jueves, 7 de diciembre de 2006

Toxic Audio


7, 9 y 10 de diciembre, 2006 / 1 053 asistentes / 3 funciones / 
1:45 hrs. de duración / Promotor: Fundación Cultural Integrus, A.C. 

Fernando Figueroa
Si un neófito escucha cualquier álbum de Toxic Audio, seguramente lo definirá como un grupo que transita con ingenuidad y destreza por la balada, el jazz, soul, rhythm and blues, rock y hip hop, entre otros géneros. Pero si esa misma persona se entera de que está oyendo cinco voces sin instrumento alguno, entonces pensará que se trata de ejecutantes con una habilidad cercana al virtuosismo. 
En vivo, el espectáculo de esta agrupación trae a la memoria una buena fiesta infantil, en la que el público mantiene la boca abierta, los ojos saltones y la risa siempre estallando. René Ruiz, Jeremy James y Paul Sperrazza no sólo son capaces de cantar a buen nivel y emitir timbres similares al del bajo, batería, guitarra, saxofón y requinto, sino que también son buenos comediantes con eficientes rutinas. Por su parte, Michelle Valines y Shalisa James poseen educadas y potentes voces; la primera ha trabajado al lado de figuras como Bobby McFerrin y Mel Torme, mientras que Shalisa es una de las reinas del jingle en Estados Unidos. En la consola de audio hay un sexto pasajero, John Valines, quien se encarga de arropar el trabajo escénico, sin que su participación implique mano negra, ni mucho menos. 
Por todo lo anterior, no es extraño que este quinteto haya ofrecido cientos de representaciones en un local off Broadway y miles en parques temáticos de la empresa Disney, en Florida. Han grabado Captive Audience, Toxic Audio, Come Together (homenaje a The Beatles) y Chemistry, este último considerado en 2003 como mejor álbum pop-rock por la Contemporary A Capella Society of America. En 2004, la crítica neoyorquina le otorgó el Drama Desk Award en el rubro Experiencia Teatral Única. 
El espectáculo se basa en la interpretación de añejos éxitos y la representación de sketches en los que participa el público. En una de las rutinas, el quinteto se planta frente a los espectadores y simula un zapping televisivo; surgen así los temas musicales de series como Bonanza, El Llanero Solitario, Mi bella genio y Hawai 5-0, con hilarante escala en un canal porno. En otro número, un viejo tocadiscos se convierte en el personaje principal: mientras la aguja recorre los surcos del vinilo, el quinteto juguetea con abruptos cambios de temas y de revoluciones por minuto. 
Toxic Audio tiene un espíritu retro que forma parte sustancial de su concepto musical. Homenajean con sendos temas a James Brown, Louis Armstrong y Stevie Wonder. También se montan en hits que van de “Dancing queen” (Abba) a “Stand by me” (Ben E. King), pasando por “Thriller” (con cruel parodia a Michael Jackson incluida) y una deslumbrante y graciosa versión de “Las hojas muertas” en español, italiano, inglés, francés y hasta coreano. 
Hacen como que se despiden, pero con mímica suplican que el público pida más. Cierran con música electrónica a la manera de consagrados DJs. Y, sin duda, lo son en la imaginación de los espectadores. 

Programa 
Ready to go / I feel good / Route 66 / Superstition / Mack the Knife / Put the lime in the coconut / Dancing queen / Bring me to life / Splanky / The water is wide / Autumn leaves / The little drummer boy / Why don’t we do it in the road? / Thriller / Stand by me / Turn the beat around / Groove is in the heart.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.