sábado, 27 de octubre de 2007

El Otro Yo / Las Ultrasónicas: La generación degenerada


27 de octubre, 2007 / 738 asistentes / Función única / 2:30 hrs. de duración / 
Promotor: Danna Flores Coco Kaba Producciones

Alejandro González
Directo, sin eufemismos, Las Ultrasónicas escupen su versión al clásico de The Stooges: “Yo solamente quiero ser tu perra, ¡órale!”. La facha punk del trío de chicas coincide con el gamberro discurso y con los alcances técnicos de la ejecución, así que ya pueden irse yendo los melindrosos porque esta noche no habrá lugar para virtuosismos. Después de todo, Ali Gua Gua, Roxxxy Glam y Jenny Bombo se refieren a patanes que confunden puñetazos con caricias; a groseros que primero encantan con buenos modos y a la siguiente cita se comportan como gañanes. Conocen bien a ese tipo de sujetos, se nota en “Qué grosero” o “Ñero”. Con más de una década deambulando con su garage-punk por las coladeras de la escena subterránea local, Las Ultras traen consigo su álbum más reciente, Corazón rocker; más que una declaración de principios; simple y llanamente una embarrada más de mugre al gastado currículo.

Apenas hay un respiro tras la escapada de esas tres, antes de que el cuarteto argentino El Otro Yo esté instalado. Y de inmediato se nota que se trata del grupo que el público aguardaba. Con casi veinte años de existencia —prácticamente la edad que ronda la mayoría de los asistentes hoy citados—, el grupo luce sorprendido de que el público haya hecho de su repertorio una guía en la incertidumbre de sus días de adolecer.

La historia del conjunto argentino comandado por Cristian y María Fernanda Aldana, encargados de la guitarra y el bajo, respectivamente, además de turnarse en la voz principal, y completado por Gabriel Guerrisi (guitarra) y Raymundo Fajardo (batería), podría ejemplificar el modo correcto de abrirse paso a codazos para dedicarse al negocio del rock en el cono sur, de ahí que los músicos sean esta noche recibidos como héroes de guerra.
Dueños de su propio sello discográfico, Besotico Records, y de una fiel legión de seguidores que acatan los cánones del modo de vida punk —“haz lo que quieras como puedas”—, disparan temas que lo mismo proyectan un futuro esperanzador que otro plagado de incertidumbre. “Inmaduro”, “Ángel”, “No me importa morir” (con Paco Huidobro, guitarrista de Fobia, como invitado) o “Filadelfia” se ubican en ese rango.
Si bien el éxtasis ha entibiado los cuerpos de quienes se apretujan frente al escenario desde los primeros acordes que Las Ultrasónicas dejaron escapar, el final que se acerca hará escurrir gordas gotas saladas en las sienes. Con la ayuda de Ali y Roxxxy al micrófono, los argentinos ponen como horno el Lunario con una rasposa interpretación de “La tetona”; con ésta sonando, hasta los miembros de seguridad se ven orillados a deshacerse del saco. El suelo se ondula con el brincoteo. Los cuerpos se apretujan aún más. Los punks raspan con sus picos de gel la delicada superficie de la luna. Están más allá de la X, su grito de batalla es “¡somos la generación degenerada!”.

Programa
Las Ultrasónicas: Ramona / Monstruo verde / Vive cochino / Descocada / Juventud senil / Adicto al rock / Loser mentality / Vente en mi boca / Gracias mamá / Ñero / El rock de la pájara Peggy / Quiero ser tu perra / Qué grosero
El Otro Yo: Alma gemela / Alegría / Pecadores / Cometa / Caminando / El criollo / Autodestrucción / La ola / Hoy aprendí / Inmaduro / La música / Virus / Locomotora / Crazy / 10,000,000 / 69 / Calles / Siberiano / Desatándonos / Neutro / Mascota / Hombre de mierda / La tetona / No me importa / Corta el pasto / Descripción / Paraíso / Filadelfia / Me harté / E.O.Y.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.