viernes, 11 de agosto de 2006

Aventurera: Inocencia interrumpida


11 y 12 de agosto, 2006 / 10 494 asistentes / 2 funciones /
 3 hrs. de duración / Promotor: San Carlos Management S.A. de C.V. 

Fernando Figueroa

Dieciocho de octubre de 1950. Se estrena Aventurera, de Alberto Gout, en el cine Mariscala de la ciudad de México; son tiempos de Miguel Alemán en la presidencia de la República, de industrialización acelerada, abundante generación de empleos y activa vida nocturna en la capital. Los espectadores ven con estupor cómo se derrumba la imagen clásica de la cabecita blanca: Andrea Palma interpreta a Rosaura, una conservadora madre de familia de la alta sociedad tapatía, quien los fines de semana regentea un burdel en Ciudad Juárez. Elena Tejero (Ninón Sevilla), manipulada por el padrote Lucio El Guapo (Tito Junco), llega al Kumbala para trabajar supuestamente como secretaria; ahí, Rosaura la inicia en el mundo de la prostitución y del espectáculo rumbero. El guión es de Álvaro Custodio a partir de un cuento suyo. 
Veintisiete de agosto de 1997. Se estrena el musical Aventurera en el Salón Los Ángeles de la colonia Guerrero. En México se viven los estertores del partido hegemónico en el poder; son tiempos del primer gobierno izquierdista en la capital. El público ve con naturalidad los cambios que introdujo el dramaturgo Carlos Olmos en la obra; si en el texto de Custodio aparece un empleaducho (El Rengo) que se enamora de Elena y es capaz de matar por salvarla, Olmos lo convierte en Bugambilia, un travestí que a finales de siglo a nadie escandaliza, simplemente “intensifica el tema amoroso”, tal como lo declaró el adaptador en su momento. Los espectadores se transforman en clientes del cabaret y, por tanto, en personajes de la obra. Como cereza del pastel, el sketch político lo encabeza Carmen Salinas, vieja loba de mar en esos menesteres. 
Once de agosto de 2006. Aventurera celebra en el Auditorio Nacional nueve años de éxito continuo. México vive el primer gobierno del “cambio”, son tiempos de crisis postelectoral y plantón perredista en el Zócalo capitalino, Madero, avenida Juárez y Paseo de la Reforma, incluso frente a las puertas de este recinto. Varios chistes en la obra aluden a Andrés Manuel López Obrador, figura central de los inconformes y “nuevo dueño de la Carpa México, con varias sucursales en el Distrito Federal”; otros personajes de la obra se quejan por el corte de circulación en calles importantes de la ciudad, pero Carmen Salinas se convierte en abogada del diablo: “No se hagan pendejos, muchos de ustedes votaron por él”. 
En un escenario que se extiende hasta la fila doce preferente, se desarrolla la historia de una colegiala que por las tardes toma clases de baile en la capital de Chihuahua. La pacífica cotidianidad de Elena se altera cuando su padre se suicida, luego de enterarse que su esposa se ha ido con otro hombre. El destino de la jovencita será bailar y prostituirse en la frontera. A Edith González le corresponde mostrar esa transformación; inicialmente aparece con uniforme escolar, expresándose con voz de adolescente consentida y coqueta, luego es una escultural rumbera que habla con tono engolado de mujer mala en busca de venganza, que llegará cuando un hijo de Rosaura se enamore de ella. 
La obra es interrumpida cada vez que el público recibe con aplausos a actores que frecuentan en telenovelas. Juan Ferrara es el padrote y Carmen Salinas la dueña del burdel; Xavier Ortiz (ex Garibaldi) interpreta a Bugambilia; Jorge Salinas con collarín y cabestrillo en el brazo izquierdo es el esposo de Elena; Ernesto Gómez Cruz personifica al comandante que vende protección. 
En una función como ésta se vale de todo: varios periodistas de espectáculos develan una placa conmemorativa, los actores alternan su papel con colegas que en otro tiempo han participado en la obra, y algunos invitados ocupan las mesas dispuestas en el escenario y bailan danzón como si fuesen asiduos del Kumbala. 
Un sector del público festeja el lenguaje procaz de Carmen Salinas, que suelta bromas relacionadas con Vicente Fox, el Gober Precioso, René Bejarano, Carlos Ímaz y varios políticos más. Acompañada de la orquesta de Chuy Millán, Salinas canta “Burundanga” y “La múcura”; con un chisguete de voz, Ernesto Gómez Cruz interpreta “Virgen de medianoche”. 
A final de cuentas, Rosaura paga sus pecados con el desprecio de sus hijos y Elena Tejero encuentra el amor verdadero. Los actores e invitados especiales se despiden tomados de la mano, mientras Carmen Salinas resume la experiencia con una frase: “Sí pudimos con el plantón”. 

