viernes, 17 de octubre de 2008

Aleks Syntek: La alquimia incesante



17 de octubre, 2008 / Función única / 2:00 hrs. de duración / 
Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

Georgina Hidalgo
A finales de los ochentas, el niño actor Raúl Alejandro Escajadillo Peña encontró su verdadera vocación tras los teclados de sus amigos. Veinte años después, con un clóset lleno de lentes, gabardinas, sacos, sombreros y tenis de telas brillosas, el cantante hiperactivo de treinta y ocho años se luce en su propio show con varios cambios de ropa y un repertorio de colección.

Ya no es el “sin teclados”, sino el “hombre orquesta”: maestro de guitarra, piano, acordeón, contrabajo, batería, banjo y fagot; el que tocó con Ray Manzareck; el dueño de su propio estudio de grabación en el sótano de su casa; el laureado compositor de música instrumental para el cine. Ahora lo consideran The mexican Elton John, tan versátil que lo mismo mete mano a las canciones de Kylie Minogue, Paulina Rubio, Ana Torroja o Enrique Iglesias.

Aunque dice que toca la misma chuleta desde Mundo Lite (2004), éste es un concierto especial, saldrá en DVD y el recorrido musical es completo: de sus pinitos detrás de los éxitos solistas de chicas ex Timbiriches, sus éxitos con La Gente Normal, sus inicios de solista, sus temas de programas televisivos y películas, hasta la mutación de sensibilidad que le llegó con la paternidad. Alivianado y optimista, pide que todos se pongan de pie en apoyo a la campaña de la ONU Actívate contra la pobreza e inmediatamente recuerda su papel doblando la voz de Rodney Hojalata en Robots y canta “Un héroe real”. Deja el piano para bailar break dance y batucada, mueve las caderas y se levanta el saco para enseñar el trasero e interpreta una versión funk de “Lo que tú necesitas”.
Lo soñó en 1993, supo que no existen imposibles y helo aquí, sorprendido de tanta concurrencia, así que dirige “un coro de 10 mil voces” con “Mis impulsos sobre ti”, el hit de su segundo disco Más fuerte de lo que pensaba (1993). Abajo todos están bailando, arriba el hombre orquesta cambia de guitarra a contrabajo, del funk al jazz, del saco de costuras por fuera a otro de peluche rosa, de su gabardina de espejos a una peluca de patillas rockanroleras. Alekx Sintek es el ajonjolí de muchos moles, hay que recordarlo ante la mezcolanza de éxitos. Provoca ovaciones y suspiros cuando reinterpreta a José José y de nuevo cuando al piano y con un cuarteto de cuerdas toca “Sexo, pudor y lágrimas”, el soundtrack más vendido en la historia del cine nacional y la causa de su Ariel como Mejor compositor de música instrumental para cine.
Es en sus baladas donde se nota el cambio en la forma de componer, él agradece a Natalia, la hija de dos años que balbucea al final de la canción y fotografía con alas de ángel y poses retozonas en Lección de vuelo (2007), su más reciente grabación.
Está sensible, tierno, nostálgico, hasta rinde homenaje a Bonn y los Enemigos del Silencio, una banda ochentera que a su gusto “no fue comprendida”, y termina con “Historia de danzón y de arrabal” en cuyo video actúan Susana Zabaleta y Roberto Sosa. La vida para él tiene una nueva perspectiva, su música se está intensificando y su originalidad resulta atractiva para viejos y nuevos ídolos del pop mundial como Belanova, Chetes, Mecano y la Minogue. Su pasión por los pioneros de la electrónica vira ahora hacia lo orgánico y las mezclas extrañas de instrumentos y géneros. La internacionalización lo obliga a escarbar en las raíces de la música popular y ahora agrega acordeón, violín huasteco, castañuelas, palmas flamencas y cuatro venezolano a sus alquimias.
Incansable en escena, juega con su banjo y los sonidos de los setenta; hace remixes con los hits de sus ídolos (como por ejemplo funde “Duele el amor” con “Las curvas de esa chica”) y vuelve a la calma. Ahí queda el hombre orquesta, entregado a su festejo, equilibrista experto en la cuerda floja del pop latino.

Niño con juguetes nuevos
Bienvenido a la vida (1995) incluyó el primer juego interactivo para computadoras en Latinoamérica. A Syntek le gustan las innovaciones tecnológicas; la presentación de Lugar secreto (1997) fue transmitida en tiempo real por Internet desde el teatro Metropólitan.
En 2003, Múltiple recopila sus jingles para comerciales, programas de televisión y cine, ahí muestra sus creaciones para grandes compañías, además de covers de Soda Stereo y un homenaje a Xavier López Chabelo con la canción “Yo no quiero un hermanito”.
En 2008, adapta al español y hace dueto con la cantante Kylie Minogue en “In My Arms”, incluida en el álbum X de la cantante australiana.
Le gusta expresarse y pensar en términos beatlemaniacos, así considera Lección de vuelo como su Sgt. Pepper’s, por la instrumentación variada que integró; también dice que ver a la gente corear “Hey Jude” con Paul McCartney le inspiró un homenaje a Rigo Tovar. (C.H.)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.