sábado, 15 de diciembre de 2007

Los Concorde y $6M Weirdo: Las estrellas se juntan sin hacer colisión


Swatch presenta… / 15 de diciembre, 2007 / 365 asistentes / Función única / 
3 hrs. de duración / Promotor: Héctor Speare


Alejandro González
Cuando la facha extravagante es insuficiente para llamar la atención, escupir cerveza al público amodorrado resulta buena alternativa. A-Boo, cantante de $6M Weirdo, sabe que un remojón es infalible, así que recurre a él al tiempo que se codea agresivo con los asistentes en un acto de provocación no del todo efectivo. Mientras tanto, dos chicas dotadas de curvas generosas, Tammy (bajo) y Zette (batería), y un par de tipos de peinado peculiar, Dr. Bona (guitarra) y Ugo Deluxe (teclado), permanecen sobre el escenario. Juntos ejecutan “Brain police”, sin embargo el público luce reacio a sacudirse a la primera y espera paciente la llegada de “Horror amor” y “Love trasmissions”, par transmitido religiosamente en la radio durante los últimos meses. Por su parte, el vocalista —conocido como Abulón en Víctimas del Dr. Cerebro— arriesga el cuerpo con maromas de luchador. Finalmente, se disculpa con quienes aún se secan la espuma de la cabeza y explica su arrebato: “Ahora podrán llegar a sus casas y decir que fueron a un concierto de rock, no a uno de RBD”.

Si $6M Weirdo dice estar influido por filmes como A clockwork orange o Blade runner, ¿entonces Los Concorde deberían comentar sin miedo que su formación está inspirada en un súper grupo como The Good, The Bad & The Queen? Porque el quinteto es, en toda forma, pasarela de estrellas de la escena del rock en español. En la batería está Mauricio Clavería, alguna vez miembro del grupo chileno La Ley; en el bajo, Poncho Toledo, otrora integrante de La Lupita; en las guitarras están Tavo (ex Resorte) y Atto (Los Flash Tacos), y finalmente quien sostiene el micrófono es Leonardo de Lozanne, vocalista de Fobia. Cinco sujetos que no necesitan de un álbum para llenar el Lunario y que han hecho de “Rompecabezas” una parada obligatoria a la hora del download. “¿Verdad que están felices, cachorros?”, pregunta Leo a la orilla del escenario para luego cerrar los ojos y abanicarse el rostro con un pandero al ritmo de “Contigo”, “Loosing my edge” y “Chica del sur”. La camada efectivamente luce contenta. La ejecución del grupo es justo la que se podría esperar de cinco músicos con varios años de experiencia, quienes aprovechan “Love is a bitch” para presumir a Tavo como “una bestia en la guitarra” y luego dejar a Clavería con un solo de tambores de un par de minutos de duración. Después de todo, si en Los Concorde no es válido hacerle al rockstar, ¿dónde entonces?

Al salir del lugar cuesta trabajo recordar que un grupo llamado Los Weeds pisó el escenario en primer lugar. Y es que a la una de la mañana los mayores de cuarenta están demasiado ocupados brindando tras bambalinas, mientras quienes rondan los veinte descubren con asombro, gracias al pinchadiscos en turno, que hace años existió una categoría en las tiendas de discos titulada Rock en tu Idioma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.