Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 2 de septiembre de 2007

Dolores O’Riordan: La vida después de una dieta de arándanos

2 de septiembre, 2007 / 5 061 asistentes / Función única / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V.


Rodrigo Farías Bárcenas
Desde que llegó a México, Dolores O’Riordan se mostró cálida y abierta, primero con el público que la esperó en el aeropuerto y luego en rueda de prensa, según el testimonio de algunos reporteros: “Luce como una mujer sencilla, su tono de voz inyecta tranquilidad y sus comentarios reflejan rasgos de inteligencia y sensibilidad humana”.
Cuando se hace presente en el escenario, esas cualidades reaparecen, amplificadas. Es líder, pero su comportamiento es como el de una integrante más de la banda, sin aires protagónicos. Con “Zombie” reconoce a quienes esperan de ella un repaso por el repertorio de The Cranberries, además del que ha labrado como solista. Tanto por la densidad musical como por la politizada letra, es la canción más dura en el repertorio del famoso grupo, al que perteneció durante más de diez años, ya que rechaza el terrorismo en Irlanda del Norte, desde el punto de vista de las víctimas inocentes, como los niños. El canto es tan enérgico y denota un carácter tan fuerte, que uno queda sorprendido por el contraste entre esa voz y el cuerpo delgado, y en apariencia frágil, de la cantante. El coro multitudinario que la acompaña es un voto de confianza, pues viene sin su famoso grupo y luego de cuatro años alejada de los escenarios. Con semejante estímulo es de esperarse más apertura para los temas que compuso durante su ya superado retiro. Cuando anuncia “Angel fire”, indica que pertenece a su nuevo álbum y simplemente dice: “Trata acerca de la vida, ojalá les guste”, segura de que ha sido aceptada.
Dolores O’Riordan, de treinta y seis años, habló en conferencia de su etapa al frente de The Cranberries, de su desencanto como estrella del rock, pero sobre todo se refirió a los cambios que experimentó su vida después de que el grupo entró en receso. La gran diferencia, explicó, es que ahora es sólo ella quien traza el rumbo de su existencia. Habló acerca de cómo esta situación afectó para bien sus experiencias cotidianas y de su decisión por optar por vía de solista: para ratificar su vocación de cantante y compartir un don que le permite expresarse tal como es, sin presiones. ¿Qué hizo mientras tanto? Se apartó del negocio musical en favor de la vida familiar; pero también practicó algo que no siempre es fácil para quienes lidian con la expectativa pública: se dio tiempo de estar consigo misma, escuchándose, con el fin de reconocer y responder a sus propias necesidades, y no a las ajenas.
“Linger” pone a todos de pie y a cantarla palabra por palabra, naturalmente ¿Quién no la conoce, si fue la primera canción que impulsó a The Cranberries como una de las principales bandas de Irlanda? ¿Quién no sabe que mostró al mundo, a partir de 1993, el distintivo falsete de Dolores? El mismo que esta noche es muestra de una voz bien conservada y tan inconfundible, que resulta trivial la comparación con su paisana Sinéad O’Connor.
Los temas de The Cranberries y los de Dolores se alternan en una convivencia armoniosa. Las similitudes son comprensibles en vista de que hay una compositora común. Cuando un periodista español le preguntó si pesaría en ella la sombra de aquéllos, cuyo guitarrista es coautor, respondió: “No, porque es algo de lo que me siento muy orgullosa. Forma parte de mi vida”. Esa es la idea, integrar el repertorio de su ex banda (“Pretty”, “Free to decide”), con el propio (“Accept things”, “October”), sin acudir al cobijo protector de la nostalgia.
Los músicos que la acompañan son los mismos que participaron en la grabación del disco: viejos lobos que han acumulado experiencia en el sector más duro y estridente del rock, y que ahora participan en un proyecto que además de punch exige el manejo de sutilezas armónicas y la creación de estados de ánimo diversos. Dolores parece estar muy a gusto con ellos. Se les acerca a menudo y muy sonriente les dice algo. Con señas discretas, indica las modulaciones requeridas. Ellos la siguen con algo más que puro profesionalismo. Hay compromiso colectivo y respeto por su compañera.
El mejor final es más que una simple despedida. Así ocurre con la añeja “Dreams”, cuya filosofía configura a la medida el presente de Dolores: Mi vida cambia cada día / en cada posible manera... Cuando termina, abre una botella de agua y se riega el cuerpo con ánimo renovador. Luce fresca, sólida, lista para seguir. Regresó porque estaba segura de no haber sido olvidada. ¡Cuánta razón tenía!

Programa
Zombie / Angel fire / Animal instinct / Apple of my eye / Linger / Ordinary day / Human spirit / Willow pattern / Black widow / Pretty / Free to decide / When you’re gone / I can’t be with you / Loser / Salvation / When we were young / Ode to my family / Accept things / October / Dreams / Stay with me

Cronología
1971 Dolores Mary Eileen O’Riordan nace el 6 de septiembre, en Limerick, Irlanda.
1976 Comienza a tocar el órgano y a cantar en la iglesia de su comunidad.
1990 Fergal Lawler y los hermanos Noel y Mike Hogan, integrantes de The Cranberry Saw Us, convocan a una audición para sustituir al cantante Niall Quinn. Dolores la gana y el cuarteto se rebautiza como The Cranberries.
1993 Su álbum debut, Everybody else is doing it, so why can’t we? Se vuelve noticia en todo el mundo. En este ascenso es definitiva la presencia de Dolores como líder, coautora y sorprendente cantante.
1994 Se casa con el tour manager Don Burton. No need to argue llega al top ten en Estados Unidos. Le siguen To the faithful departed (1996), Bury the hatchet (1999) y Wake up and smell the coffe (2001).
1997 Debuta como madre; a la fecha, tiene un niño y dos niñas.
2004 The Cranberries entra en receso. Dolores se involucra en proyectos con el cantante italiano Zucchero, con el compositor Angelo Badalamenti y con Mel Gibson (su voz está en el track titular de The Passion of the Christ).
2007 Regresa a los escenarios. En la gira para promover Are you listening? la acompañan Steve Demarchi (ex Alias, guitarra, coros), Denny Demarchi (teclados, flauta, coros), Marco Mendoza (ex Thin Lizzy, bajo, coros), Graham Hopkins (ex Therapy?, batería, coros). (R.F.B.)

No hay comentarios: