jueves, 26 de julio de 2007

Paco Guízar El Ciclón: La alegría de cantar éxitos

26 de julio, 2007 / 201 asistentes / Función única / 
1:40 hrs. de duración / Promotor: Francisco Guízar


Javier Delgado
Al referirse a su regreso a los escenarios, Paco Guízar El Ciclón refiere: “Siempre he pensado que aquello que soñamos y anhelamos tanto, debe convertirse en el objetivo de nuestras vidas; el mío es cantar”. Y no deja pasar la ocasión de congratularse de que esto ocurra en el Lunario. También se da espacio, entre canción y canción, para señalar que este reencuentro con su público comenzó hace siete meses en un recinto pequeño, gracias a su esposa y al comediante Memo Ríos, quienes lo animaron a continuar con esa carrera que lo vio surgir en la década de los ochenta.

Esta noche de jueves el público del Lunario está integrado en su mayoría por jóvenes, además de amigos y familiares que le gritan “¡Cuerito!”, al finalizar cada tema. Él responde con una sonrisa: “¡Gracias, ya te escuché!”. El programa, conformado por éxitos de antaño en las voces de Emmanuel, Timbiriche, Miguel Bosé y Juan Gabriel, entre otros, se sucede a un ritmo casi vertiginoso. Derrochando energía, el ex integrante del grupo Ciclón sube y baja del escenario, le pasa el micrófono a alguien en una de las mesas y elogia la calidad del palomazo, mientras invita a los demás a seguir la letra de “Secreto de amor”, de Joan Sebastian.

Mientras el sueño del nieto y sobrino de Tito y Pepe Guízar, respectivamente, se convierte en realidad gira sobre el foro, bromea con los músicos y decidido a que el espectáculo sea memorable cuenta chistes que tienen que ver con su director musical y los coristas. Es una noche en la que todo se celebra y está permitido, en ese afán de retomar el camino del canto con nuevos bríos.
La calidad del grupo es soporte indispensable para transitar por una serie de composiciones que muestran la versatilidad de Guízar, admirador confeso de Luis Miguel, por lo que a manera de homenaje, evoca “Isabel”, “Cuando calienta el sol”, “Qué nivel de mujer” y “Ahora te puedes marchar”; como respuesta un coro gigantesco se adueña del recinto en el que se mezcla no sólo el público, sino también los movimientos de algunos meseros, que no pueden evitar mover las piernas: Sirva de ejemplo para los que aún se resisten a disfrutar la noche. “¡La fiesta es para todos!”, recuerda el también animador televisivo y productor discográfico.
Casi al final de este reencuentro, mientras en las pantallas laterales aparece Tito Guízar con su nieto en una emisión de Siempre en domingo, se escucha “Allá en el rancho grande” en una extraña versión que se adentra lo mismo en los compases tradicionales de la música vernácula, que en inusitados acentos de blues. Todo se vale en aras de un show que ha derivado en gozo sobre y frente al escenario.

Programa
Popurrí: Ahora te tengo, Princesa tibetana, Si yo fuera mujer, Márchate ya / Contracorriente/ Un montón de estrellas / Son de la loma / Si tú no vuelves / Olvídame tú / No me quiero enamorar / Te mando flores / Si no te hubieras ido / Secreto de amor / Popurrí: Allá en el rancho grande, Un mundo raro, Volver, volver, No volveré, El sinaloense / Popurrí: Isabel, Cuando calienta el sol, Qué nivel de mujer, Ahora te puedes marchar / Color esperanza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.