jueves, 27 de julio de 2006

Mexicanto


Otra vez / 27 de julio, 2006 / 498 asistentes / Función única /
1:45 hrs. de duración / Promotor: David Filio 

Fernando Figueroa 
Grupo de culto para los amantes de la canción alguna vez llamada de protesta, Mexicanto presenta el álbum Otra vez, cuyo título remite al reencuentro de David Filio y Sergio Félix, amigos y cómplices que llevaban cinco años sin grabar juntos. Todos los asientos están ocupados, el Lunario semeja una peña de los años setenta y a los músicos se les nota a leguas la felicidad: son como un matrimonio decidido a compartir de nuevo el mismo techo porque, de plano, no se hayan a solas. 
Sus incondicionales se identifican con las palabras de Germán Dehesa, que sirvieron para promover el álbum y el concierto: “De ningún modo es tarea sencilla encontrar una voz propia, un íntimo modo de entonar las penas, los entusiasmos, los numerosos acontecimientos que ocurren a lo largo de los días de los hombres. Si esto es difícil, imaginen la condición casi milagrosa de que dos voces formen un solo cauce sereno como el Papaloapan en busca de ese mar que a todos nos incluye”. Quienes intentan la imparcialidad ven a un par de buenos guitarristas y muy acoplados cantantes, quienes a ratos trascienden los lugares comunes del género con frases afortunadas: Algo me inventaré si a fin de cuentas ya no vuelves por aquí; Quién podrá retener a cualquier precio / el horizonte en verso de tu cintura. Y sobre todo: Mejor me quedo callado que cantar y no decir. 
Lo que para unos es música de trova, canto nuevo o nueva canción, para estos intérpretes se trata de “canto popular contemporáneo”, jarrito donde caben consignas contra la desigualdad en el mundo, un poema de Mario Benedetti y las frases ya célebres del compositor jalisciense Alberto Escobar: Tantos siglos, tanto espacio, tantos mundos... y coincidir (también caballito de batalla de Guadalupe Pineda, Fernando Delgadillo y Nicho Hinojosa). Algunos corean temas clásicos del dueto como “Andrómeda”, “Claro que” y “Te vi llegar”, otros solicitan a gritos y alcanzan el éxtasis cuando escuchan “Sólo le pido a Dios”. 
Se notan las tablas que David y Sergio adquirieron en peñas del Distrito Federal como El Sapo Cancionero, El Cóndor Pasa y El Mesón de la Guitarra, y en sus recorridos por buena parte de México, Centro y Sudámerica. Saben entretener con bromas que generalmente los incluyen como protagonistas. El chascarrillo más celebrado gira en torno a Laura Cors, esposa de Filio y ex co-conductora del programa de televisión El mañanero. Al presentar “Yo te sigo”, David Filio dice: “Esta canción la escribí para mi bella esposa, pero ustedes la pueden adaptar para sus bellas esposas… a lo largo del tiempo no ha faltado quien la haya querido adaptar para mi bella esposa”. Cors no está en ninguna de las mesas, se la ha pasado corriendo entre el backstage y las consolas de audio y sonido; viste un traje sastre negro y a cada paso confirma que merece los piropos de su marido y de Sergio Félix, quien se une a las bromas al decir socarronamente: “David y yo somos amigos, hermanos... socios”. 
Respaldado por bajo, percusiones y violín, Mexicanto recorre buena parte de su historia. “Circo de metal” la cantan Mariana y César, hermanos de Filio y autores de la música y la letra, respectivamente. El espectáculo sucede en álgida época postelectoral, y por ello cobra relevancia la dedicatoria de “No te salves” a un ausente Felipe Calderón, y que Filio agradezca la presencia de su esposa, Margarita Zavala. Los versos de Benedetti retumban en la intimidad del recinto con su imperativo ético: No te quedes inmóvil al borde del camino, / no congeles el júbilo, no quieras con desgana, / no te salves ahora ni nunca, no te salves. 

Programa 
Intento / Yo te sigo / Castillo blanco / Quién podrá / La impunidad / Andrómeda / Claro que… / Una guitarra / Lucha / Te vi llegar / No te salves / Río ancho / Circo de metal / Agua de mar / Qué dirán venideros / Me basta / Todo vale hoy / Hoy ten miedo de mí / Sólo le pido a Dios.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.