viernes, 26 de octubre de 2007

Horacio Franco: Danzón dedicado a Bach y Vivaldi


Flautando con… / 26 de octubre y 2 de noviembre, 2007 / 535 asistentes / 
2 funciones / 2:25 hrs. de duración / Promotor: Horacio Franco


David Cortés
La música de concierto y el humor no se llevan bien. Eso nos han hecho creer durante cien años por lo menos; sin embargo, Horacio Franco no comparte la misma opinión. Para él son compatibles, como también lo es presentar un concierto con composiciones de Bach, The Beatles, Claude Bolling, Vivaldi, o danzones de Ernesto Lecuona y Abelardo Valdés.

El flautista, que lo mismo ha abierto pista en una discoteca que tocado en las principales salas de conciertos del mundo, tiene una personalidad desinhibida y un gran amor por la música —por toda—, sin importar géneros ni procedencias y esto lo transmite en cada interpretación.

Acompañado por Fabián Espinosa (clavecín) y Víctor Flores (contrabajo), Franco da rienda suelta a sus habilidades de showman: interactúa con el público, se ríe de si mismo (“aquí el lilo conductor soy yo”) y aunque no es un concierto didáctico, cuando lo considera pertinente explica algunos puntos del repertorio, lo que le permite mostrar a los asistentes los vasos comunicantes existentes entre géneros que nos han acostumbrado a considerar disímiles.
Su discografía es amplia, cercana a los veinte títulos, pero rinde pleitesía a Bach, posee una devoción propia de su generación por The Beatles y gusto por el danzón transmitido por sus progenitores. Pero la misma admiración tributa a la música de los tzetzales, seris y yaquis, que al folclor de África, Japón o China.
Técnicamente, las interpretaciones son irreprochables y lo ecléctico del repertorio pasa por alto gracias a la introducción que Franco hace de cada tema, incluso en detrimento de la continuidad, y que le permite ilustrar a los presentes lo cercano que, por ejemplo, puede estar el danzón de una sonata de Vivaldi. Al final, la música, “cualquiera”, dice, “es una expresión de los sentimientos y éstos los hay en todo el mundo, sin importar el color o la nacionalidad”.
No obstante sus intenciones, sus acompañantes no despliegan todo su potencial, pues los momentos en que clavecín, flauta y contrabajo tocan juntos son los menos. Prácticamente el repertorio clásico corre a cargo del clavecín y la flauta, mientras que en la parte popular contrabajo y flauta son los protagonistas.
La disociación se resuelve cuando el trío ejecuta la “Chaconne” de Louis Antoine Dornell y partes de la “Suite para trompeta” de Claude Bolling. Al final, eligen a Bach para “un bonito encore depresivo”.

Programa
Eleanor Rigby / Penny Lane / Martha my dear / Las folías de España / Nambu Ishiui Uta / Música tzeltal, sei y yaqui / Canción popular china / Melodía popular africana / Preludios del Clavecín (Si menor, Re mayor, Re menor, Sol mayor, Re menor, La menor) / Preludio de la Suite BWV 997 / 
Partes de las Triosonatas BWV 525-530 (Sonata 1, 2° y 3°, Sonata 2: 3°, Sonata 3: 3°, Sonata 5: 1°, Sonata 6: 1°) / Preludio de la partita 3 BWV1006 / Allemanda, Suite Francesa BWV 817 / Preludio Allemanda, Sonata BWV 1023 / Música medieval / Danzón Nereidas / Danzón Rigoletito / Danzón Al fin te vi / Danzón Almendra / Allegro ma non presto, Sonata Op. XII no. 6 / Allegro de la Trot Suite para Trompeta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.