Trivia de arrabal 
Actrices que han interpretado el papel de Aventurera: Edith González, Itatí Cantoral, Niurka Marcos, Paty Navidad, Adriana Fonseca, Yatana y Lorena Rojas. 
¿Qué sintió Edith González cuando le dijeron que el noveno aniversario de la obra se celebraría en el Auditorio Nacional? “Se me cayeron los calcetines”. 
Actores que han interpretado a Bugambulia: Alejandro Tommasi, Tomás Gorós, Libertad, Sergio Mayer y Xavier Ortiz. 
¿Qué le dice Carmen Salinas a Bugambilia de su aspecto? “Rasúrate ese bigote, luego por eso Tiziano Ferro habla mal de nosotras”. 
Sitios donde se ha presentado la obra en la ciudad de México: Salón Los Ángeles, Teatro Blanquita, Salón Terraza Jardín del hotel Fiesta Americana, Salón Tropicoso, Auditorio Nacional. 
Sitios donde se ha presentado la obra en gira: Arena Monterrey (con capacidad para 18 mil espectadores), Anfiteatro de los Estudios Universal en Los Ángeles, plazas de toros, salones de fiestas y teatros en más de 50 ciudades de México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica. 
¿Quiénes han participado en todas las funciones? Sólo Carmen Salinas (Rosaura), Fermín Zúñiga (papá de Elena Tejero) y Chuy Millán (director de la orquesta). 
Actores y actrices que alternaron papeles en las funciones del Coloso de Reforma: Mauricio Islas y Jorge Salinas (esposo de Elena), Sergio Sendel y Mario Carballido (cuñado incómodo de Elena), Arturo Carmona y Latin Lover (Pachuco). Tentativamente, Coque Muñiz haría lo propio en el papel de Bugambilia con Xavier Ortiz, pero sólo apareció fugazmente como La Fea Más Teta, una supuesta hermana de aquélla. Pedro Armendáriz acompañó en un par de escenas a Ernesto Gómez Cruz, interpretando a un segundo comandante Treviño. Juan Ferrara, Carmen Salinas y Edith González actuaron en toda la obra sin reemplazo. 
Invitados especiales al Auditorio Nacional que encarnaron a clientes del cabaret: Juan Osorio, Raquel Bigorra, Michelle Vieth, Jacqueline Bracamontes, Carmen Campuzano y Joana Benedek. Pablo Montero cantó “Enamorada”. 
Director de la obra, a quien casi nunca se menciona: Enrique Pineda. 
¿Cómo nace este proyecto? En el salón México, Carlos Olmos vio a Carmen Salinas trabajando en Cada quien su vida, de Luis G. Basurto. Ahí se le ocurrió hacer una adaptación de Aventurera
Número de personas a las que da trabajo Aventurera: Ochenta. 
Número de representaciones en nueve años: No existe un registro puntual. Se manejan cifras que van de tres mil a cinco mil representaciones. (F.F.)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.