martes, 4 de julio de 2006

Disney on ice: Difícil es vivir sin máscara


Los Increíbles en una aventura en Disneylandia / Del 4 al 16 de julio y del 1 al 6 de agosto, 2006 / 
182 245 asistentes / 60 funciones / 1:40 hrs. de duración / Promotor: OCESA, S.A. de C.V. 

Olivia Ortiz
Un héroe tiene una razón de ser: estar del lado de la justicia, salvar a los inocentes y atrapar a los villanos. Serlo por un día puede resultar divertido; sin embargo, dejar de serlo para convertirse en un ser humano común, particularmente cuando se ha sido apreciado y elogiado por todos, resulta simplemente i-n-c-r-e-í-b-l-e. Tarde o temprano, el héroe que vive en el espíritu, buscará la forma de romper el anonimato. Fiel a la tradición de llevar el cine a la pista de hielo, Disney on Ice presenta en su décima sexta edición en México y doceava en el Auditorio Nacional a Los Increíbles con un elenco internacional de patinadores, que incluye a uno de origen mexicano. 
Bob Parr y Helen Parr podrían ser los nombres de cualquier persona, pero en realidad son los rostros que encubren al Sr. Increíble y a la Chica Elástica, quienes con sus hijos —Violet, Dash, Jack— y un amigo —Frozone— tratan de pasar desapercibidos en un mundo ávido de héroes. Que vivan encubiertos es fácil, descubrirlos es la aventura. Y qué mejor lugar para iniciarla que un parque de diversiones: Disney, donde viven los personajes de la fantasía y que en 2006 continúa celebrando los cincuenta años de su apertura. 
La familia Parr, convencida de que puede pasar desapercibida en el Magic Kingdom que Disney Word montó en el Auditorio Nacional, inicia su recorrido. Según el estilo de estos parques, la diversión se extiende por escenarios alusivos a películas famosas o exóticos ambientes. El primero que el clan visita es el Crucero de la jungla (Jungle cruise), en el que después de cruzar la selva amazónica en un bote, llegan a un paraje donde unos monos bailan con Baloo, de El libro de la selva, “Busca lo más vital”. A la salida, la aparición furtiva de un “ni-loco-codrilo” le hace creer a Bob Parr que su familia está en peligro y se lanza al río para aniquilarlo. Azorados, los encargados le explican que se trata de un animatronic inofensivo, creado por Disney. El recorrido continúa por la Montaña espacial (Space mountain), donde son recibidos por los personajes de la película de Toy story. Le siguen el Tren minero, Alicia en el país de las maravillas, el barco de Los piratas del Caribe y la Mansión encantada. En ésta, Bob y Helen Parr se enfrentan con su fantasma-reflejo frente a un supuesto espejo y al estilo de Groucho Marx en Sopa de pato (1933), exhiben una maravillosa coordinación para jugar con sus reflejos. 
Los integrantes de la familia Parr son elegidos Magistrados del desfile del parque y mientras saludan a la Cenicienta, al Príncipe Felipe, la Bruja, Blanca Nieves y otros personajes popularizados por Disney, aparece Síndrome, que captura a Mickey y Minnie, y amenaza con crear un parque donde no habrá participantes, sino partifaltantes. El pasmo general ante el villano no inmoviliza a Bob Parr, quien acude con Edna Moda, que ahora trabaja en los parques de Disney, para solicitarle que haga nuevos uniformes y después llama a Frozone para contar con su ayuda porque Magic Kingdom es invadido por la obscura niebla del ejército enemigo, que con rutinas coreografías que recuerdan a Lord of de the Dance y Riverdance, anuncia la batalla. 
El rescate de Mickey y Minnie libera del anonimato a la familia Parr, abriendo paso a Los Increíbles. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, Syndrome está a punto de lograr su objetivo, pero con lo que no cuenta es con el heroísmo del público infantil, pues cada espectador posee una pulsera — incredi-band— que le fue entregada al inicio de la función, y apretando los botones adecuados desactivan el Omnitrón del enemigo, destruyen los candados que aprisionan a la familia Increíble y abren la celda donde estaban Mickey y Minnie. 
La magia del mundo de Disney cierra la historia con su icono más famoso: el Castillo de Cenicienta refulgiendo en todo lo alto para demostrarnos que un héroe puede vivir oculto por mucho tiempo, pero la realidad o la fantasía le darán la oportunidad de revivir, para que así sea por unos minutos, brille de nuevo tan intensamente como una estrella en el escenario. 

No hallaba parque, por eso lo inventó 
En 2006 se cumplen 51 años de que fue inaugurado Disneylandia, el primer parque de diversiones que Walt Disney creó con el concepto de parque temático. 
Inconforme con lo que encontraba al llevar a sus hijas a parques de diversiones, Disney pensó en un innovador estilo que integrara diversión para personas de todas las edades. Así, el 17 de julio de 1955, en California, abrió las puertas a una nueva propuesta a la que ingresaron más de treinta mil personas, quienes agotaron la existencia de comida y bebidas; algunas atracciones mecánicas fallaron ante el asalto de la multitud y a causa de una fuga de gas fue cerrada una zona. La jornada pasó a la historia como el “Domingo negro”. Sin embargo, gran parte del público que presenció por televisión la apertura del parque, conducida por Art Linkletter, Bob Cummings y el entonces actor Ronald Reagan, decidieron visitar Disneylandia, espacio que recibió a cuatro millones de espectadores en su primer año de actividades. 
En 1964, Disney compró 122 kilómetros en Florida, cerca de Orlando, para construir el segundo parque. A su muerte el 15 de diciembre de 1966, su hermano Roy Disney prosiguió con el proyecto y el primero de octubre de 1971 fue abierto Magic Kingdom de Disney. Dos meses más tarde, Roy Disney falleció. 
El parque temático, que consiste en áreas con temas diferentes en ambientación, escenografía y personajes, adecuada cada una a épocas o mundos determinados, es en algunos casos el eje de centros turísticos que incluyen hoteles, restaurantes y tiendas de recuerdos, entre otros atractivos. Actualmente existen como parques temáticos los llamados Disneylandia en en Anaheim, Tokio y París. Como parque temático y centro turístico está Disney World. Su atracciones son similares a los anteriores, pero su dimensión es mayor y en una solo terreno incluye Magic Kingdom, EPCOT, los estudios MGM y Animal Kingdom; además de tres parques acuáticos más pequeños, cinco campos de golf, 20 hoteles, centros deportivos y centros nocturnos, entre otros entretenimientos. Además, incluye actividades educativas y programas especiales en los que estudiantes universitarios pueden ganar créditos mientras trabajan y viven en Disney World. (O.O.

Créditos 
Productor 
Kenneth Feld 

Director creativo y guionista 
Jerry Bilik 

Directora 
Patty Vincent 

Diseño de vestuario 
Scott Lane 

Diseño de producción 
John Arnone 

Coreografía 
Cindy Stuart 

Iluminación y diseño de proyecciones 
Peter Morse 

Dirección musical 
David Killinger 

Patinadores 
Igor Sinyutin 
Dora Vikar 
Lea Nightwalker 
Skyler Rodgers 
Josh Spicer 
Michael Kuluva 
Pia Airaksinen 
Shae Green 
Kristian Ryan 
Richard Stringer 
Y 46 patinadores más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.