viernes, 16 de marzo de 2007

Armando Manzanero y Susana Zabaleta: Labios rojos con versos de miel caliente

De la A a la Z / 16 y 17 de marzo, 2007 / 935 asistentes / 2 funciones / 
2 hrs. de duración / Promotor: Consecuencias Discográfica

Georgina Hidalgo
Es una pareja dispareja. Él, romántico y educado, habla de usted a “la señora”, le dice que es dama bella y ella responde con ocurrencias muy pasaditas. Es una combinación que gusta. No bastó un programa de televisión ni la gira nacional del espectáculo De la A a la Z. De nuevo en la ciudad, una cantante sensual e irreverente y un poeta consagrado celebran el amor.

Armando Manzanero permanece estoico. A sus setenta y dos años El Genio del Romanticismo está curado de espanto. De la inmensa constelación de cantantes latinoamericanos que ha pasado por su estudio, con Susana Zabaleta se dio el mayor encanto. Es “una yegua de zancada larga”, dice él de ella. Lo subyugó desde el principio con esa doble personalidad de niña-tierna-mujer-devoradora. Al piano, el yucateco canta “Te extraño” e invoca a “La grandota de Monclova”, de quien dice que es “su mejor pareja musical”. Te propongo algo, / ¡al diablo con todo!, canta y suplica el compositor.

La femme fatale usa el color del peligro: falda roja de holanes de gasa, sostén de charol con tirantes cruzados en la espalda, medias caladas, zapatos de plataforma. Apetecible. Si le dieron un Ariel por su actuación en Sexo, pudor y lágrimas (1998), hoy merece otro para su alter ego castigador. El maestro saluda, pícaro: “El agasajo es tocar con usted, no me aguanto las ganas... de tocar el piano y a usted, si me lo permite”. Y como poeta le dice: ¿Quién la enciende cuando hace el amor? / ¿a quién pertenece? / ¿quién motiva esos ojos? / ¿quién motiva su belleza? “De quién es usted” es un regalo para la diva que, conmovida, anuncia el cese de hostilidades, pero la tregua dura poco, hace su peculiar recuento político de un “año fuerte” y advierte una noche pasional, de llanto y dramas. Qué cosa es el amor / medio pariente del dolor, afirman a dúo.
Los labios rojísimos de ella atrapan versos de miel caliente: Contigo aprendí… Todavía cuando amanece, quiero verte todavía… No fue casualidad, no puede ser un error amar… Baja a seducir al público con la inmortal “Me importas tú”, se sienta en piernas de ellos, cela a sus acompañantes. Vuelve con arias de ópera y se queja de amanecer otra vez en los mismos brazos. Manzanero, imponente, la observa. Ella no le perdona la recepción que dio a George W. Bush en Mérida. “Por la amistad se hacen muchas cosas”, se defiende el yucateco y ella arremete: “Por eso luego lo demandan”. El vate mejor la invita a “Otro fin de semana”, una de las cuatro canciones que estrena en este espectáculo.
“El ángel más bello que pudo llegar a mi vida” unta su vestido sin pudor en el compositor. Juegos de reproches y versos llenan los intermedios. “No se tú” es coreada por la audiencia e intentan una despedida, pero no los dejan. “Qué bonito amor”, dice la sexy voz de la mujer que le dio la suya a Pocahontas. Le pide al maestro “Esta tarde vi llover” como regalo a su madre. Nada le niega. Tomados de la mano cantan “Somos novios” y las flechas de Cupido vuelan por todo el recinto. 

Programa
Armando Manzanero
Soy yo / Seguimos juntos /Adoro / Nada personal / Mía / Te extraño / El ciego / Señor Amor / Te propongo / ¿De quién es usted?
Susana Zabaleta
A nadie / Contigo aprendí / Todavía / No es casualidad / Las simples cosas / Piel canela
Manzanero y Zabaleta
Amanecí en tus brazos / Que sea un parque / Por debajo de la mesa / Fin de semana / Nos hizo falta tiempo / No sé tú / Qué bonito amor / Esta tarde vi llover / Somos novios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.