viernes, 21 de agosto de 2009

Atrévete a soñar: Aman a Patito y adoran a la villana

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Vive México con… / 21 al 23, 28 y 30 de agosto, 11 de octubre y 28 de noviembre, 2009 / 
11 funciones / 1:50 horas de duración / Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V. 

Gina Velázquez 

Actualmente algunas telenovelas infantiles y juveniles van más allá de la pantalla y se convierten en una experiencia vivencial para su público. Por medio de diversos productos, los espectadores juegan a ser su personaje favorito, tienen la posibilidad de vestirse igual, adquirir accesorios, maquillaje, zapatos; tienen acceso a la banda sonora y pueden cantar hasta el cansancio sus temas favoritos. A veces, pueden asistir a conciertos, obras de teatro o al cine a ver la versión cinematográfica. La posición del espectador ya no es pasiva; éste consigue interactuar, de alguna manera, con sus ídolos. 
Así sucede con Atrévete a soñar, telenovela mexicana producida por Televisa, basada en la exitosa telenovela argentina Patito feo, que hasta ahora lleva dos temporadas al aire —con la tercera en puerta— y ha anunciado la realización de una película; debido a su popularidad ha sido transmitida por Disney Channel para toda Latinoamérica. 
Esta adaptación libre del cuento de Hans Christian Andersen narra las andanzas de un grupo de adolescentes que estudian en la misma escuela, además de las situaciones cotidianas se presentan circunstancias humorísticas y números musicales. La heroína, Patito (Danna Paola), es una niña de procedencia sencilla que tiene por sueños encontrar a su padre y convertirse en una cantante famosa; con su grupo de amigas, Las Populares, enfrentarán los obstáculos y complicaciones que les interponen la villana, Antonella (Violeta Isfel), y su clan Las Divinas. Para completar la historia, aparece Mateo (Eleazar Gómez), sujeto de enamoramiento de ambas protagonistas, quien es parte de una banda de rock llamada Los Clásicos y que tiene como contraparte a otra banda, Los Básicos. 
El espectáculo inicia con una dinámica coreografía montada por un colegio invitado (Vista Hermosa); la emoción del público, en su mayoría niñas caracterizadas como Patito o Antonella, aumenta cuando comienza la música del tema principal de la telenovela, todos están de pie y acompañan en los coros a Patito. Apenas es el principio y los gritos toman dimensiones descomunales. La buena de la historia presenta a la mala, que es recibida con igual euforia, interpreta el himno de su grupo y presenta a sus Divinas y Clásicos. Luego reaparece Patito con sus Populares y Básicos para cantar su melodía característica. 
Se interpretan las canciones del programa de televisión, algunas recopiladas en un disco que ha vendido más de 80 mil copias, acompañadas con llamativas coreografías, intercalándose con fragmentos de escenas de la telenovela que son proyectadas en tres pantallas gigantes e interacciones de los personajes con el público. A la mitad del concierto, se montan en el escenario los instrumentos de Los Clásicos y Los Básicos, quienes alternan en la interpretación de canciones arrancando gritos y suspiros. 
En cierto momento, Antonella se queda sola e invita a tres niñas del público que están disfrazadas de ella. Bailan entusiasmadas para obtener un regalo; luego de una reñida competencia, el público y Antonella eligen a una ganadora. Es interesante que la villana de esta historia es extremadamente carismática, tiene empatía y conexión con el público, al grado de parecer más querida que la misma heroína; todos quieren a la virtuosa Patito, pero al mismo tiempo aspiran a ser como la líder de Las Divinas. Gran paradoja de este fenómeno de la pantalla chica. Canciones más tarde, la rivalidad se rompe y ambas protagonistas interpretan juntas un emotivo tema inédito. 


Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Cuando parece que todo ha terminado, Patito regresa a interpretar de nueva cuenta “Mundo de caramelo”, pero esta vez acompañada con algunos de los integrantes de las bandas, dando como resultado una sorpresiva y agradable versión acústica. Después, reaparece el elenco completo para cerrar con una rítmica coreografía que deja cautivados a decenas de niños y adolescentes. Los artistas de Atrévete a soñar confirman que su indiscutible éxito se debe a que en su música se encuentra emoción y libertad. 

Importados desde Argentina 
Atrévete a soñar no es la primera telenovela juvenil mexicana importada de Argentina. Todo comenzó con Mundo de juguete (1974–1977) ―cuya segunda versión fue Carita de Ángel (2001)―; la producción original se llamó Papá corazón (1973) y contaba las aventuras de una niña huérfana de madre en un internado de monjas; en México, el final fue color de rosa, mientras que en el sur todo terminó en tragedia. 
En Carrusel (1989), descendiente de Señorita maestra (1983), se concatenaban las historias de los alumnos de una escuela primaria; fue una de las primeras telenovelas en captar la atención de los niños y sus padres. Lola, érase una vez (2007), una versión postmoderna y musical de Cenicienta, no fue tan exitosa como la original: Floricienta (2004–2005). La adaptación más exitosa en los últimos años ha sido Rebelde (2004–2006), idea original tomada de Rebelde Way (2002–2003), que trascendió la pantalla con el grupo pop RBD; según EMI, en solo cinco años vendieron más de 15 millones de copias. (G.V.

Programa 
Mundo de caramelo / Las Divinas / Fiesta / Es mejor / Quiero quedarme aquí / Quiero / Dame corazón / Amándote / Y te extraño / Sólo la mitad / El primer día sin ti / Respiro en ti / Welcome / Superstars / Somos Populares / Atrévete a soñar / Estrella de rock / Mundo de caramelo (acústica).



 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.