sábado, 22 de septiembre de 2007

Client: Las Damas de Hierro también hacen música


En México / 22 de septiembre, 2007 / 407 asistentes / Función única / 
1:30 hrs. de duración / Promotor: Noiselab

Nayma González
A las chicas de Client se les conoce desde 2003 por ser el primer fichaje de Andy Fletcher (Depeche Mode) para su entonces flamante sello Toast Hawaii, así como por su férrea reticencia en cuanto a promoción de imagen y datos biográficos (las integrantes originales se hacían llamar Client A y B), pero de manera paradójica sus intenciones anti-publicitarias les procuraron lo contrario. La fotografía de sus pies en la portada de su álbum debut sólo causó que público y prensa sintieran más curiosidad por conocer las verdaderas intenciones detrás del anonimato del dueto que por su música; ésta, en segundo plano y después de tres álbumes, ha obtenido críticas bastante favorables, considerando que entre centenares de artistas del fetiche electro-pop, Client no tiene en concierto el afán de escándalo que tanta fama ha dado a Miss Kittin.

El de Client puede definirse como un ninfo-roboti-pop con melodías planas, ambientaciones gélidas, letras sarcásticas y la presencia de las ahora tres integrantes portando uniformes, quince centímetros de tacones que desafían la anatomía humana y una actitud que debe situarse entre el desprendimiento y el desinterés hacia el oficio propio y el recibimiento del público. Con esto, las inglesas han logrado un nicho de seguidoras inmediatamente identificable: en su gran mayoría, jovencitas entaconadas que recuerdan a las inexpresivas modelos que flanqueaban a Robert Palmer en el video de “Addicted to love”, y chicos que siguen atentamente los actos de la discográfica que edita a Client en México, Noiselab.

Una vez apretado el botón “molicie / piloto-automático”, las Client no se inmutan ante el entusiasmo de sus fans, quienes, imprevisiblemente, parecen obtener de este aparente desencuentro una suerte de gratificación. Junto al grupo, un video muestra a un par de chicas anónimas, sexualmente voraces y emocionalmente no-disponibles; una sonríe mientras encaja el filo de su zapatilla en el abdomen del chico al que seduce y acaricia con guantes rojos. La indolencia del grupo se rompe cuando suena el cover de “Zerox machine” de Adam & The Ants, y las originales “Drive” y “Someone to hurt” —“¡A míííí!”, gritan por ahí—, que rescatan al concierto de ser la mera diversión sadomaso de terceros.
La incorporación de Client E al bajo ha dado como resultado que el sonido en vivo del grupo sea más rico y orgánico que el de las grabaciones. Esta adición, que es como meter a R2-D2 (Arturito) a un conjunto de robots, exenta a este trío de infantas terribles de ser el grupo más constante en el Ipod de la mismísima Margaret Thatcher.
Antes que las estólidas damas, Los Updates, proyecto del chileno Jorge González (ex Los Prisioneros) que consiste en dos computadoras y un micrófono, subió al escenario para calentar la noche con una minimalista y bailable propuesta que no halló el eco adecuado.

Programa
Los Updates
Aviador / Some pictures / It’s getting late / 4WD / Inviting you here / Hambre de gol / Acaso quieres venir / Comprado en Europa /Estrechez del corazón / Tren al sur
Client
Come on / Happy / Here and now / Love all night / Overdrive / Price of love / Radio / Sugar candy kisses / Down to the underground / It’s rock and roll / Don’t call me baby / In it for the money / One day at a time / Zerox machine / Drive / Someone to hurt

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.