sábado, 29 de marzo de 2008

Rod Stewart: Encandilador y sexy

Foto: Colección Auditorio Nacional

Rod Stewart rocks his greatest hits / 29 y 30 de marzo, 2008 / Dos funciones /
2:05 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Para despedirse del público que asiste al primero de dos conciertos, Rod Stewart pregunta: “¿Qué hacemos ahora?”; a manera de respuesta dispara “Do Ya Think I’m Sexy?”, elevando al tope la presión de una olla que empezó a sacudirse ante el hervor hace ciento veinte minutos; es decir, desde el momento mismo en que él apareció.


Pocos se acordarán, pero ese tema fue motivo de una demanda judicial por plagio. A finales de los setenta, el brasileño Jorge Ben Jor consideró que había sido saqueado por el escocés y se apersonó en los tribunales (si nos ponemos estrictos, “Taj Mahal” tiene más similitudes con la bossa nova que con el hit del cantante europeo). Los detractores de Stewart, que no son pocos, dicen que el complejo de culpa provocó que, luego de ganar el juicio, donara a perpetuidad las regalías de ese tema a la UNICEF.

Pero los miles de fanáticos no vinieron aquí a ver imaginarios o reales prietitos en el arroz sino a graduarse con honores como fresas irredentos. Y la mejor manera de hacerlo es frente al rey planetario de la balada romántica, quien ha vendido doscientos cincuenta millones de copias discográficas legales que, de manera gradual, han dejado atrás el rock ideal para el pub y ahora suenan a nostalgia y suavidad. 
Hay algo inexacto en el nombre de la gira: Rod Stewart rocks his greatest hits. Por supuesto que hay uno que otro rock de legendaria cepa, pero no midió con ese rasero a sus grandes éxitos (él argumentaría que la frase tiene doble sentido). Las baladas, que son mayoría abrumadora, traen sus dosis normales de soul, funk o hasta disco, según el caso, pero suenan como de costumbre; es decir, ligeramente cursis, muy desgarradoras y, a ratos, geniales.
El concierto comienza con una promesa: “Es sábado por la noche, mañana nadie trabaja, así que vamos a tocar todo lo que quieran… y más”. Y como se trata de seguir promoviendo Still the Same… Great Rock Classics of Our Time (el álbum aparecido en 2006 que motivó la gira), incluye “It’s a Heartache” de Bonnie Tyler, “Father & Son” de Cat Stevens (con video de Rod niño jugando con su padre y luego sesentón con el hijo que recién procreó con su actual esposa, Penny) y “Have You Ever Seen the Rain?”, de John Fogerty (Creedence, pues). Se queja un poco de la altitud de la ciudad de México para justificar un intermedio de diez minutos y luego una breve ausencia que aprovecha una de sus coristas para interpretar “Proud Mary”.
Aquí todo está perfectamente calculado; estamos ante un showman que sabe cómo mostrarse encantador cada noche. Poco importa si uno pertenece al bando rudo de los que añoran al Stewart de The Jeff Beck Group y Faces, o al técnico de quienes gustan del solista que prefirió meterse en el tobogán del pop elegante y plagado de concesiones. Las preguntas básicas son: ¿Cómo diablos sustraerse al carisma de este legendario personaje de la música moderna, sobre todo si aún conserva en buen estado la inconfundible voz que le dieron la naturaleza y el exceso de whisky? ¿Cómo no valorar sus juveniles bailes coquetos, la alegre interacción con el público y una cumplidora banda que incluye a un par de frondosas instrumentistas blancas y a tres coristas de piel oscura?
Por si no hubiera sido lo suficientemente generoso con sus dones artísticos, todavía se avienta la puntada de regalar veinte balones de futbol, que patea suavemente a manera de precisos pases a un compañero de equipo o con fuerza al modo de un arquero que despeja hasta media cancha. Entonces adquiere sentido el dibujo que adorna el piso del escenario: un trébol de cuatro hojas, emblema del equipo de sus amores, el Celtic escocés.
 
Foto: Colección Auditorio Nacional
También tiene la gentileza de mencionar a algunos compositores de los que se ha servido y calificarlos de genios, grandiosos y maravillosos, aunque a Van Morrison (“Have I Told You Lately”) le suelta un “miserable” que suena entre broma y ajuste de cuentas. Tampoco queda claro por qué, entre la memorabilia visual que se proyecta en las pantallas, incluye una foto en la que aparece vestido de enfermera con minifalda. Todo se vale con tal de ser divertido… y sexy.

Whisky, mujeres y soccer
Rod Stewart (Londres, 1945) ha señalado que su época en The Faces, al lado de Ron Wood, fue la más divertida de su vida, cuando el cuerpo le permitía amanecer en fiestas donde corría el whisky a raudales (hoy sólo bebe vino blanco). Acepta que probó varias drogas, pero jamás se enganchó con ninguna y jura no haber necesitado de ningún tratamiento de desintoxicación. “Siempre traté de excederme entre semana; los sábados me portaba bien porque quería llegar sano a los partidos de fútbol del domingo, y así fue hasta hace muy poco tiempo, cuando mis rodillas ya no me dejaron participar en partidos formales”. Su padre quería que fuera jugador profesional, pero sólo alcanzó a ser un regular amateur. Sus equipos favoritos son el Manchester United de Inglaterra y, especialmente, el Celtic de Escocia, escuadra en la que alguna vez invirtió parte de sus ahorros, con pésimos resultados financieros.
Otra de sus pasiones son las mujeres. Va en su tercer matrimonio (Alana Hamilton, Rachel Hunter y Penny Lancaster) y ha vivido con otras bellas damas como la actriz Britt Eckland y la modelo Kelly Emberg. Suele fanfarronear diciendo que ha estado en la cama con más de mil rubias. Tiene siete hijos y afirma que se hará la vasectomía luego de que nazca el octavo. (F.F.)

Programa
It’s a Heartache / Some Guys Have All the Luck / This Old Heart of Mine / Tonight’s the Night / Rhythm of my Heart / Forever Young / Downtown Train / The First Cut Is the Deepest / Have I Told You Lately / Having a Party / Father & Son / Have You Ever Seen the Rain? / Sailing / Sweet Little Rock’n Roller / Young Turks / You’re in my Heart / Twistin’ the Night Away / Proud Mary / I Don’t Want to Talk About It / Hot Legs / Maggie May / Baby Jane / Do Ya Think I’m Sexy?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.