viernes, 26 de noviembre de 2010

Banda de Turistas: Indies en la incubadora




26 de noviembre, 2010 / Función única / 3:20 hrs. de duración / 

Promotor: Un Abanico de Opciones S.A. de C.V. 

Alejandro González Castillo

El boleto anuncia a Banda de Turistas en concierto, sin embargo, el grupo argentino ha invitado a algunos de sus amigos mexicanos a compartir el escenario. El primero de ellos es Juan Manuel Torreblanca, un cantautor que actualmente presenta su primera producción discográfica, el EP Defensa. Los siguientes son Los Románticos de Zacatecas, quienes mantienen ocupados a los fans de los sudamericanos con un sonido que contrasta con el ofrecido por Torreblanca, pues mientras éste apuesta por los vericuetos melódicos y las tonalidades oscuras, los zacatecanos calcan con eficiencia el sello sonoro del The Libertines con paradas en el perfil más amable de Artic Monkeys.

El asunto mejora cuando toca el turno de Furland, un quinteto que ayudado de samplers, guitarras de doce cuerdas y banjo, repasa los momentos más espléndidos de Historia de la luz, un trabajo cercano a las miras de álbum conceptual. Con “Quiero ser un color”, Sergio Silva se despide ante los aplausos de su padre, quien alguna vez fuera el cantante del grupo Kerigma y que esta vez celebra la evolución del hijo al lado de sus compañeros de escena. 
La parada final en la ruta de la noche la hace Banda de Turistas. Y desde los primeros acordes que escapan de sus instrumentos el quinteto bonaerense coloca sobre las tablas los argumentos que lo han colocado como la figura estelar del pequeño cartel. Sin escatimar armonizaciones vocales, ataviados con trajes entallados y portando cabelleras que bien pudieron pertenecer a The Who hace más de cuarenta años, los ejecutantes presumen un despliegue escénico donde la teatralidad se anuncia como protagonista mientras van pasando lista las canciones incluidas en Mágico corazón radiofónico y El retorno, el par de álbumes que el conjunto ha editado y que le ha valido el reconocimiento de los medios especializados (para muestra su nominación al premio Gardel). Es así que, lo que antes fueron aplausos tímidos se transforman en ovaciones desmesuradas por parte de un público que ya porta la camiseta oficial del grupo, comprada apenas unas hora atrás, en las afueras del Lunario.
El ánimo de camaradería es evidente entre los músicos que hoy han pasado lista –conforme cada cual baja del escenario, se une al resto de colegas para charlar y compartir sonrisas–, sin embargo resulta inevitable hacer un comparativo entre el acto estelar y los teloneros; rastrear quiénes no superarán el paso del tiempo y quiénes, desde ya, forjan una personalidad sonora que podría llevarlos a ocupar un lugar preponderante en los casilleros del pop en español. Es evidente que Banda de Turistas luce adelantado del resto, aunque el futuro será quien decida si “Todo mío el otoño” (el tema más festejado de la cita) deja de ser un cántico entonado por los escuchas del hoy denominado indie para transformarse en un himno de estadio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.