sábado, 18 de julio de 2009

La Castañeda: Veteranos y noveles, a La Castañeda

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

18 de julio, 2009 / Función única / 
3 hrs. de duración / Promotor: Sinaí Pantoja Pérez 


David Cortés
¿Dónde estaban hace quince años quienes hoy, en el Lunario, aplauden a La Castañeda?, ¿qué hacían hace veinte un par de enamorados que apenas hace unos meses obtuvieron sus credenciales de elector? No sorprende la convocatoria del grupo, pero llama la atención la juventud de la mayoría de sus feligreses. Muchos de ellos, con toda seguridad, aún jugaban a los carritos y a las muñecas cuando el grupo grabó su versión de “El loco”, conocida en voz de Javier Solís, y que esta noche han coreado hasta enronquecer. 
Diversas transformaciones y tropiezos ha sufrido la banda en estas dos décadas que hoy celebra. De su alineación original sólo permanecen Salvador Moreno, voz; Oswaldo de León, guitarra; y Omar de León, teclados. José Luis Escamilla está al bajo, y Felipe en batería. Como invitados un saxofonista y un percusionista. 
La cosecha del trabajo de años se patentiza en las manifestaciones de cariño, la entrega de los asistentes, el alborozo que suscitan los estrambóticos personajes (la dominatrix, el hombre oscuro) ideados por Garra Producciones Garra que desfilan en varias de las canciones. Han sido años de trabajo plasmados en siete álbumes, en los cuales la banda ha trazado el retrato de la oscuridad del ser humano, perlándolo con de infusiones de jazz, tintes de pop, acentos tribales y música indígena para construir un sonido propio e inconfundible. 
El repertorio recurre en su mayoría a las tres primeras producciones y cada una de ellas es cantada voz en cuello por una emocionada multitud, aunque prácticamente ninguna fue un éxito radiofónico. Tal vez por eso la queja del vocalista cuando invita a no escuchar la “mierda que programan las estaciones de radio en la actualidad”. 
Cada uno de los temas de esta noche es objeto de un tratamiento diferente. Aquellos que en sus versiones originales tenían matices de soul, ahora intercalan breves pasajes jazzísticos; los temas dinámicos son visitados desde la óptica del hardcore, y allí donde antes había melancolía, ahora se ha instalado una total oscuridad. Todo ejecutado de forma impecable, con un vocalista que no ha perdido nada de su fuerza primigenia y que con la confianza que otorgan dos décadas de brega en el rock mexicano, sabe cómo conducir al público y llevarlo al éxtasis. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Al final, una sentida interpretación de “Noches de tu piel” hace que algunos se relaman en sus heridas, mientras otros rememoran los placeres. Nadie, nadie, deja pasar el tema sin entonar por lo menos una de sus estrofas. Digno tributo a una banda ahora legendaria y probablemente una de las más queridas del llamado boom del “rock en tu idioma”. 
Como aperitivo aparecieron un par de bandas de incipiente trayectoria cuyo nombre es imposible recordar, lo cual habla de la impronta que dejaron en los allí presentes. 



Programa 
Lo demonio / Secta / Cautivo de la calle / Gris normal / Sueños / Ciudad sicótica / Espina / Loco / La ventana / Nancy Llaga / Cynthya / La fiebre de Norma / Gitano demente / Confusión / Tumba matriz / Tloque Nahuaque / El viejo veneno / Eterna noche / Misteriosa / Cenit / Trans / Noches de tu piel.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.