jueves, 26 de febrero de 2009

David Cavazos: Romántico, pasional y bien arropado

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional


Romántico / 26 de febrero, 2009 / Función única / 1:20 hrs. de duración / 
Promotor: Warner Music México S.A .de C.V. 

Fernando Figueroa
Su compañía discográfica lo trata bien. Lo envió a Los Ángeles a grabar su primer álbum con los productores Humberto Gatica y David Foster, viejos lobos que han trabajado en conjunto o por separado con figuras como Michael Jackson, Celine Dion, Madonna, Paul McCartney, Barbra Streisand y Whitney Houston, entre otros. Y para darlo a conocer escribieron esto en un texto promocional: “El estilo de Cavazos es la justa combinación entre lo romántico de Michael Bublé, lo pasional de Josh Groban y lo actual de Eric Benet”. 
El apoyo se siente cuando Jaime Camil viaja en un auto convertible al lado de Jacqueline Bracamontes y, de pronto, detiene la marcha para que David Cavazos les cante “Bruja hada”; todo ello, por supuesto, dentro de una telenovela (Las tontas no van al cielo). El marketing también funciona cuando él canta “Corazón partío”, al lado de Alejandro Sanz, en el Teletón 2008; “Costumbres” con Juan Gabriel en el Auditorio Nacional, y al grabar a dueto “Es que” con Armando Manzanero. 
Han apostado por él porque es evidente que nació para cantar, aunque no falta el parroquiano que dice a medio concierto: “Ya me empalagué”. Cavazos no posee la gran voz, pero su feeling le llega a la gente que ocupa casi la totalidad de las mesas. En el Lunario lo acompaña un cuarteto que aborda con oficio y placer las fusiones de bolero, jazz y pop, que son la marca de la casa. 
El público pide “Bruja hada” desde el arranque y David retiene el tema lo que más que puede. Antes ofrece otros, escritos por él, que arrancan ligeros aplausos; entonces recurre a la inspiración de Luis Demetrio (“La puerta”) y Álvaro Carrillo (“Sabor a mí”); a este último lo considera su mayor influencia en el terreno de la composición. El tributo a los grandes autores cierra con una versión jazzeada de “Costumbres”, de Alberto Aguilera Valadez. 
“Como hoy es jueves y la crisis económica está muy fuerte, pensé que esto iba a estar vacío”, dice con modestia. Como preámbulo a “Tus ojos”, segundo sencillo de su álbum debut, explica cómo fue el proceso creativo: “Primero escribí el coro y la dejé descansar uno o dos meses. Mi mamá, que es la encargada de hacerle casting a mis canciones, me insistió mucho para que la acabara. Un día le dije que de plano no podía terminarla, y que se enchila. Me dijo que valía la pena, me convenció y aquí la tienen”. Al público le gusta, pero ya quiere “Bruja hada” y así lo hace saber. 

Foto: Fernando Aceves / Colección Auditorio Nacional

Acompañado exclusivamente de su guitarrista, ofrece “Puede ser”, inspirada en la obra de Juan Rulfo. La letra habla del campo mexicano y de la esperanza social; nada que ver con el mensaje amoroso que anhelan los presentes. Finalmente llega el hit eternizado en las estaciones de radio: No, no me mires así por favor… que se convierte en sismo de ocho grados en la escala de Richter. Las parejas se miran de frente y siguen con los labios la letra: Bruja de noche, hada de día… 
No importa que el concierto haya durado apenas 80 minutos; tuvo un final feliz y eso se agradece en estos tiempos. 


Programa 
Lentamente caer / El deseo / Hoy no / Cúrame o mátame / Sabor a mí / La puerta / Pídeme / Sabor, sabor / Costumbres / Tus ojos / Qué decir / No es no / Puede ser / Súbito latido / Bruja hada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.