viernes, 18 de agosto de 2006

Yuri, Mijares y Ricardo Montaner: La nostalgia, convocada


Cantando por cantar / 18 de agosto, 2006 / 9 439asistentes / Función única / 
2 hrs. de duración / Promotor: Ocesa, S.A. de C.V. 

David Cortés 
En el peregrinaje previo al concierto abundan las parejas, pero también hay solitarios; llegan con la esperanza de encontrar algo perdido hace tiempo y en sus miradas se advierte la avidez, el deseo, la expectación. Nada como la fe para hacernos creer en lo imposible y si ésta se deposita en el amor, qué mejor: Ya lo dijeron The Beatles: All you need is love. 
Ricardo Montaner enciende la maquinaria de Cantando por cantar. Recurre a una profusión de ritmos latinos, pero en este departamento de vivencias, sentimientos y anhelos extraviados en que se ha convertido el Auditorio Nacional, convocar a la nostalgia es urgente. Para ello, nada como la canción romántica; de eso, sabe mucho el venezolano. Hoy la encara de manera juguetona. Cual director de orquesta, pide a sus músicos bajar el volumen para dirigir un coro multitudinario y mostrar sus habilidades de histrión: se hinca, cierra los ojos, mesa sus cabellos, eleva la mirada al cielo, habla a la amante ausente, dramatiza su interpretación. 
Con la música de fondo, baja del escenario, pide teléfonos celulares, repite fórmulas y canta a quien le responde al otro lado de la línea. No contento con la conmoción que provoca, regresa al foro y pide a varias damas que suban a bailar con él. Lideradas por el percusionista de la banda, féminas de todos colores, tamaños y bellezas improvisan una coreografía que culmina con “el trenecito”, instante que Montaner aprovecha para salir del campo visual y tomar un descanso. A su regreso, acomoda su espontáneo harem al pie de la batería y ocasionalmente se acerca para musitar algo a sus oídos. 
Las lágrimas afloran. Aquellas almas incompletas son restauradas por el poder curativo de su canto. No importa si su discurso le roba tiempo al show, igual funciona como bálsamo. La terapia al corazón concluye con la infaltable “Me va a extrañar”. No hay espacio para más, el camino ha sido desbrozado para Yuri y Mijares. 
Mijares es un habitual del coso de Reforma, pero esta es la segunda vez que aparece junto a Yuri. La veracruzana abre su set de manera espectacular. Doce bailarines despliegan acrobacias y atléticos movimientos, y en medio del humo provocado por un par de explosiones, surge la Madonna mexicana. La nostalgia se ha instalado cómodamente en el recinto y sólo es necesario alimentarla. 
A una tanda marcada por el dinamismo y la cachondería, sucede la sobriedad de Mijares. Las manos se entrelazan, sudan, los cuerpos se juntan y las promesas —como antaño— se refrendan. Hay kilos de más, calvas relucientes, pero el soundtrack íntimo es el mismo. Una suave transición de la orquesta anuncia el regreso de Yuri para uno de los varios duetos de la noche. Tomados de la mano, pasan revista a Acompáñame, grabación por la cual recibieron Disco de Platino. Verlos es recordar a otros duetos famosos —Carmela y Rafael, Amanda Miguel y Diego Verdaguer— que, desde su condición de pareja, devolvieron sensualidad y erotismo a la canción romántica. 
Yuri y Mijares no son esposos. Eso limita sus movimientos, que son apenas insinuaciones, deseos contenidos, bromas inconclusas cuando bailan y ella “amenaza” posar su mano con fuerza sobre el trasero de él. No obstante, transmiten romance e idolatran a Cupido cuando sus voces copulan. 
Satisfecho Eros, las caderas demandan atención y cada uno, en su turno, sacia el clamor popular. “Soldado del amor” u “Hombres al borde de un ataque” apapachan y miman el desatado inconsciente colectivo, porque si algo han hecho ambos en los últimos veinte años es satisfacer una parte de la cultura popular, construir con sus temas el telón de fondo de varias generaciones que encuentran en noches como ésta el punto de comunicación. Liberados de fantasmas e inhibiciones, los asistentes atestiguan cómo Lucero, con sus hijos, sube a cantar con su esposo. El encore es una postal inolvidable: Mijares toca la guitarra y entona con La Güera “Sólo le pido a Dios”. 

Programa 
Ricardo Montaner: Tengo verano / Tan enamorados / Bésame / Sólo con un beso / Nada / Conga / Heridas de amor / Déjame llorar / Me va a extrañar / Yuri: Enamorada / Mijares: El rey de la noche / No se murió el amor / Yuri y Mijares: Me alimento de ti / Yuri: Hombres al borde de un ataque / Maldita primavera / Popurrí / Yuri y Mijares: Acompáñame / Mijares: Tan solo / Bella bonita / Soldado del amor / Yuri: Popurrí de los ochenta / Mijares: Popurrí con temas de José José / Yuri: Popurrí de temas nuevos / Detrás de mi ventana / Amiga mía / Mijares: El breve espacio / No hace falta / El privilegio de amar / Yuri y Mijares: Te quiero así / Yuri: Aire / Mijares: Uno entre mil / Yuri: Con el apagón / Dueto: Sólo le pido a Dios / Para amarnos más.


Discografía 
Yuri 
Yuri ilumina tu vida (1978) 
Esperanzas (1980) 
Llena de dulzura (1981) 
Yuri (1983) 
Karma Kamaleón (1984) 
Yo te pido amor (1985) 
Un corazón herido (1986) 
Aire (1987) 
Isla del sol (1988) 
Sui generis (1989) 
Soy libre (1990) 
Obsesiones (1992) 
Nueva era (1993) 
Reencuentros (1994) 
Espejos del alma (1995) 
Más fuerte que la vida (1996) 
Huellas (1998) 
Que tu fe nunca muera (2000) 
Enamorada (2002) 
Yuri (2004) 
Acompáñame (con Mijares, 2006) 

Mijares 
Mijares (Soñador) (1986) 
Amor y rock and roll (1987) 
Uno entre mil (1988) 
Un hombre discreto (1989) 
Nuda liberta’ (1990) 
Que nada nos separe (1991) 
María bonita (1992) 
Encadenado (1993) 
Vive en mí (1994) 
Querido amigo (1996) 
Estar sin ti (1997) 
El privilegio de amar (1998) 
Historias de un amor (2000) 
Dulce veneno (2002) 
Yuri y Mijares (Juntos por primera vez) (2003) 
Cappuccino (2004) 
Honor a quien honor merece (2005) 
Acompáñame (con Yuri, 2006) 

Ricardo Montaner 
Cada día (1982) 
Ricardo Montaner (1987) 
Ricardo Montaner 2 (1988) 
Un toque de misterio (1990) 
En el último lugar del mundo (1991) 
Los hijos del sol (1992) 
Ricardo Montaner y amigos (1994) 
Una mañana y un camino (1994) 
Viene del alma (1995) 
Es así (1997) 
Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra (1999) 
Sueño repetido (2001) 
Suma (2002) 
Prohibido olvidar (2003) 
Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra Vol. 2 (2004) 
Tengo verano (2005) 
Todo y nada (2005) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.