jueves, 29 de marzo de 2007

Chacho Gaytán: La isla sonora de un hombre solo

Un día después / 29 de marzo, 2007 / 357 asistentes / Función única / 
1:30 hrs. de duración / Promotor: Marketing Musical, S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
En 2001, Chacho Gaytán y Alessandra Rosaldo detuvieron el proyecto denominado Sentidos Opuestos, dueto electro-pop que vendió más de tres millones de copias a finales del siglo pasado. A pesar de ese largo silencio, la compañía disquera donde firmó el grupo sigue lanzando recopilaciones en CD y DVD. Atrás han quedado los días en que Chacho se encargaba de crear un tejido musical para el lucimiento de una guapa mujer, dedicada hoy, casi por completo, a las telenovelas y programas de concurso. Lejanas están también las fechas en que Gaytán y Alessandra llevaron al Auditorio Nacional a un público que coreaba temas pegajosos como “Fuego y pasión”, “Amor de papel” y “Ardiente tentación”, que también sonaban en la radio. 

Ahora, Chacho está en el Lunario para presentar su primer álbum solista, Un día después, ubicado en una corriente denominada por él mismo como echo, es decir, electric classic house orchestra. Lo acompañan diez músicos, una soprano, una mezzosoprano y dos bailarinas. Las cantantes hacen discretos coros para los temas del disco y se lucen en serio cuando interpretan “Castillos de hielo” y “Time to say goodbye”, que no están incluidos en el redondo. Los nuevos temas son recibidos con moderación, excepto la que da título al álbum, y que se refiere a la separación del dueto; es una sonata para piano y orquesta que remite a sentimientos de desolación y lleva un aparente mensaje para la persona con quien tocó el techo de la fama: entremos a la moda de los reencuentros.

Algunos reporteros de publicaciones del corazón se retiran a mitad del concierto, desilusionados porque Alessandra no llega y seguramente querían cuestionarla acerca de asuntos personales. Tampoco está Bibi Gaytán, hermana de Chacho, ni su cuñado Eduardo Capetillo, ni los muchos artistas de renombre a quienes califica en el disco como “mis hermanitos para siempre”. No hay nota del día. La noticia invendible estriba en que Chacho sigue siendo un hombre orquesta que compone, produce, arregla, programa y toca los teclados con la naturalidad de quien lo hace desde los cinco años, y que presenta un disco instrumental con canciones propias y sendos homenajes a Barry White (“Love theme”) y Bebu Silveti (“Lluvia de primavera”)
“Historias de amor” y “Tú y yo” remiten a Sentidos Opuestos, “la etapa más importante de mi carrera”, según comenta el artista, quien ha musicalizado un buen número de telenovelas y obras de teatro. En medio de la bahía de sintetizadores es el rey de la noche, parece no importarle que la trasnacional que antes lo cobijó no haya apostado por una obra como Un día después, del sello independiente Marketing Musical.
Chacho toca melodías discotequeras que crean ambiente de alegría sin euforia. Se nota a leguas que es un músico de pies a cabeza, pero todos estamos pensando en una ausencia arriba del escenario, incluso él.


Programa
Club 130 / Fuera de casa / Viajando / Monarca / Love theme / Historias de amor / Castillos de hielo / Time to say goodbye / Un día después / A dónde / Lluvia de primavera / Tú y yo / Cocktail
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.