sábado, 10 de marzo de 2007

Alejandro Filio: La lluvia y (otra vez) el amor


30 años de trova / 10 de marzo y 16 de junio, 9 y 10 de noviembre, 2007 / 1,508 asistentes / 
2 funciones / 2:25 hrs. de duración / Promotor: Maru Bayardo

Julio Alejandro Quijano
Es invierno pero llueve en la ciudad. La gente baja de sus automóviles apresurada, cubre la cabeza con chamarras, sacos, bolsas y hasta periódicos; sortea los charcos y no detiene la carrera hasta entrar al vestíbulo del Lunario. La moda es culpar al calentamiento global por estos bruscos e inesperados cambios climáticos. Una vez dentro, se quitan las prendas empapadas, seguros de que se secarán durante el concierto.

“¿Quién es ese señor con la guitarra?”, pregunta una joven a su acompañante. “Es Alejandro Filio”.  La mujer, que poco conoce de trova y “canto nuevo” mexicano, se muestra desconcertada porque no hay juego de luces que anteceda la entrada del cantante, ni proyecciones visuales que lo anuncien. Filio aparece con mochila a la espalda, guitarra del brazo y cables en mano. Se sienta en una silla al centro del foro, tira la mochila al suelo y busca el enchufe para conectar su guitarra. Comienza: La lluvia, mi silencio, / la gente que camina. / Es todo lo que puedo recordar / de aquella despedida. No es casualidad que abra su presentación con esa referencia. Filio explica: “Cuando llega la temporada de lluvia, los sentimientos y las acciones suben al cielo y luego bajan en forma de lluvia. Algunos las toman y otros no. Por ahí casi siempre las gana Silvio [Rodríguez]. Otros tenemos que brincar para alcanzar algunas porque [Fernando] Delgadillo está más grandote y las atrapa muy fácil”.

De modo que la precipitación atmosférica constituida por gotas de diámetro superior a cinco milímetros, se convierte repentinamente en la carta de amor en tiempos de desamor, en el deseo sensual de sumarme a tu tiempo por el puente que cruza tu cuerpo, en la petición repetida de si es que piensas venir, deja un rastro a tu paso. Como en todo ciclo, mientras las canciones de Filio bajan a la tierra, otras historias suben para condensarse en la atmósfera en torno a núcleos de polvillo, iones o partículas higroscópicas. Es decir, que un mesero le pellizca la nariz a una colega, que un hombre vacía de una vez (y para siempre) una copa de güisqui donde se bebe la explicación de su solitaria mesa, que aquella mujer neófita en el “canto nuevo” mexicano queda prendada de su amigo al dedicarle una letra: Estamos solos otra vez / como al principio / dame tu mano / seremos soledad / y cuentos compartidos. No solo eso, sino que a mitad del concierto, el acompañante va al recibidor del foro para comprar los cinco discos recopilatorios de los treinta años de lluvia que ha visto correr Alejandro Filio, editados de manera independiente para evitar costos de distribución. La caja contiene, además de amor, gotas de protesta contra “el hermano lobo” que declara guerras en nombre de la paz mundial; de denuncia por el “socialista que corre tras el capital”, y de esperanza porque después de todo “habrá que creer en algo y tal vez en alguien”.
La última parte del encuentro la dicta el público: “Mujer que camina”, “Despierta”, “Ella”. Una joven hermosa y con la vida por delante se acerca para pedirle la última de la noche; el trovador la mira asombrado pero cumple la petición: Hoy regreso cansado / será que la distancia / le hace bien al suicidio. Alejandro Filio desenchufa su guitarra y carga su mochila, pero se queda un rato para autografiar discos. Las prendas mojadas ya se secaron, de modo que la gente las viste de nuevo para salir. Todavía llueve, pero ahora pocos se ocupan en cubrirse. Disfrutan el agua, nadie habla de calentamiento global y en cambio sueñan con que alguna de las gotas sea su propia historia que subió al cielo en forma de vapor y ahora baja a tierra para que, quizá, Filio la sume a su repertorio.

Programa
Te quiero tanto / Pensándote / Cuando un beso te nombra / Después de ti / De los enamorados / Dicen / Sin la luna / Cuando llora mi guitarra / No te cambio / Por si no te vuelvo a ver / Mi todo / Para robarte un beso / Vienes con el sol / Versos tristes / Brazos de sol / Mujer que camina / Despierta / Ella

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.