viernes, 20 de abril de 2007

Kurt Rosenwinkel New Quartet: Jazz con hielo y agua mineral

20 de abril, 2007 / 311 asistentes / Función única / 
2 hrs. de duración / Promotor: LIVEJAZZMX

Jesús Quintero
Es la una de la mañana en el Lunario. Los meseros están cerrando las cuentas de los espectadores que no se han ido después de que el Kurt Rosenwinkel New Quartet finalizó su presentación.
Inducida no por las bebidas —sólo bebieron agua mineral—, sino por la música, una pareja dialoga:
Ella: La pasión y la entrega no tienen que expresarse con explosiones… lo que importa, aquí, es el ánimo que provoca su música.

Él: De acuerdo, pero el asunto es que ese jazz sin swing exige mucho. Rosenwinkel parece heredero del “jazz” que desde hace treinta años promueve el sello ECM, ése que debería traer, como regalo en cada disco, un suéter… es tan frío.

—Ay, eres un exagerado. Tú solito te contradices. Por ECM han pasado varios que admiras: Keith Jarrett, Bill Frisell…
—Sí, pero Frisell se sacudió el hielo de encima cuando se mudó de compañía y se puso a musicalizar las pelis de Buster Keaton.
—¡Ja! Te encantaría que el jazz siguiera relacionado con las cintas mudas. Además, Rosenwinkel es tan gringo como Frisell… bueno, parece que tiene unos años viviendo en Berlín, pero a su favor debo decirte además que él ya casi no recurre al cover… —Y mientras lo dice, busca una frase en la revista que trae. Él, en tanto, bebe despacio. Le gusta hablar con ella aunque transiten por tantos desacuerdos. Es categórica y no villamelona; camino al concierto, le obsequió un CD con toda la discografía —quemada— del guitarrista: East Coast love affair (1996), Intuit (1999), The next step (2001), Heartcore (2003) y Deep song (2005). The enemies of energy (2000) no aparecía allí porque es el único que él ya posee. Los ojos de ella al fin localizan el párrafo. Con un gesto solicita atención y afina la garganta.
—Mira, esto se lo dijo a Downbeat hace apenas unos meses… Te lo traduzco al vuelo: “He notado que mi relación con los standards ha evolucionado… (Los standards) son una buena plataforma para examinar tu estilo de tocar, son un terreno neutro en el que puedes descubrir qué clase de intérprete eres y cuáles son los rasgos de tu estilo” —Levanta su mirada, la posa en él durante medio segundo y regresa a la revista: “En cambio, con la música original la importancia reside en el estado de ánimo al que invoca la composición… la tarea de un intérprete es introducirse y tocar desde el centro de ese sentimiento”. Y cierra la revista con gesto triunfal.
—Entiendo, entiendo. El asunto es que yo quiero que la música me ilumine sin tener que recurrir a la teoría para conseguirlo… por eso me cuesta trabajo entrarle. Técnicamente es irreprochable, no lo niego. Los músicos que le acompañan hacen lo suyo. El punto es que para llegar a “su centro”, el camino que tiende no es sencillo. No es la reencarnación de Wes Montgomery, ni la de Pat Metheny…
—¿Y para qué quieres un nuevo Metheny?, ¿no me dijiste una vez que la tradición vive con los cambios? Bueno, pues allá afuera hay muchos guitarristas que ya están imitando a Rosenwinkel.
—¿Te refieres a Polanco, a la Condesa?
—Ashh… te haces… allá afuera, en Estados Unidos y en Europa. Espérate y en unos años vas a presumir con muchos que en 2007 viste a una leyenda levantando el vuelo.
Él guarda silencio para que la velada finalice con una buena frase de su acompañante, pero piensa para sí mismo: “¿Y para gozar el vuelo debo conocer la teoría del piloto?”
Programa
Kama / I need to know / Zhivago / Use of light / Gesture / Riddle me this / The cross / Ezra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.