domingo, 11 de noviembre de 2007

Jorge López: Al maestro con cariño y profesionalismo


Nuevos talentos del jazz en concierto / 11 de noviembre, 2007 / 284 asistentes /
 Función única / 2:30 hrs. de duración / Promotor: Jorge López Arista

Rodrigo Farías Bárcenas
Al baterista Jorge López le bastan unas cuantas frases para decirle al público que esta sesión es para mostrar el desarrollo de un grupo de nuevos valores. Preside el Instituto Profesional de Batería, que lleva su nombre, y es tal su convicción acerca del talento existente que contrató este espacio para presentar a siete jóvenes alumnos suyos. Por su forma de hablar se nota satisfecho, consciente de que produce estos conciertos para motivar el deseo de superación. No hay más palabras, ni hacen falta. Con la calidad en audio e iluminación que exigen las circunstancias, en adelante la música habla por sí sola.

Jorge López Arista es hijo del maestro Álvaro López Nava, creador de un sistema de enseñanza que Jorge ha modificado y desarrollado a lo largo de muchos años de trabajo docente. Esta noche exhibe los resultados de los cambios más recientes, asumiendo la dirección del concierto y con un grupo constituido para la ocasión por él, Pepe Morán en los teclados, Jaime Ferrada en el bajo, Jerry López, saxofón alto, y Alger Erosa en la guitarra eléctrica.

A este grupo básico se agrega un baterista distinto en cada pieza, hasta sumar siete en una primera ronda. En una segunda, repiten uno por uno, hasta completar un ciclo de dos participaciones por músico, cuyos nombres son Fabián Chagolla, Ricardo Segura, Ángel Cardeña, Abdiel Quintana, Carlos Roldán, Óscar Pedraza y Jorge Vara. Su conjunción evita que los cambios, con sus particulares matices individuales, provoquen altibajos en la dinámica de la banda.
Se siente una vibra de familiaridad entre al público, es gente que se conoce —amigos, parientes, compañeros de instituto— y que anima con algo más que aplausos. Si es memorable para cualquier artista con trayectoria dar un concierto en este escenario, uno de los mejores de la ciudad, debe serlo con mayor razón para un estudiante que da fe pública de su aprendizaje.
El concepto musical, basado en la fusión y el funk, requiere de conocimientos y buen nivel en la ejecución. No es fácil vérselas con sinodales virtuales de cuya obra proviene el programa: John Patitucci, Chick Corea, David Garibaldi, Jaco Pastorius, Kenny Garrett y Miles Davis. La lista incluye varias composiciones de Jorge López.
Cuando el maestro presenta a sus alumnos omite cualquier descripción de sus virtudes técnicas, confiando en que hemos sido testigos de su existencia, para subrayar sus cualidades, necesarias para cumplir con una meta.
Queda claro que el aprendizaje es integral, no sólo consiste en cómo tocar un instrumento, sino también en cómo interactuar con otros músicos, en cómo trabajar en grupo para producir un espectáculo y en cómo comunicarse con el público. El maestro transmite una actitud frente al trabajo y a la vida, que bien pudiera ser contenida en las palabras profesionalismo y respeto.
La muestra termina cuando el propio Jorge López toma el mando de la batería, evidenciando la efectividad del método creado por su padre. “Como maestro —comenta el baterista— mi objetivo es llegar a los más altos niveles del mundo, generando así progreso para el país”.

Programa
Wind spring / Scophile / Got a match? / Escape from Oakland / The chicken / Wayne’s thang / So what / Horizonte / Una hora antes / Groovin´ high / Nena / You ain´t got it / Tarde fría / Alta tensión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.