jueves, 15 de marzo de 2007

Elizabeth Meza: Bolero con aroma a jazz

Obsesión  / 15 de marzo, 2007 /  238 asistentes / Función única / 
1:50 hrs. de duración / Promotor: Mauricio Sánchez Flores


Fernando Figueroa
En el disco Obsesión de Elizabeth Meza, el último tema es “Tú me acostumbraste”, de Frank Domínguez; en el show de presentación se convierte no en el primero, como profetiza la sentencia bíblica, sino en el más importante porque aquí está el autor de semejante joya. Con ochenta años, el cubano acepta la invitación de la vocalista, sube al escenario, se sienta ante el piano y entre ambos nos recuerdan todas esas cosas que son maravillosas.

Meza dice que en el álbum quiso capturar la época bohemia cuando se escribían boleros de ese calibre, y agregarles un toque de jazz; el resultado es de grandes ligas, aunque los asistentes al Lunario siempre le agregarán mentalmente el momento mágico que se dio con Domínguez. Para ser justos, debe decirse que en el disco ese tema se escucha soberbio, a dueto con Eugenia León.

La chihuahuense permite que el autor cante a solas otro de sus temas, uno inédito; es apenas una probadita del genio caribeño, quien ha sido interpretado por Luis Miguel, Olga Guillot, Caetano Veloso, Tom Jones, Domenico Modugno y Gal Costa, entre otros.
El filin da paso a la propuesta de Meza y un grupo liderado por el pianista Irving Lara, responsable de los arreglos. Entonces se conjugan la sensualidad vocal y un virtuosismo instrumental que se ajusta a las partituras, pero también va dejando aquí y allá pepitas de oro que surgen del duende de Pepe Hernández (bajo), Giovanni Figueroa (batería), Jaco González (saxofón), Rey David Alexandre (trombón) y Leonardo Muñoz (percusiones), quienes rompen filas para juguetear con rigor y profundidad.
Meza y compañía exponen sus versiones de boleros clásicos, mientras las letras permanecen intactas. En medio de la noche, prisioneros del ritmo, recordamos que amor es el pan de la vida, incertidumbre es el dolor de amar y que, a final de cuentas, uno no sabe nunca nada. El público ve a Frank Domínguez en una de las mesas, pero es obvio que Gonzalo Curiel, José Antonio Méndez, Pedro Flores y Álvaro Carrillo también están aquí con su legado artístico.
Alta, de cabello negro y larguísimo, atractiva, la cantante pisa fuerte; se le nota la experiencia acumulada haciendo coros para Deep Purple, Willie Colón, Emmanuel, Alejandra Guzmán, Ricky Martin y Arjona, al igual que presentaciones en Europa como solista interpretando diversos géneros. Inicialmente grabó Tenderly y Nocturnal, álbumes en los que ya coqueteaba con el bolero jazzeado, fusión que ahora invade por completo el nuevo disco y la costilla del Auditorio Nacional.
Con Imelda Miller, otra presencia entrañable, interpreta “Que seas feliz” y el público aúlla de felicidad; a Cristóbal López lo invita a hacer dueto con “Se te olvida” y el resultado es estupendo, porque el mago de la guitarra no tiene una gran voz pero le sobra feeling. Meza fue implacable juez del programa Latin American Idol y ahora tiene ante sí a cientos de jueces que escuchan admirados su calidad vocal y perfecta dicción, aunque también hay quien califica los coros como un ingrediente que endulza innecesariamente algunos temas; insignificante gota de aceite en un mar aciertos.

Programa
Perfidia / Vereda tropical / Cosas del alma / Obsesión / Juguete / Viajera / Incertidumbre / Prisionero del mar / Sabrá Dios / Y decídete mi amor / La mentira / Seguiré mi viaje / Se te olvida / Con Frank Domínguez: Tú me acostumbraste / Con Imelda Miller: Que seas feliz / Con Cristóbal López: Se te olvida

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.