miércoles, 3 de junio de 2009

Edgar Lira: Cáscara de nuez en el océano

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

3 de junio, 2009 / Función única / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: Edgar Lira 

Fernando Figueroa
De pie, al igual que cientos de aficionados al rock cristiano, un niño de 10 años devora una hamburguesa y un refresco, al tiempo que lleva el ritmo con los pies y la cabeza; su mamá come unas papas a la francesa y bebe jugo de naranja. Esta noche se trata de un concierto familiar y no se expenden bebidas alcohólicas. 
También hay muchos jóvenes que brincan y gritan: “Cristo-olé-olé-olé”. Otros cierran los ojos cuando Edgar Lira entona su “Aleluya”, lo acompañan con fervor en los cánticos y algunos lloran. Aunque la mayor parte de las letras contienen mensajes religiosos, Lira aprovecha los intervalos entre canciones para continuar la prédica. Se declara admirador de C.S. Lewis y le dedica “El rey vendrá”, en alusión al león de Las crónicas de Narnia. Cita a Bono: “Dios está con el vulnerable y el pobre”, mientras en las pantallas aparece el líder de U2. También se proyectan videos del grupo que está en el escenario e imágenes de guerra, dolor y miseria. Aunque para todos esos lastres sociales “Hay una esperanza”. 
En mayo de 2007 se presentó aquí La Banda de Edgar Lira (LaBEL), con un par de invitados: Muertos Una Vez y AdiosMercedez. En septiembre de ese año, LaBEL se despidió del nombre y dos meses después reapareció como Ciudad Lypton con el lanzamiento de un álbum homónimo. Esta noche los boletos dicen “Edgar Lira en concierto”, y se trata de los mismos integrantes de LaBEL y Ciudad Lypton. Lo que cambia con este último nombre es que ahora tocan en bares y buscan promoción en estaciones de radio seculares. Han dicho que su intención es llevar el mensaje a donde no es esperado. También apuestan por un amor más terrenal: “Cuando escuches en la radio esta canción, / sabrás que la escribí pensando en ti”. Lira preguntan abiertamente: “¿Quién se ha enamorado de ustedes?”, y comenta que “Pensar en ti” ha sido programada en casi todo México, menos en el DF. 
Un teclado, dos guitarras, bajo y batería generan un sonido pop con algunos riffs potentes. Las letras buscan el perdón, la fe y la iluminación. Edgar comenta que la historia de la humanidad tiene una pregunta fundamental: “Si Jesús es o no el Mesías”, y añade que “la respuesta hace la diferencia”. También se enfrasca en un soliloquio en torno a la eternidad y sus fans lo ovacionan. Es un público cautivo, incondicional, entregado. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Lira va de la duda (“Las preguntas me atacan, / no me dejan ver”), a la certeza (“Cuando no hay nadie que crea en mí, / puedo confiar en ti”). El ánimo de sus seguidores se mueve en esas mismas direcciones, aunque prevalece el júbilo. El espacio se percibe como una sólida cáscara de nuez en medio del océano encrespado. Afuera, desafortunadamente, la calle no pertenece a Ciudad Lypton, el sitio que han imaginado Edgar Lira y sus músicos, donde el mal y la inseguridad no existen. 

Programa 
Dónde te esconderás / Perdóname / Puedo confiar / Del otro lado del río / El rey vendrá / El tren / Pensar en ti / Dime si eres tú / Es lo mismo / Yo le pregunto / Una canción no bastará / Hay una esperanza / Aleluya / Me quema / Contigo es así / Déjalo entrar / No voy a mirar atrás.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.