”.
La clave del éxito de Enjambre está, no en su movilidad ni en su apostura, sino en esa energía desaforada heredada del rock and roll, muy potente en directo, y que se mezcla con melodías con una decidida influencia de la balada romántica de principios de los setenta del corte de grupos como Los Ángeles Negros o Los Terrícolas.
El encore llega luego de un repaso por todo Daltónico y buena parte de El segundo es felino, su segundo álbum. Julián Navejas (guitarra y sintetizador) y Javier Mejía (guitarra) tejen unas líneas melódicas, mientras el cantante Luis Navejas aparece de improviso entre el público y esto sirve de señal para que Ángel Sánchez (batería) y Rafael Navejas (bajo) se unan para encarar tres de temas que terminan por rendir a los presentes y dejan bien aceitada a la banda para una segunda función.



Programa

Cambiante / Dulce Soledad / Ausencia de cocina / Impaciente / Sanguijuela / Makin’ It Back / Estás dormida / Intruso / Beso del payaso /La duda / …Fe, línea recta / Eliza mi hortaliza / Espalda de bronce / Último tema / Madrugada / Ciencia de la lluvia / Impacto / Enemigo / Cobarde / ¿Cómo le llevo serenata? / Manía cardiaca / Visita.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.